Masajes de ego que son campañas de publicidad

Las comunidades en redes son como las comunidades fuera de ellas. El hecho de que las relaciones se desarrollen principalmente a través de medios electrónicos no hace que las personas tras los teclados se conviertan en robots, y siguen reaccionando a las mismas fuerzas primarias a las que reaccionan cuando no están delante de una pantalla. Es por eso por lo que siguen funcionando estrategias y recursos como el tener (o crear) un enemigo común, el fomentar el sentimiento de pertenencia al grupo, las movilizaciones por imitación y, por supuesto, los masajes de ego.

A todos nos gusta que nos alaben. Que nos digan lo bien que lo hacemos, lo buenos que somos en lo nuestro, y lo importantes que somos para la comunidad como consecuencia de eso. Es por eso por lo que las métricas de vanidad (followers, me gustas y similares) son tan revisadas, tanto las propias como las de los demás, por esa irrefrenable manía de medirnosla siempre con el que está enfrente.

Si a este ego “facilón” le unimos la tendencia exhibicionista de la mayoría de nosotros, lo que tenemos, una vez que contamos con una comunidad suficientemente grande, es un ejército de egos que pasan de facilones a vacilones, un escuadrón de “tontos útiles” dispuestos a hacer la comunicación a la marca que se atreva a jugar esa carta. Fuera de las redes tenemos ejemplos claros, como las pegatinas de la manzana que el amigo Steve y sus chicos decidieron incluir en los iPods, y que poco a poco empezaron a inundar coches y motos, como si por tener un iPod uno ya fuera “de Mac de toda la vida” (pertenencia al grupo), o la creciente importancia que el merchandising está teniendo para marcas deseadas pero poco compradas, como Harley-Davidson o alguna de coches, como Aston Martin, que estoy convencido venden más camisetas, polos y cazadoras que coches o motos…

En el mundo de las redes, acabamos de ver otra acción que buscaba lo mismo, donde se ha unido una escritura cuidada del mensaje, con la falta de tiempo, la escasa capacidad numérica de los que lo recibían, y esa “necesidad” de compartir algo que, ilusos de ellos, creían que les ayudaba a construir marca personal – y así será, lamentablemente – cuando en realidad no hacia más que apuntarlos a la lista de “tontos útiles” que hacen campañas involuntarias. El autor de la campaña no era otro sino Linkedin que, siguiendo los pasos de Kred, que ya hizo lo mismo hace un tiempo, ha lanzado MILLONES de emails supuestamente halagadores al 10% de sus usuarios, segmentandolos por número de visitas al perfil, enviando comunicación al 1%, 5% y 10% de los perfiles más vistos durante 2012. Desconozco si a su vez han segmentado esta información por países o no, pero si no lo han hecho y el mío está en ese 5%… me da a mi que la inmensa mayoría de perfiles no son muy activos, no? O_O

La campaña la lanzaron con un email muy escueto, muy visual, pecando algo del “skeuomorphism” del que algunos acusan de abusar a Apple en sus apps, pero perfecto para despertar la curiosidad de quien lo recibe y hacer complicado el resistirse a darle al “Leer más” con el que cierran el texto. Una única CTA*, muy clara y visualmente diferenciada, cumpliendo las teorías de lo correcto para conseguir un CTR** alto.

email campaña LinkedIn

Una vez haces click, te redirige a una landing específica (bien!) donde te dan algo más de información, en un tono de moderada celebración (arreglao pero informal, que diría aquel, ya sabes, que LinkedIn es una red profesional, oye…) donde además no sólo te hacen partícipe del éxito, sino que aprovechan para explicitar su misión (“conectar a los profesionales del mundo para que sean más productivos y tengan más éxito”), para mostrarse humanos dentro de su profesionalidad (“nos encanta y nos conmueve“) y para agradecernos nuestra participación voluntaria y voluntariosa en esta carrera por el crecimiento global.

Landing campaña LinkedIn

Y como guinda final, a la derecha del mensaje, un texto preescrito – con mención incluida – de celebración y regocijo, que nos sirve de autobombo – por pertenecer a esa “élite” de referentes muy visitados, y porque enlaza tu propio perfil en el texto – en las 2 redes mayoritarias, facebook y twitter, además de en LinkedIn. Mensaje que, si comprobamos por ejemplo en twitter (el 1%, el 5%, el 10%) parece que si que se está compartiendo, supongo que para alborozo de la gente de Marketing de LinkedIn. Viva por ellos!

Y ya que a los que han lanzado la campaña hay poco que decirles, quizás a los que lo están compartiendo, indicarles, ya que supongo que no han dedicado un momento a hacer el cálculo, que, si la base son los 200 millones de perfiles que indican en el correo, el hito lo estás compartiendo con…

  • Si eres el 1% más visto: 2 millones de personas
  • Si eres el 5% más visto: 10 millones de personas
  • Si eres del 10% más visto: 20 millones de personas

Vamos, que el podio que te llena de orgullo y satisfacción… tiene un tamaño respetable !! xD

Nada que criticar aquí en cualquier caso a LinkedIn, como ya he dicho varias veces. Es un movimiento inteligente, bien construido, aunque pueda resultar burdo para algunos, que se aprovecha de las “debilidades” humanas para construir un mensaje positivo para las dos partes implicadas, quien emite y quien comparte. Bien hecho por su parte !!

De hecho, me parece tan buena idea, que quiero darte la oportunidad de contarle al mundo que tú si que eres élite, pero de la de verdad. De la de esos pocos escogidos que son capaces de filtrar TODO internet para llegar hasta aquí. Si quieres, puedes compartir que eres del 0,0001% (así, aproximadamente, % arriba, % abajo, pero en definitiva un grupo muy muy selecto) de usuarios de Internet que disfrutan de los posts de este blog. Hasta te he preparado un texto molón para que puedes compartirlo en twitter haciendo click aquí. Obviamente, te estaría MUY agradecido si lo hicieras, que “esto” lo construimos entre todos… xD

Paz !

*CTA = Call to action o llamada a la acción, o sea qué queremos que haga el usuario cuando ve nuestro texto. En el ejemplo de este post, hacer click en el botón “Leer más”
** CTR = Click through rate, o tasa de click, o sea cuántos (se expresa en %) de los que han visto el texto han hecho click en el enlace/botón.
Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

23 thoughts on “Masajes de ego que son campañas de publicidad

  1. Muy buena la idea, cuando recibí el mensaje de Linkedin creí que era broma, al de linkedin no compartí el mensaje pero el tuyo si que tiene mas gracia.

  2. Je… Yo recibí un mail parecido, aunque con otro mensaje: ser uno de los primeros 500.000 usuarios de LinkedIn en España, hito que, haciendo cálculos, comparto con “sólo” un 0,25% de los usuarios.

    Que dicho así es muy poco, pero que son (somos) 500.000 personas: sólo 6 de los más de 8.000 municipios españoles llegan a esa población. Y me queda la duda de saber cuántos usuarios somos en España: ¿1 millón? ¿Quizá 10? ¿500.001? Conceptos que, sin desarrollar, me vinieron a la cabeza cuando leí el mail y vi el botón de compartir. Y no compartí.

    Claro, que tampoco me puse en sus pantalones, como has hecho tú, y no me di cuenta de la campaña que suponía. Brillante por su parte. Y brillante tu post 😀

    1. Pero tú no vales como ejemplo porque eres SysAdmin, y enseguida haces números, te planteas cosas y en base a eso, actúas. Mucha gente (haz click en las búsquedas enlazadas y verás) parece que no sigue tu ruta mental y en pleno subidón de ego… Click! Compartir… :))

      1. Mis números esta vez fueron: ¿1 de 500.000? ¿Y sólo en España? ¿Dónde está el mérito? Números de lógica, más que de sysadmin ;P

        Pero gracias, much appreciated! 😀

  3. Hola!!!

    Yo también lo recibí. Debo tener el ego algo bajista, ya que pensé: Se han confundido ó se lo mandan a todo el mundo, llevo en Linkedin apenas unos meses.

    Por otro lado, me pareción una campaña impecable desde todos los puntos de vista, opinión corroborada esta mañana cuando en mi RSS he visto que hasta Lucas ha tenido algo que decir al respecto ¡¡Te estaba esperando!! 😉

  4. yo recibi uno de que era de las primeras en usar likdn, pero pensé… y??? tambien fui una de las primeras en usar una aspiradora inalambrica y no me siento mas importante por ello…

  5. Hola,
    pues yo también lo recibí. y lo tuiteé. Por aquello de incentivar otra visita al CV.
    Pero mi sonrisilla era de pena prque yo le dí una vueltecilla más de tuerca a los numeritos y pensé que si mi cv estaba en el 5% de CVs más vistos ¿cómo es que sigo sin trabajo? No me pareció halagador en absoluto. pero por aquello de fomentar que me vieran, lo compartí.
    No es mala campaña, pero igual les convendría revisar sus estadísticas porque resulta algo agri-dulce.

    saludos

  6. Un mes después de que lo escribieras, todavía hay gente como yo que sigue leyendo tus post.
    Grande CalvoConBarva!
    Un saludo. Manu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *