Monotemáticos vs poliédricos

Desde la irrupción de los Social Media entre nosotros, una de las recomendaciones que con más frecuencia se lanzan, dirigidas a las empresas, es que “tienen que humanizarse, y olvidar la retórica vacía habitual de sus comunicaciones“. Nada que objetar a esa recomendación. Me parece correcta. MUY correcta, de hecho. Lo que me llama más la atención es la creciente proliferación de personas que, con el respaldo o no de una – su – empresa detrás, irrumpen en medios sociales con la intención – declarada o no – de construir su propia marca personal, de “gurusizarse“, y posicionarse como profesional de referencia en algún campo (SEO, SEM, SMM, RRHH…), y cometen el mismo error que ellos mismos denuncian. Se convierten en vacíos, monotemáticos e ininteligibles repetidores de opiniones, reflexiones y posiciones ajenas, sin aportar nada propio a la receta. Ni un sólo toque personal, ni una sola opinión. Ningún contenido propio. Ni un sólo vestigio de vida, de hobbies, de placeres disfrutados, de amistades, de relaciones personales….. Nada. Pero nada de nada. Sólo enlaces y más enlaces, compartidos en su cuenta de twitter, en su facebook, y en todos los grupos y eventos de LinkedIn y de Xing – a los que invitan a todos sus contactos, sean de la ciudad que sean, como si los organizaran ellos – que se le ponen a tiro, en varios idiomas a poder ser, para demostrar que ellos, y sólo ellos, son los que tienen los mejores contactos del mundo mundial, los conocedores de La Verdad Universal, del Santo Grial del Community Manager, de La Piedra Filosofal del Social Media Strategist, de la gestión del talento 2.0, y de todo aquello que tenga un 2.0 detrás del nombre. Llueva o nieve. Truene o haga sol. Sepan o no sepan del tema en cuestión, eso da igual, lo importante es estar y parecer, no ser. 365 días al año. 12 meses del año. 24 horas al día. 7 días de la semana. Nochebuena, Nochevieja y Año Nuevo incluidos, como habéis podido comprobar la semana pasada.

Llamadme raro si queréis [no seréis los únicos, eso ya os lo anticipo, y en parte lo tengo asumido….], pero a mí ese enfoque me parece equivocado. Si eres una empresa, entiendo que “descanses” – o que bajes un poco el ritmo – los fines de semana o las fiestas como las Navidades (aunque si de verdad eres “social” y lo que vendes se usa y se comenta durante esas fechas te recomendaría que no lo hicieras…), y que “limites” tu contenido al propio de una empresa que se relaciona con sus clientes entorno a sus productos, pero si eres un profesional independiente, consultor, o Sr. Lobo, y te identificas como tal en la red, mi recomendación sería que te aplicaras tu propia medicina, y mostraras más caras que la puramente profesional (si es que hacer RT y “parir perlas” en Twitter se puede considerar profesional, claro está…) y dejaras la consultolabia de lado. Porque tendrás más caras no?

Como ya he dicho antes, igual es que soy raro, pero yo, cuando busco un colaborador, un socio, o incluso si ahora buscara un empleado para mi empresa (si, yo también soy un “one man army consulting“…), busco mucho más que conocimientos. Busco una PERSONA, con valores y actitudes, con inquietudes, con intereses, y experiencias variadas y enriquecedoras, ADEMAS de conocimientos de lo suyo. Y eso es lo que me engancha de las redes y creo que es uno de sus principales valores. Que puedo conocer a la persona detrás de esa opinión. Detrás de esa propuesta. De ese increible conocimiento. Puedo ver más caras que la meramente profesional. Puedo ver que no es un robot (salvo que ese robot sea @TwittBoy, en cuyo caso SIEMPRE es un placer leerle…) quien lanza esos mensajes a las redes. El genio que no sabe jugar en equipo, o el obsesivo que sólo sabe trabajar, no me gustan como compañeros de viaje. Lo he probado, y no me gusta. Al final, son problemas seguros. Al menos esa es mi experiencia. Como mucho me valen para una urgencia, o para un proyecto rápido, pero no para una colaboración continuada en el tiempo, porque no saben lo que es eso.

Así que ya lo sabes, por mi, puedes evitarte el contarme en twitter el día de Reyes cuáles son las 10 mejores cosas que compartir en la red, los 25 trucos para ganar followers, los 5 errores que no ha de cometer un Community Manager,los 3 mejores momentos de la semana para publicar en Facebook, o los 8 trucos para dar vida a mi perfil en LinkedIn. Porque ese día yo estaré abriendo regalos con mis sobrinos, o paseando a mis perros, o andando por el monte, o en la bici de montaña, o patinando un rato para recuperar mi rodilla y poder volver a salir a correr algún día y poder así prepararme para correr el maratón de NYC en 2013. O quizás esté tomandome un vino y unas tapas con mi chica. Porque yo si que tengo vida más allá de la red, amigüito*…… y te sugeriría que tú también la tuvieras, y que añadieras más caras a tu perfil, que no todo en la vida es trabajar. Get a life !! Be poliedric, my friend…

Paz !

* Antes de que algún talibán ortográfico lo diga, ya lo digo yo. Se que está mal escrito, pero la diéresis es voluntaria, aunque gramaticalmente sea incorrecta, y la pongo porque me mola más cómo suena cuando se pronuncia la u, amigüitos… 😉

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

17 thoughts on “Monotemáticos vs poliédricos

  1. Siempre es un placer encontrar tus rarezas 🙂 Coincido contigo en que los problemas o errores de la realidad se reproducen (o incluso multiplican) en lo digital. Por otro lado, si bien hay días en que ahoga la endogamia creo que no es tan grave el estado de tanto revolucionario metido a conservador. Por lo menos de momento! Un abrazo y feliz 2011.
    Mando

  2. Yo creo que la gente debe expresarse cuando sienta esa necesidad. Tanto en blogs como en redes sociales la comunicación debería ser espontánea y sincera. Al margen quedan las cuentas y blogs de las empresas con un claro fin comercial.
    Siempre he pensado que el estatus de profesionalidad te es otorgado por otros profesionales y que no puede uno coronarse de ninguna manera.
    También creo que muchos profesionales trabajan en la sombra, sin hacer ruido, y son el gran sustento de muchos de los grandes proyectos.
    En definitiva, hay que intentar ser el mejor profesional posible y luego, si te apetece, compartir y comunicar.

    Buen post. Saludos

  3. Bueno Lucas, una vez más veo que coincidir contigo se ha convertido en una costumbre.

    Hace meses, creo que fue Palmira Ríos, ya se advirtió de la saturación de mensajes de autopromoción de los gurús en los perfiles de redes sociales; de hecho creo que dijo algo así como “es como comer pan con pan”.

    Este tema lleva mucho tiempo preocupándome, porque reconozco que mi TL está invadido por el monotema, hasta tal punto que me he replanteado abandonar las redes a nivel profesional. ¿Una locura? No lo sé, sinceramente he llegado al punto de aburrirme y tener la sensación de perder el tiempo soberanamente… y ese no es el objetivo de estar ahí.

    Si yo no sé disfrutar de mis presencia en la red malamente ofreceré algo atractivo a los demás.

  4. Yo creo que debemos prevenirnos frente a todas las exageraciones. Humanizarse está bien, pero luego uno puede llegar al extremo de hablar de como le salieron ayer los camarones o, más típico, del último cabreo que ha cogido con un señor de Cuenca que los demás no conocemos de nada 🙂

  5. @Mando, no es tanto que “los errores de la realidad se reproduzcan (o incluso se multipliquen) en lo digital”, como que, en muchas ocasiones, “en casa del herrero, cuchara de palo”. Vamos, que muchos de los predicadores, no dejan de pecar en su propia casa… 🙂

    @Raffles, cuenta, cuenta !!

    @DateElPiro, sin duda, hay mucha gente muy buena haciendo muchas cosas muy bien hechas, afortunadamente !!

    @aarenos, no lo dejes !! simplemente selecciona a quien sigues. Elimina el humo, quédate sólo con las brasas…

    @Miguel, sin duda. Aquí, como en casi todo, el punto medio suele ser un buen punto de partida…

  6. Muy bueno el post. Todos los extremos son malos, desde el caso que tú explicas hasta el contrario, que explica cada detalle intrascendente. Un poco de cada es un buen punto de partida, dando prioridad a quello que de verdad nos interesa, no a lo que creemos que “quedará bien”

  7. @Merche, exacto, algo similar comentaba también @Luis y te digo como a él, que aquí, como en casi todo, el punto medio suele ser un buen punto de partida… En definitiva, como en alguna otra ocasión hemos comentado, todo depende de los OBJETIVOS que cada uno tenga en su aventura por las redes. En función de ellos será como debermos actuar, aunque sin perder de vista que por aquí, la conversación y ese “toque humano” son algunos de los puntos fundamentales a tener en cuenta…

  8. Será que yo también soy raro, pero me ha parecido un post con mucho sentido (común y de los otros).
    Te he conocido a través de Yoriento. Creo que te seguiré.
    Muchas gracias.

  9. Me ha gustado leerte, no me he marchado a la mitad. Lo cierto es que en la red como en la calle nos comportamos como somos. (o acabamos pensando como nos comportamos). Es necesario humanizarse en general, las personas que mas pendientes estamos de la web, ¿que buscamos? ¿Cuanto tiempo mantenemos el interés en uno de esos post de refritos poco originales e interminables donde el gurú de turno está exhibiendo sus conocimientos? Yo os leo para estar al día en general, y cuando encuentro algo genuino me detengo. Gracias guapetón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *