Marca Personal = Marca + Personal

La Marca Personal es la mezcla de la Marca y la PersonaA fuerza de usar – y prostituir – el término Marca Personal, lo estamos incluyendo, creo yo, en una – si, otra más, junto a las del Social Media, el Coaching, los GinTonics y las hamburguesas… – burbuja de dimensiones colosales. Ahora todo es Marca Personal. O Personal Branding si eres cool. Y si bien es cierto que todo lo que hacemos, y lo que dejamos de hacer, contribuye en la creación de nuestra Marca Personal, parece que olvidamos que el cómo hacemos lo que hacemos (estemos trabajando o no) es lo que realmente se convierte en elemento diferenciador. Y no, no se trata de hacer mucho, sino de hacerlo bien. Y eso hay gente que aún no lo pilla, y siguen actuando “a granel“. Muchos tuits, muchos posts, muchos facebook updates, muchas actualizaciones en las muchas redes en las que está presente, muchos contactos zombies en Linkedin, muchas tarjetas entregadas – que no intercambiadas –  en los muchos networkings a los que va. En definitiva, mucho mucho de mucho. Pero ¿algo bueno? ¿algo propio? ¿algo de calidad? ¿algo que haga que tu marca sea única, memorable, especial? A ver si con tus acciones no estaremos pasando de Marca Personal, a Personal Genérico, que no es lo mismo…

Obviamente, la visibilidad es algo bueno. Es algo que aporta y construye, siempre y cuando lo que nos la de sea algo positivo. Pero ha de ser apoyada y soportada por la capacidad. No vale de nada un alto y hueco castillo de naipes. Al primer soplo se caerá. Y todo el tiempo invertido habrá sido en vano.

Para conseguir algo consistente deberías seguir las siguientes fases:

Define tus “drivers: Por qué quieres ser reconocido/recordado? En qué eres especial? En lo que dices? en lo que haces? en cómo lo haces? Ahora trabaja en merecer ser reconocido/recordado. Gánatelo !!

Diferénciate: No estás sólo en el mundo. Posiblemente en tu campo de conocimiento – y no te digo nada como hayas escogido Social Media… – hay más gente, de forma que más te vale hacer algo distinto a lo que hacen los demás si quieres llegar a algún sitio distinto que el cajón de los genéricos. Ah! y salvo que en el punto anterior te hayas definido como el punto de referencia de toda la info del sector, deja de retuitear LO MISMO que los otros 10M de personas que están en tu mismo campo. Es mucho más interesante trabajar en ser el retuiteado que en ser el retuiteador…

Se constante y consistente: Si has decidido que tu campo es la cria de golondrinas, y que además todo lo que hagas tendrá un toque de humor característico, preocupate de aportar temas relacionados a eso, y de no mezclar noticias divertidas de golondrinas con otras sobre burros tristes. No despistes a tu audiencia, que bastantes lios en la cabeza tiene ya.

Conecta con tu audiencia. Aporta un toque emocional, un toque personal, que permita crear esa conexión. Y ahí entramos en la verdadera potencia del 2.0 para este campo, en mi opinión. En esa capacidad de aportar matices que enriquezcan tu marca. Porque estamos hablando de marca PERSONAL, ésto es, de la que se construye juntando tus valores, capacidades, aptitudes y actitudes profesionales, con tus valores, capacidades, aptitudes y actitudes COMO PERSONA. No tener en cuenta este aspecto hará que, en el mejor de los casos, te acabes convirtiendo en una Marca. Que no está nada mal, no me malinterpretes! Pero “sólo” serás eso. Una Marca. Un logo. Un nombre recordado y asociado a un desempeño. Así, a secas. Pero serás tan frío como cualquier otra marca del mercado.

Ayer se cruzaba por mi TL (gracias a un RT de @JaviMonsalupe) este tweet que creo que lo resumía bastante bien

 No os parece que acierta de pleno? Seguramente algún experto – pero que sea de los de verdad, por favor, como Andrés Ortega (@MarcaPersonal), no de los de humo – no estará de acuerdo con ésto, y reclamará la seriedad del concepto, e incluso puede que pretenda circunscribir el alcance de la Marca Personal únicamente al ámbito laboral, pero es que yo soy un firme defensor de que las personas podemos ser marcas, pero las marcas nunca podrán ser personas, y creo que ese es el punto clave de diferenciación que tenemos las personas. Además, esa cercanía, esa “humanización” – aunque en este caso sea un término redundante – cuando está bien gestionada, te “da puntos“, y facilita esa conexión que comentábamos antes. No sólo eso, piensa que con una persona seremos más proclives a colaborar con ella o incluso a perdonar un fallo, ya que seremos capaces de ponernos en su lugar cuando ocurra, mientras que a un logotipo – o a una marca fría – le perdonaremos mucho menos. O para qué te creías que hacían las empresas los viajes de incentivo?

Ojo! ésto no quiere decir que ahora empecéis a compartir estados sensibleros en facebook, fotos de gatitos, cadenas que eviten el hambre en Africa y demás perlas del catálogo habitual. Quiere decir que seais vosotros mismos, sin fingir ser lo que no sois. Que podéis compartir algo más que el último post publicado en el blog de referencia del sector. Y que no llevar “uniforme” (aka corbata y traje), tener vida más allá del trabajo, hacer deporte, llevar pendiente o algún tattoo, montar en moto o disfrutar de la buena mesa, y mostrarlo, no son en ningún caso elementos que os hagan menos profesionales. Y si quien os lee piensa que si que lo son, mejor que os conozca cómo sois antes de contrataros/colaborar, que si no, luego, todo son problemas. Os habla la voz de la experiencia… 😉

Paz !

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

25 thoughts on “Marca Personal = Marca + Personal

  1. Muy bueno Señor. La verdad es que tratamos de pensar que creamos y no es cierto a mi entender. Son los mismos conceptos con distintas herramientas en distintas épocas. Hablando de este tema la marca personal no es más que el PRESTIGIO de toda la vida. Aquello que la gente ve de ti. De ahí que, en ocasiones, cuando sigues a personas e interactuas con ellos llegas a conocerlos dado que tras seguir su blog (si lo tienen) ves sus tweets y su “caralibro” como tu lo defines, piensas este es un pesado sin coherencia en las redes y en la vida real es un PLASTA.

    1. Eso es Juan Carlos, a eso me refería. NO es suficiente parapetarnos tras cientos de tweets ajenos, slideshares y contactos en Linkedin. Eso NO es construir marca personal. Eso es tejer con hilos de seda, que al menor soplido se romperá. Una Marca es mucho más, y si queremos que sea Personal, deberemos aportarle elementos personales. Diría que es de cajón, pero a la vista de lo que hay por ahí no lo tengo tan claro…

      Gracias por pasar por aquí y comentar !!

  2. Muy buen artículo! Estos conceptos son los que se deberían de empezar a transmitir en formaciones y estudios y no los típicos de “diez cosas para ser el mega community manager del mes”.
    En mi opinión, hoy en día estamos adoleciendo de una grave falta de cultura en este sentido dentro del sector del Marketing. Si los “profesionales” no controlan esto, imagínate las marcas o empresas que confían su imagen en las redes a alguien que: tiene muchos amigos en Linkedin y solamente añade contactos (debe ser adictivo porque sólo hacen eso sin parar y sin sentido), tiene cuenta de TW pero solo tuitea cosas que ve a otros (y sin mencionar) y tiene cuentas en todas las redes posibles “por si acaso”. Eso luego se traslada de lo personal a lo profesional y así le va a algunas marcas.

  3. Buena reflexión, Lucas.

    Me quedo con “las personas podemos ser marcas, pero las marcas nunca podrán ser personas”. Se trata de ser relevante, de dejar huella y eso, como marca corporativa, es complicado. Cuando hablo con una persona, conozco su historia, sus momentos difíciles y como los superó, es más probable que conecte con esa persona porque me interese por su historia y sus habilidades.

    Una marca corporativa intenta ser siempre perfecta, deja de ser humana. En cambio, los profesionales que trabajan para ella, les pones cara, los conoces en algún evento y te cuentan como superaron aquella campaña o aquel problema,… para mi, eso es lo que marca la diferencia: Ser humano para llegar a ser relevante.

    Hay una frase absurda que siempre utilizo en un contexto de humor, pero que viene al caso: “Todos somos diferentes, menos yo” Y es que, si todos intentamos ser diferentes, ser perfectos, compartir solo errores como “Mi mayor error es exigirme demasiado” al final tendemos a ser todos iguales y en la economía de la infoxicación es difícil sobresalir así.

    Gracias por tu post!! Un abrazo

  4. Ya, pero te aseguro que entre un curso de “Herramientas para CM” y una charla-debate-mesa redonda de estos temas algo más conceptuales, la que lo peta es la primera. Y luego, pues eso, a la primera gota fría, ay mama, ay mama, ay mama…

  5. Ahí le has dao, Lucas. Parece que las Herramientas de CM es lo más importante y no hacer una marca coherente y relevante que trascienda de los medios sociales, que al final es ese el objetivo de una marca, no?

  6. Cuando como en mi caso tu empresa de nueva creación se apoya en tu marca profesional/personal, entonces te toca decidir arrancar desde cero o como yo arrancar desde @Carmen _Martin. Ahora mi nombre está unido a mi empresa y son muchos los que me llaman Carmen e-cléctica. Mantengo una cuenta de la empresa con baja actividad pero mi fuerte está en lo que comparto y desde hace unos meses bajo #Consejo2_0 Muy buen artículo que me servirá para una charla del sábado. 🙂

  7. Amén.
    No cambio ni una coma de tu post. La Marca Personal es la huella que dejamos las personas en otras personas. El Branding Personal es la gestión de ese proceso de dejar una huella. Y no puede separarse lo personal de lo profesional porque como decía aquel anuncio contra la droga, “todo lo que hacemos cuenta”.
    De los “expertos” que comentas, los peores son los que no se han enterado de nada y creen que la Marca Personal es algo que existe gracias a dospuntocerolandia. Pero como dice Juan Carlos Sanjuan, la Marca Personal o más bien la reputación es el prestigio de toda la vida. Y el Branding Personal es el plan que diseñas para que eso suceda sin sobresaltos.
    Un abrazo y gracias de nuevo por aclarar conceptos.

    1. Estamos cambiando el orden de los factores, y en este caso SI que afecta al producto resultante. Es absurdo construir una red, una presencia, un escaparate en definitiva, si no tienes clara cual es la “mercancía” que vas a poner a la venta. Y lo malo es que cada vez abunda más ese planteamiento.

      Y me temo que la culpa es, en parte, de que hay quien se está dejando aconsejar por quien no sabe. Por quien, precisamente, comete esos mismos errores de base. Y así queda luego el centro comercial…

  8. Curiosamente la semana pasada me hicieron una entrevista para un podcast y una de las preguntas lanzadas por twitter era algo así como: “en RRSS tienes muy buen rollo, eres igual en persona??”, me sorprendió, será que mi gemelo Sarganman es otro O_o. La gente aprovecha tanto las marcas como los avatares y las RRSS para poder “crear” la vida que quisieran tener porque no les gusta la que tiene, Yo elegí la línea sargantanera dado que es el nombre de mi local, de mi sueño y a día de hoy de mi filosofía vital, cree el entorno de Sargantana con muy buen rollo, pero simple y llanamente porque yo soy yo y soy el mismo que tuitea y que bebe cerveza en un bar o disfruta de un concierto de Los Marea, creoq ue debemos de ser francos, honestos y sinceros porque en las RRSS o fuera de ellas, antes se pilla aun mentiroso que a un cojo ;).
    Enhorabuena por el post Lucas 🙂

    1. Probablemente, el mero hecho de que te lo plantearan, da idea de que la gente sigue viviendo en modo esquizofrénico, pretendiendo en unos sitios ser una cosa, cuando luego no es así. Y creo que deberíamos cambiar eso. Si eres un capullo, eres un capullo. Tengas o no tengas twitter. El hecho de tener twitter sólo hará que seas un capullo con twitter, pero no te convertirá en un tipo encantador. Y si la “fachada” que construyes en las redes es la de un tipo encantador… el día que “desvirtualice” a alguien el bofetón de realidad va a ser brutal.

      Creo que es mucho más sano, honesto e incluso rentable, el adoptar la actitud que tu adoptas, mostrándote como eres, con tus cosas, tus filias, tus fobias, en lugar de “parapetándote” tras un ajqueroso muro de corrección política. Pero claro, yo tampoco destaco precisamente por ser políticamente correcto, o sea que no me hagas mucho caso… 😉

  9. Como viene siendo habitual, vuelve éste a ser un post donde hace que muchos nos veamos el ombligo… Con todo lo bueno que es tener esa dosis de autocrítica para seguir mejorando, dosis que siempre consideré que no disfrutan aquellos con un ego
    excesivamente alto (si soy tan maravilloso, ¡para qué voy a mejorar!)
    Creo que en determinado momento (o al menos yo así lo viví), fuimos bombardeados y leímos mucho sobre lo importante que era dar una imagen “políticamente correcta” en la red, sobre todo en ámbitos profesionales, privándonos en muchos casos de partes de nuestra esencia que parecían no aportar nada a nuestra Marca Personal.
    De este modo renuncié a mostrar mi pasión por el baile (tanto de salón, como tradicional), mi gusto por las embarcaciones tradicionales de Galicia (tú tienes tu Harley, yo mi veneración por embarcaciones de madera que otrora llenaban nuestras rías… :-)), en un acto de “autonegación” o “autoencubrimiento” que no me ayudaba a ser yo mismo, hasta que decidí mandar todo al cuerno y ser yo (desde entonces cuando actúo tuiteo mis actuaciones, las fotos de las concentraciones de embarcciones a las que voy… y me siento realmente MÁS YO).
    En el único campo en el que discrepo es en esa necesidad de aportar constantemente (a las redes en concreto me remito), pareciendo que el ser retuiteador sea algo falto de valor.
    Esto último lo comparo con el incesante martilleo que escuchamos hoy, de que “hay que ser un emprendedor”, aún cuando mucha gente no tiene ese perfil… y yo no lo considero algo negativo. Al ser retuiteador lo que pretendemos es dar a conocer a nuestros seguidores noticias con las que muchas veces nos tropezamos y que consideramos que pueden ser interés para muchos de ellos (siempre es mejor eso que no hacer el falso retuiteo, que a mi opinión es citar el tuit, con la mediación de por quién se conoce; esto para mí es ruín y pobre, porque es pretender colgar una medalla que no es propia).
    Por decirlo de un modo “divino”: muchos no nacen para Mesías, pero son unos excelentes apóstoles 🙂
    Aún siendo la persona más corriente del mucho podemos ser únicos, por lo que me gustaría ilustrar esta idea con este tuit que retuiteé cuando me lo tropecé:

    https://twitter.com/PabloCarvaTorre/status/258198431443595264

    Gracias por seguir haciendo que nos veamos el ombligo con posts como éste!!! 🙂
    Un saludo Lucas

    1. Y probablemente, haciéndolo así, ahora tu Marca Personal será más rica que antes, ya que le aporta unos matices únicos y propios que otros profesionales no tienen. Y eso es lo que, en mi opinión, enriquece.

      Lo de los RTS, igual es que no me he explicado bien. En si mismo por supuesto que no son nada malo, válgame el cielo !! Lo que es mala es la actitud de algunos que deben de vivir EN twitter, pendientes de todo y de todos, con la OBSESION de RTearlo todo, casi diría que como forma de vida. Y eso si que me parece malo. Triste. Patético. El compartir elementos que te gusten y que creas pueden ser de interés es fantástico !! Con medida, como todo en la vida, eso si…

      Gracias por pasar y comentar !!

  10. No me dedico al marketing así que no puedo opinar de una manera profesional, sólo decirte que todo lo que escribes en este blog lo entiendo estupendamente, lo que tiene mucho mérito por tu parte ya que como te digo soy profana en estos temas. te sigo en twitter y sigo tus post porque me gusta leer de todo los temas y nunca es tarde para aprender, así que aunque yo poco o nada pueda aportarte gracias por tu claridad a la hora de escribir, haces más fácil las cosas a los demás. Además me encanta Juanito y sus fotos de Instagram.
    Un saludo ah! y felíz cumpleaños

  11. Lo has “clavao” Lucas.
    Todas las personas, al final, somos marca y así nos perciben los demás. No puedo añadir más puntos.

    Y siguiendo con el símil divino de Emilio, añado: por FB los conoceréis y por TW los amaréis/odiaréis.

    Más Paz!

  12. Toda la vida creyendo que “marca personal” era ir duchado y afeitado a los eventos y me llega la nube de guruses a decir otra cosa…
    Bueno, “la cabra” de la marca personal es como la de la gestión del talento. Vamos a ver, si soy buen profesional, mientras yo sea educado, siga una línea y sepa que me estoy moviendo por canales de comunicación y estoy interactuando, comunicando, voy a transmitir una imagen de marca. Si transmito una imagen errónea (por ejemplo, muy profesional en redes, sin vida privada, etc.) parezco un armario. No transmito “persona”. Pero si me paso transmitiendo “persona”, la gente puede pensar que soy un bufón. ¿por qué no utilizamos las redes como utilizamos “Real Life Inc.”? De 9 a 5 soy el tío profesional, que a veces bromea con sus colegas de curro, pero el resto de tiempo soy el tío que le gustan las series de zombis, los libros de autoayuda o jugar al paintball. Que no es tan difícil, ni hace falta que nos vendan cursos de 1.000 laureles.

    1. Pues si confundimos higiene con Marca Personal, entonces el problema es más grave de lo que parecía, y quizás si que vengan bien esos cursos que comentas…

      Y en cuanto a lo que planteas, yo francamente no se diferenciar en “profesional” de 9 a 5 y “¿no profesional?” el resto. Me resulta lo más cercano a la esquizofrenia que puedo imaginar. Yo “soy”, y ese “ser” acaba siendo mi marca, una vez que la junto con mis conocimientos y habilidades, esté trabajando o tomando una cerveza.

  13. Has dado en el clavo, me quedo con esta frase: “las personas podemos ser marcas, pero las marcas nunca podrán ser personas”

    Y es que olvidamos la parte más bonita e importante de la marca personal: humanizar una marca. Es importante mostrar tal como somos, la picardía, el humor y aportar algo más que cosas relacionadas a nuestro trabajo es tan fundamental como la existencia del propio blog.

  14. Me ha encantado esta frase de tu post: “las personas podemos ser marcas, pero las marcas nunca podrán ser personas”. De hecho leer tu post, me ha hecho reflexionar y la reflexión me ha dado para un post. Gracias 🙂

  15. Me alegro que a los dos os haya gustado la frase. La repito con bastante frecuencia, pero creo que resume bastante bien lo que estaba contando en el post, así que también la metí… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *