La principal brecha de seguridad… eres tú !!

Estos días está siendo noticia el supuesto bug de FB que ha hecho que muchos mensajes “privados” de hace unos años salieran a la luz en nuestros muros, y que luego se ha confirmado que no fue tal, o el supuesto artículo de la prensa alemana que ha volado en las redes y que luego se comprobó que no era verdad. (#YoConfieso que difundí ambos… :S) Hace no mucho lo que saltó a la fama fue el video de la concejal, o las fotos de alguna actriz. Este fin de semana una amiga mia me contaba que le preocupaban sus hijas en las Redes, que no sabía muy bien qué postura tomar… Vamos, que los temas de privacidad, seguridad de la información y malos usos parecen cada vez más críticos, tanto para personas como para instituciones.

Lo que pasa es que es muy cómoda la postura de echar la culpa a la tecnología, a los bugs, a los fallos de seguridad de las apps. Pero la realidad es que si existen problemas, el primer – y principal – culpable somos nosotros mismos. Si no quieres que algo que haces se sepa… plantéate primero si quizás no lo deberías hacer !!. Si algo que vas diciendo por ahí no quieres que se sepa… planteáte primero si quizás no lo deberías decir !! Me encantó este tweet que lanzó Inma cuando se publicó el bug.

Cada vez somos más rápidos en redifundir según qué informaciones sin pararnos a comprobar la veracidad de las mismas. Cada vez “vivimos” más EN las redes. Cada vez autorizamos a más aplicaciones el acceso a nuestras redes, utilizamos distintas apps para usar diferentes servicios (cuántas apps tienes configuradas para twitter, por ejemplo? Yo unas cuantas, y TODAS tienen acceso a mis DMs…), y cada vez compartimos más datos sensibles en abierto. ¿por ignorancia? ¿por imprudencia? ¿por un cambio de valores? No lo se. Y ojo, que yo soy el primero que lo hace !! Pero hay unos límites !! Y si nos los saltamos sin pensar, o sin leer las condiciones del servicio, luego no deberíamos lamentarnos de las consecuencias. Ejemplos de usos “pervertidos” de la información que compartimos hay unos cuantos. Ya es vieja la web PleaseRobMe.com (Por Favor Róbame), que combinaba twitter y Foursquare para avisar a los ladrones de que NO estábamos en casa y podían ir a robar tranquilos. Hace nada desde Febelfin (la asociación Belga de entidades financieras), y dentro de su campaña Safe Internet Banking, han lanzado un video para volver a llamar atención sobre los riesgos de una sobreexposición de nuestras vidas, especialmente de datos “sensibles“…

httpv://youtu.be/F7pYHN9iC9I

La próxima vez que le vayas a dar al Send, salvo que sea para compartir este post, igual debías pararte a pensar un momento. Vosotros mismos !!

Por cierto, aunque diga 4sq que yo no esté en casa, hay un par de perros (y uno de ellos es un Rottwailer) que si que están. Por si alguien pensaba pasarse sin avisar…

Paz !!

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

5 thoughts on “La principal brecha de seguridad… eres tú !!

  1. Muy buenas Lucas. En mi opinión, muchas de las cosas que ocurren en este contexto ocurren por tres factoreas: el fenómeno de la “extimidad”, el desconocimiento del funcionamiento de algunas apps y la inmediatez y ritmo vertiginoso con el que se mueven los medios digitales.

    Ahora bien, una vez dicho esto, y estando de acuerdo con el fondo del artículo, debo decir que parte de culpa sí pueden tenerla algunas plataformas. En el caso de Facebook, y casi desde que comencé a usarlo, me ha parecido siempre muy poco amigable su configuración de la privacidad (y eso que ha mejorado), y en otros medios pasa tres cuartos de lo mismo. Está claro que Zuckerberg plantea “por defecto” que todo sea público, eso ya lo sabemos. Por cierto, puedo asegurarte que en mi caso sí que había mensajes privados en mi biografía, los estuve revisando y había conversaciones que recordaba perfectamente de mensajes privados.

    Saludos Lucas!

    1. Aparentemente no eran mensajes privados, eran mensajes que otra persona habia dejado en tu muro, pero no un “facebook message” o “facebook mail”. Lo que pasa es que ahora, al haberse implementado el Timeline de manera obligatoria a todo el mundo, son más fáciles de ver y encontrar.

  2. Solo paso para decir: “Hala, me has sacado en tu post!!!! Qué iluuuuuuuuu, con lo fan que ya sabes que soy!”.
    Y ya, porque, ya sabes, para variar estoy de acuerdo en todo 😉

    Gracias, salao!
    Besos

  3. Buenas tardes Lucas:
    Muy interesante tu artículo, no todo el mundo hace examen de conciencia reconociendo la propia responsabilidad, es más cómodo siempre culpar a los demás y eso incluye este tema.
    Nombras el mediático caso del video de la concejala, mira que fue debatido y polémico, la cantidad de gente de uno y otro signo que la apoyó y defendió y yo personalmente en tan solo pensaba: “de acuerdo no debe dimitir por el video, pero debería dimitir por tonta, tonta de remate….”
    No puedo estar más de acuerdo contigo, en definitiva.
    Saludos!

    1. En ese tema en concreto no puedo opinar mucho, ya que aún no tengo claro qué es lo que pasó, y no se si fue un robo o una imprudencia, pero si que es importante el hacer ver a las nuevas generaciones que en cuanto “algo” (texto, imágen, audio…) es colgado en la red, se le “pierde el control”. Las empresas lo están aprendiendo a las malas, teniendo que sufrir pantallazos de sus cagadas, que son muchas. No mola cuando eso le pasa, o le puede pasar, a una cria de 15 años o a un chaval de 14 por imprudentes.

      Aunque también te digo que según qué imágenes (con botellones, o en discotecas desfasando y similar) dejarán de ser “comprometidas” en unos años, cuando TODOS tengan una de ese estilo en algún servidor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *