Conéctate para conectar

Hace unos meses, circuló por las redes un video de una compañía telefónica Thailandesa en el que hablaba precisamente de lo contrario, de “desconectar para conectar“. Un vídeo dirigido a quienes, por estar continuamente “dentro” de las Redes Sociales, están dejando de percibir lo que ocurre alrededor suyo, y se dedican todo el día a comentar, opinar, distribuir (rara vez crear…) contenido, da igual el dia (de la semana…o del año!!) que sea. Un muy buen video, que si no has visto, te recomiendo que veas ahora. Es sólo un momento. Aquí lo tienes.

httpv://www.youtube.com/watch?v=7ae0tzVo8Fw

Yo estoy de acuerdo con el vídeo….si eres una persona. Pero qué pasa si hablamos de empresas o marcas? Que creo que es justamente al revés. Creo que en los últimos años la ambición (a.k.a. avaricia…) ha sido lo que ha dirigido en demasiadas ocasiones los destinos de las empresas / marcas, y ésto ha hecho que, en muchos casos, exista una gran distancia entre las marcas y sus consumidores. En tiempos de bonanza económica, todo eso lo podíamos “tolerar“, y seguíamos consumiendo, pero cuando los tiempos han cambiado, se ha frenado el consumo, se ha ralentizado el gasto, y como muchas marcas no tenían ni unos valores claros, ni una conexión emocional con su público… han visto su terreno invadido por marcas más emocionales, o sencillamente más económicas, mientras ellas dan vueltas, desorientadas, asustadas y sin saber muy bien qué hacer.

Y de repente, alguien les habla de las Redes Sociales, les dice que ahora sus clientes están allí, que su competencia está allí, y que ellos “TIENEN” que entrar. Y claro, como un yonki con el mono, se meten a saco. A ver si pillan. Lo que sea, da igual, con tal de que me quite este mono que me está matando. Con tal de facturar, vamos, que la cosa está muy malita. Y entran con la misma mentalidad con la que antes hacían tele. Con el mismo espíritu con el que antes se anunciaban a página completa en los periódicos. Con el mismo mensaje con el que antes aparecían en las radios. Pero sin creatividad, sin estrategia, y sin recursos. Sólo con ese “porque yo lo valgo“, ese “si no me compras estás out“. Lanzan “su verdad” y a esperar la cosecha. Porque encima esperan que nosotros, los usuarios, lo dejemos todo y volvamos a caer en sus brazos, como hijos pródigos… en cuanto veamos que tienen página en FB y cuenta en TW…

Pues no, “amigüitos“, no, me da que eso no es así. Las redes, en gran parte, han nacido por la necesidad de las personas de re-conectar, de estar al día de lo que ocurre en nuestro entorno, de saber que a nuestros amigos les va bien, de estar cerca de quienes nos interesan. Y las marcas, normalmente, no entran en esa categoría. Es más, si me apuras, posiblemente la ausencia de mensajes publicitarios interrumpiendo las conversaciones sea uno de los puntos fuertes de las Redes. Y si las marcas no son conscientes de eso (o quien les aconseja en este camino no se esfuerza en explicarles eso con la misma intensidad con la que les explica que “TIENEN” que estar…), estamos corriendo el riesgo de acabar corriendo en tierra quemada. En mi opinión, una empresa ha de entrar en este mundo en “modo invitado“, no en “modo protagonista“. Ha de empezar dando, y no pidiendo. Ha de tener claro cuál es su objetivo. Y uno de los principales, invariablemente, debe ser volver a conectar con su público. Conectar para conectar. Conectar para interactuar. Conectar para escuchar y para contestar. Conectar para hu-ma-ni-zar-se. Para desprenderse de esa aureola de ente etéreo e inalcanzable, y volver a demostrarme que te importo, y que SABES lo que me hace falta….porque estamos juntos en ésto. Quizás entonces vuelva a hablar de ti. Quizás entonces vuelva a hablar contigo. Quizás entonces vuelvas a aparecer en mis quinielas. En mi lista de la compra…

En definitiva, como bien decía el Manifiesto Cluetrain hace ya unos cuantos años, baja de tu estrado, ponte a mi altura, y háblame. Pero hazlo en un lenguaje que pueda entender, porque si no… me iré.

Y esto puede aplicarse a empresas, a marcas….pero también a ciudades, a políticos, a “personalidades“, al famoseo…. vamos, a todos los “subiditos” que nos rodean, que no son pocos.

Paz !

PS.- Os recomiendo echéis un vistazo a este artículo de marketingdirecto.com, en el que desvelan los resultado de un estudio de A.T. Kearney sobre cómo se comportan las empresas en Facebook, y en el que la principal conclusión es que las empresas lo utilizan como un canal de una sóla dirección…. y que las empresas tienen MIEDO a la interacción con el público, y a perder el control. ¿Será que no son exactamente como dicen que son…?

Lucas
Más de mi en

Lucas

En mi DNI pone que me llamo Lucas, aunque en Internet se me conoce más como CalvoConBarba (por razones obvias, como puedes ver en la foto). Trabajo en mi propia empresa como consultor freelance, ayudando a empresas y marcas a mejorar sus mensajes y procesos, para (re)conectar con sus clientes en los nuevos entornos sociales. También imparto formación de Marketing, Comunicación y Social Media, y de vez en cuando me podrás ver encima de un escenario de presentador, ponente, o moderador de alguna mesa redonda en algún evento de esos sectores...
Lucas
Más de mi en

5 thoughts on “Conéctate para conectar

  1. Bien dicho! Segun todas las escuelas de negocios y el sentido comun, lo primero es escuchar a tu cliente, una y otra vez, hasta que sepas qué necesita. En lugar de ofrecerle lo que tienes y esperar que te lo compren si o si.
    Es la orientación al cliente frente a la orientación al producto y creo que resume muy bien lo que a muchas empresas les está pasando en las redes sociales.

  2. Hola Lucas:

    Otra vez tienes razón. Comparto tu opinión expresada aquí… ¡Lo que no entiendo es como un tío sensato como tú ande en Harley Davidson! En fin, cosas de la vida…

    Paz,

    Paul

  3. @Paul, como dice uno de los parches que muchos llevan en sus chalecos: “If I have to explain it…you wouldn’t understand it”. Si voy en Harley es porque… bueno, lo dejo, que no me vas a entender.. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *