Lo social como funcionalidad

Esto está cambiando. Y se puede ver cada vez en más y más sitios. Los negocios en Internet cada vez tienen un componente más parecido a los bares del 1.0, y el hecho de tener las mejores funcionalidades implementadas ya no es suficiente, algo que, en ocasiones, cortocircuita las mentes de los programadores. Ahora, además, necesitas que tus amigos también estén en ese mismo sitio, o la experiencia no es igual de divertida. Este micro-post de Martin Varsavsky es un ejemplo genial, que resume a la perfección lo que os estoy contando. Deja de usar un servicio objetivamente mejor, por otro, con menos prestaciones, pero en el que tiene ocasión de vivir y compartir la experiencia de uso con más amigos. Algo que, para mi, tiene todo el sentido del mundo (yo también uso Runkeeper…).

En la actualidad, un proyecto que nazca con intención de hacer algo online, ha de tener claras no sólo las acciones sociales a realizar, sino también cómo sacará partido de esas mismas interacciones, fomentándolas e intentando «contagiar» a los amigos de los amigos, consiguiendo con ello tracción de una forma más rápida, ya que el efecto arrastre que determinadas personas tienen en el grupo está bastante claro. Además de eso, hay que ser conscientes de que cada vez es más difícil separar lo online de lo offline para cierto segmento de población – la hiperconectada – y que aquellos proyectos que consiguen integrar en la vida digital las acciones de la vida «analógica» serán,  probablemente, las que mayor repercusión tengan. En parte esa podría ser parte de la explicación de por qué proyectos como Facebook, Tuenti o Twitter mueven masas, porque son capaces de hacer que lo digital sea una extensión de tu vida analógica….o incluso al revés, en algunos casos.

Por mi parte, aparte de en mi empresa, ando metido en dos proyectos más, ambos en fase de «validación de la idea«, y creo que en ambos, estos puntos son críticos. Más en uno que en el otro, pero ambos requieren pensar cómo integrar y facilitar esta vertiente social. Y no es que seamos nosotros, los involucrados en esos proyectos, especialmente avanzados ni supervisionarios, es que es tendencia inevitable, como decía al principio del post, y lo podemos confirmar viendo como ya, productos de masas, anuncian sus canales de facebook o de youtube en su packaging o en sus anuncios de la tele, o simplemente echando un vistazo a, por ejemplo, los proyectos finalistas de Le Web 2010, donde la vertiente social – con el añadido del foco en la movilidad en muchos casos – son el punto en común de muchos de ellos.

Y ahora vas, y lo compartes…. 😉

Paz !

Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

10 thoughts on “Lo social como funcionalidad

      1. @CalvoConBarba una pregunta, que gusta más al autor introducido en twitter, qué le retuiteen o que le citen con recomendación personal ?

      2. @CalvoConBarba y el botón de rtweet que tienes puesto en el blog saca la misma url corta que el que has tuiteado tu…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *