De Facebook, Newsletters y el compromiso

Salta, oveja, salta !!Seguimos viviendo paradojas curiosas (y peligrosas). No se si porque quien tiene la ocasión de aclarar términos – o sea nosotros, agencias, consultores y demás fauna – no lo hacemos bien, o si porque quien escucha esas explicaciones interpreta lo que quiere, en lugar de atender a lo que se le dice. El hecho es que seguimos, todos, algo perdidos, diría yo, sin darnos cuenta de que nuestro sendero bordea un precipicio.

Nuestros clientes, las marcas, las empresas, quieren “reconectar” con sus clientes, o al menos eso nos dicen.Van interiorizando que la conversación, el conocer e interacturar con sus mercados, el habilitar canales bidireccionales, es algo que podría tener cierta importancia en estos tiempos, y que les podría ayudar a conseguir sus objetivos de negocio. Hasta ahí vamos bien. El problema viene cuando esa voluntad se cruza con sus capacidades, sus disponibilidades o su voluntad de esfuerzo. Ahí ya, en ocasiones, se tuerce el tema.

Si a alguien que viene con esa voluntad declarada de conexión le hablas de tener una newsletter en la que ir comunicandose con su base de datos de clientes actuales, lo fácil es que, y especialmente en el caso de pequeñas y medianas empresas, la respuesta sea un no doble:

    1. No tengo una base de datos.
    2. No se qué poner en una newsletter.

Y además les parece una esclavitud, una obligación que no creen estar capacitados a saber cumplir, aunque su frecuencia sea quincenal, o incluso mensual, y les parece más un problema que una oportunidad. En cambio a tener una página en Facebook saltan alegremente como ovejitas inconscientes siguiendo el rebaño. ¿¿Por qué?? ¿¿Tan mal nos estamos explicando??

Parece que no nos enteramos, o que no nos queremos enterar, y claro, luego ves lo que ves. Mucho buenos días. Mucha pregunta tonta. Mucha espuma de relleno. Todo amparado en la conversación y esas hierbas…

Muy rápidamente, y sin intención de pontificar, que cada uno es muy libre de hacer con su vida y su empresa lo que le parezca, pero, si por un momento te pones en la piel de ese cliente final al que quieres fidelizar, qué te hace falta A TI para conversar? Yo diría que:

    • Tener un interlocutor claro
    • Que ese interlocutor, su personalidad, sea interesante a TUS ojos
    • Que sepa mantener una conversación
    • Que esté disponible cuando TU quieras entablar una conversación
    • Que tenga temas de conversación que A TI te interesen
    • No tener que ir SIEMPRE a buscarle, sino que también se pase él por tu casa u otros lugares que frecuentes, a empezar conversaciones

¿Estamos de acuerdo? ¿Y no te parece que cumplir con todo eso supone un compromiso mayor que el de mandar una newsletter mensual a un listado de gente que YA son clientes tuyos o que han dicho que les gustaría serlo? A mi si que me lo parece.

No se, pero creo que, si no te ves preparado para hacer una comunicación quincenal o mensual de temas interesantes, que TUS clientes encuentren interesantes, que sea una mezcla de promoción y contenido, y que sea ameno de leer, les haga sentir importantes, cuidados y queridos por ti… quizás deberías plantearte que tampoco estás preparado para tener una página en facebook, donde la comunicación es diaria. Básicamente, porque no estás preparado para asumir ese compromiso. Y sin tu compromiso, te aseguro que el de tus clientes, el tan buscado “engagement” nunca llegará

Paz !

PD.- Ah, y un objetivo de una página en FB también podría ser el de generar esa base de datos de clientes y potenciales a los que mandar nuestra newsletter, o el de construir audiencia para nuestro blog. Ahí lo dejo…

Fuente de la imágen: Behance
Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

13 thoughts on “De Facebook, Newsletters y el compromiso

  1. Mi opinión personal es que los usuarios de las redes sociales en general, y de Facebook en particular somos bastante “vagos”; me explico, no nos gusta tener que abandonar la página para ir a leer una newsletter. Además, creo que visualmente resulta más atractiva una Fan Page, por lo que las empresas o anunciantes pensarán “si Mahoma no va a la montaña…”

    1. Eso está fuera de discusión. Si lo que empieza en FB acaba en FB es más comodo para el usuario. Lo que decía en el post es que no entiendo que una empresa a la que la idea de tener una newsletter le parece una tarea de titanes, por contra tener una página en FB (que requiere el mismo o más compromiso!!) le parezca una idea asumible.
      La consecuencia de eso es que gran numéro de paginas que se lanzan con gran ilusion… son abandonadas o mal atendidas en pocos meses.

  2. Es curioso cómo han llegado a convencer esos que dicen que el email ha muerto… no tiene sentido, como tú dices, pero parece que les han vendido mejor la moto. Tendremos que esforzarnos más en nuestro de obligar a los clientes a pensar un poco más antes de pedir para seguir las modas…

    1. Ya sabes lo que dicen, que “a la parrilla sabe mejor”… pues con el humo pasa lo mismo !! Ahumado sabe mejor… 😉

      A veces me parece que estamos en una guerra perdida, y que lo fácil sería nadar a favor de la corriente, abrir perfiles en todas las redes a todos los clientes, y luego dejarlos a la deriva y sálvese quien pueda. Por suerte algo por dentro se rebela y no me deja hacerlo…

      Gracias por pasar y por comentar Eva !!

      1. Cuando tengas uno de esos días, escribe algo como este post y verás que no eres el único que se rebela… juntos también se pasa mejor 🙂

      2. Vale!! Pero fíjate, es de los que menos difusión tienen. Le decía esta mañana a @yoriento que cada vez estoy más convencido que “los posts serios tienen las patas cortas. La critica, la ironía o directamente la maldad es la gasolina 2.0”. Acabaremos replicando modelos de telebasura en los medios sociales? Acabaremos en “socialbasura”?? Me da que esto da para post… de los que son RTeados !!

        Este era el tweet: http://twitter.com/CalvoConBarba/status/263232131839447040

  3. Hola, Lucas! Soy Ángel, de http://www.sarbacan.es
    Efectivamente, puede resultar más fácil crear una newsletter quincenal que mantener la conversación diaria por Facebook. Para empezar, en Facebook no puedes decidir al 100% cuánto tiempo le dedicas (puesto que los usuarios te pueden “hablar” en cualqueir momento). No pasa lo mismo con los boletines que tu creas, en los que tu decides hora, fecha y tema de conversación.
    Para demostrar que el e-mail no está muerto, he aquí algunos datos recientes: http://blog.sarbacan.es/index.php/2012/10/08/el-e-mailing-evoluciona-con-la-tecnologia-y-se-refuerza-como-una-potente-herramienta-de-marketing/
    ¡Un saludo!

  4. Creo que me he explicado mal! Un cliente no molesta, un cliente solo quiere comunicarse contigo – pero en función de la empresa, quizás no estamos capacitados para conversar continuamente, mas tampoco queremos dejarlos de lado. Para estos casos existe la alternativa del email 🙂

    1. Pues si una empresa no es capaz de estar en los momentos y lugares donde sus clientes consideran que les pueden aportar valor, lo que deberían replantearse es su enfoque y estructura, no si usar mailing (vuestro sistema o el que sea) u otra herramienta, la verdad. O eso pienso yo, que también puedo estar equivocado, claro está.

      1. Yo considero el uso del e-mailing como parte de la estructura comunicativa en sí, pero digo lo mismo que tu dices: todo lo que expongo es una visión personal y puedo estar equivocado. ¡Un saludo y felicidades por el blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *