El engagement (les) importa una mierda

Promesas RotasEs triste, es frustrante, bastante vergonzante, pero quizás también un necesario baño de realidad. El buenrollismo, el espíritu de colaboración, la coopetencia o incluso la sana competencia, los códigos de conducta abierta, las comunidades, el engagement y todas esas mierdas de las que muchos hablamos, predicamos y en las que creemos, no significan una ídem en cuanto el dinero, el dirty big money, se mete por medio.

Puede ser importante para los pequeños, los independientes, las Pymes, los freelance, la gente con principios, los Beres, los Félix, la comunidad de desarrolladores, agilistas y demás bichos raros e idealistas, pero a los grandes, a los grandes de verdad, SE LA SUDA. Lo único que importa a partir de cierto umbral es facturar, y en su defecto, protegerse el culo.

Obviamente, todo esto nunca de forma explícita. De cara a la galería lo que se muestra es una cara amable, moderna, abierta, dialogante y respetuosa con la diferencia, un compromiso con el maldito engagement, pero SON PAMPLINAS. Consultolabia. Inventos. Mandangas. Fanfarria. Humo. Cancamusa. Inventada, autoreferenciada y repetida hasta la saciedad….por quienes vivimos de vender engagement !! Curioso, no?

Ya no son sólo las prácticas “dudosas” del Huffington Post y el resto de cabeceras con sus titulares amarillistas busca tráfico – práctica repetida por todas las páginas que viven de vender impresiones al peso, no nos engañemos, pudiendo incluso acusar a este post de aplicar la misma teoría si nos ponemos exquisitos, aunque aquí las visitas sólo sirvan para hincharme el ego a mi – las que me hacen decir esto, ni los traducePosts capta visitantes, o los SEOespecialistas que hablan más con google que con sus lectores, sino que ya empiezan a salir a la luz prácticas cuando menos dudosas de grandes corporaciones, repitiendo las mismas malas prácticas que algunas llevan años aplicando en los medios convencionales.

Ayer leí un par de documentos, uno de Movistar y otro sobre Iberia, donde ambas – con la colaboración necesaria de sus MegaAgencias súper cool de comunicación y Social Media, angelitos todos… – se pasaban por el forro los manuales – los escritos y los por escribir – de buenas prácticas, de ética y de moral, y ponían a trabajar en su favor a ejércitos de bots y perfiles falsos para crear estados de opinión y contrarrestar opiniones y acciones nacidas en su contra en las Redes Sociales. O eso decían esos documentos, que aquí uno ya no se atreve a poner la mano en el fuego.

¿Legal? Seguramente si, no tengo ni idea de leyes, pero es que no hablo de eso. Hablo de poder mirar a tus usuarios a los ojos y no tener que humillar la cabeza, y eso, me temo, las empresas implicadas en este tipo de prácticas no pueden hacerlo. O si, qué se yo, lo cual todavía me produce más ascuz.

Luego se quejarán, como los políticos, de que metemos a todos en el mismo saco, que pagan justos por pecadores, que no todos son iguales, que ellos son distintos, que son los buenos de la peli, pero sinceramente creo nos dejan pocas opciones. De hecho, diría que somos demasiado blandos y que merecen más, mucho más desprecio, y reacciones en su contra quienes juegan con esas reglas, y que si esto no ocurre, nada cambiará. Pero somos blandos, somos comodones, y ésto mañana estará olvidado, y aquí paz y mañana gloria. Lo hacemos todos, quien ésto escribe incluido. En Donosti me he instalado Movistar sin ni siquiera mirar Euskaltel, o preguntar si Jazztel o algún otro operador da servicio en mi nueva casa. Y estoy encabronado con la política de Sanitas, pero aún no he mirado otras y sigo pagando puntualmente cada mes. Y estoy seguro que, como yo, miles, que por no mirar, por no pasar el mal rato de una baja, por no reclamar, por no sufrir los interminables trámites de un cambio, por la pereza de consultar alternativas, por inercia, por costumbre, por creer que son todos iguales pero con distinta etiqueta, por una supuesta – o real – falta de tiempo, o por lo que sea, seguimos haciéndoles el caldo gordo a quienes se empeñan en demostrarnos cada día que no se lo merecen. Customer Experience, pero en negativo. Con un par.

¿Triste? Si. Pero también realista. Que aquí estamos para vender, dirán. Que para hacer amigos ya están los bares. Si es que todavía queda alguno abierto, añadiría yo. Pero, eso si, a pesar de todo, luego nos pedirán sin cortarse un pelo el RT, el me gusta, pineanos o el compártelo. Y lo haremos, que ya nos conocemos, no sea que sorteen un iPad y perdamos la ocasión de que nos toque, que aquí el que no corre, vuela.

Mientras tanto, yo seguiré defendiendo el good vs fast, el respeto por el usuario, la humildad, el conocer al usuario, el aportar valor, el pensar en medios plazos y no sólo en facturación mensual, los valores, los principios y hasta el honor. Incluso refiriendome a las marcas. Pero también reconozco que ya he asumido que así nunca voy a hacer dinero de verdad. Nunca seré rico. Al menos no de dinero.

Nos hacen falta más Pablos Herreros

Paz!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. totalmente de acuerdo, me acabas de ahorrar escribir unos cuantos párrafos. Cañita pagado cuando nos conozcamos. Estoy hasta los mismísimos del buenrollismo, la empresa abierta y demás historias para que tu lo des todo a cambio de nada…
    Enhorabuena

  2. Un pequeño baño de realidad que va a venir estupendamente a más de uno. Lo increíble del asunto es que en las ponencias dicen unas cosas y luego practican justo lo contrario, como bien expones en tu post, demonizando a los que vamos de cara y poniendo sonrisa de angelito frente a la audiencia, y frente a sus clienets.
    Más coherencia y consecuencia con los actos, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.
    Gran post!

  3. Buen post Lucas, la pena es que se está convirtiendo en una práctica habitual de las PYMES también…

    Me alegra saber que por lo menos quedamos unos pocos honestos…

    Un saludo.

  4. Joder, pues claro, pero quién de las grandes corporaciones no quiere comprarse 3000 followers con lo baratos que son y lo bien que quedan. Triste, muy triste, no se qué es más triste si el anunciante que paga y “ensucia su nombre” o la agencia que propone y ejecuta… ¿de qué sirve tanta formación y buenas prácticas si quienes deberían dar ejemplo de responsabilidad se lo pasan por el forro? la eterna controversia.
    Buen post anyway 😉

  5. ¡SI ALGO NO TE GUSTA EN TU VIDA CAMBIALO!
    Las claves del cambio las das tu mismo. En nuestra mano está empezar a quejarnos, cambiar de operador, compañía, dejar de usar un servicio. Quejarse en la barra del bar es muy español, actuar requiere esfuerzo. En realidad no necesitamos un MOVIMIENTO MASIVO para actuar. Si cada uno de nosotros empieza a mover lo que nos importa, quizá se convierta en una cadena de fichas de dominó… Y si no, que por mi no haya sido.
    ¡EDUCAR PARA CAMBIAR LA SOCIEDAD! Comparte tu opinión, aunque vayas contra corriente. Expón tu punto de vista ético ante tus hijos, defiéndelo ante tus amigos, aunque no se comparta.

    Sí soy individualista, me gusta hacer las cosas por misma y considero mi granito de arena supervalioso. Voy a seguir moviéndolo haga lo que haga el resto del mundo, porque mis granos de arena lo están cambiando.

    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Teresa y con todo lo que se expone en el post. Creo que hay que actuar y cambiar de compañía, operador o lo que se tercie si los resultados no son los que ofrecen o abusan de sus clientes.
      Por otra parte, pienso que también es importante proclamar las buenas prácticas o gestos, muchas veces individuales que también existen, a través de los medios sociales. Así, denunciando actitudes y reconociendo valores se puede volver a los principios éticos que el post denuncia.

  6. El “todo vale” que nos a traído hasta esta crisis, sigue siendo valido para las sanguijuelas avariciosas de dinero. Denunciar solo funciona si es en la red, pues la justicia poco hace.
    ¿Quien controla las malas practicas de políticos y empresarios?
    ¿Quien defiende al ciudadano frente a los abusos?
    Decididamente hay que #ResetearSistema
    Gran post @CalvoConBarba

  7. ¡¡¡¡¡¡¡ BRAVO !!!!!!!

    Se puede estar más o menos de acuerdo, pero la valentía, el llamar a las cosas por su nombre, y sobre todo el ciscarse en los vendedores de humo siempre va a tener mi apoyo. Por cierto, le debo la lectura a David de Silva Alonso @amraxx que fue quien me puso en aviso hace unas horas acerca de la publicación del post.

  8. Genial post!!

    El problema viene de que las PYMES ven las prácticas que realizan grandes empresas y las dan por buenas, entendiendo que si lo hacen ellos así, tiene que estar bien y cuando les explicas que así no se hacen las cosas, te miran como diciendo “Si Movistar lo hace, no estará tan mal”

    Pero creo que es importante empezar a concienciar a la gente que no por ser una gran empresa, quiere decir que estan haciendo las cosas bien!!

  9. A ver, antes de agotar todas las vías y sabiendo que estás encabronado con el mundo y aceptando que tienes razón 😉

    Lo de Vomistar no lo he seguido y ya lo he visto a posteriori. Pero lo de Aibiria (es para situar a los angloparlantes) sí y evité meterme en mucha historia porque me chirriaba mucho el rollo. ¿Que cierta agencia llena de gente competente va a hacer la hipermegacagada que se preparó? ¿Que los documentos que se manejaban y muchas otras historias apuntan a la exagencia de cierto personaje muy hipergurú de las redes sociales y el mundo digital que no escribe con acentos y que habrá cobrado una pasta por semejante mierda? ¿Que de repente lo denuncia un perfil claramente rayante el tuitstarismo que puede ser alguien de la competencia para hacer daño o alguien arrepentido de haber hecho esa cagada?

    Es decir, aunque ambos casos tengan un gran paralelismo (astroturfing) en el caso de Aibiria fue bastante más grave porque se trató de una campaña de RRPP sin escrúpulos en toda regla. O al menos eso entiendo.

    Eso sí, luego a ver cómo explico en todas las sesiones de formación que doy que estar en Internecs es bueno, que las críticas por malas que sean siempre ayudan a obtener algo positivo y todas estas cosas que hay que inocular a las muypequeñas empresas para que sobrevivan captando clientes.

    En fin… Ah, que un bratso por lo que tú ya sabes :-/

    1. No, no estoy encabronado con el mundo, no es eso. Es simplemente que mirar el backstage hay veces que da bastante pena.

      Y no he entrado en la intrahistoria porque, francamente, huele demasiado al ingrediente secreto de los postres de IKEA. Quién saca esto a la luz? Por qué? Quien elabora esos informes? Con qué intención? En fin, demasiadas preguntas para las que no tengo ni respuesta, ni tiempo que dedicar….

      1. Bueno, encabronado con el mundo… tú ya me entiendes.

        Justo por eso últimamente paso de meterme en estas mierdas (aparte de porque también generan una cierta sobreexposición que en mi caso ya bastante tengo con que haya tanto monguer que no me tome en serio).

        Por lo demás, justo eso: demasiadas preguntas sin respuesta o con respuestas que, en mi caso, prefiero no saber. Cada palo que aguante su vela, que bastante tengo con llegar a fin de mes…

  10. Interesante, triste y sabido por muchos a la vez…………. Esto es lo que se llama Social media fast food y se lleva demasiado tiempo haciendo por el mero hecho que si digital estaba below the line (budget), Social esta below y lo puede hacer mi primo.

    1. No creo que sea tanto un problema de alocación de presupuestos, Juan, ni de definir si es ATL/BTL. Creo que es un problema de falta de ética, consecuencia de una visión “brand céntrica” por parte de los responsables de la marca, dispuestos a hacer cualquier cosa por construir un mundo y una historia a medida de sus intereses (no dejes que la realidad te estropee un titular, ya sabes…) y de la falta de escrúpulos de quien se pone al servicio de esa misión con tal de facturar.

      Lo de valorar que si un numero suficiente de los usuarios no están contentos con algo, quizás tengan razón, creo que jamás paso por su mente. A ver si alguien se va a quedar sin bonus…

      Gracias por pasar y por comentar!

  11. Amen!!
    Te acompaño en el sentimiento. Por desgracia vivimos en un país sin apenas escrúpulos y que está inmerso en una espiral de depresión social importante, cosas como estas no benefician a nadie.
    Llevo tiempo sin querer mirar cierto tipo de prácticas que me producen rechazo profesional y vergüenza ajena, me duele que entre todos permitamos que la comunicación online y el social media se vayan al garete… esto y las chorradas de nuestros políticos me encienden… voy a por una ducha de agua fría 😉

  12. Hola Lucas, hace ya unos añicos q nos conocesmos, recuerda que era cuando nos metimos a organizar un club de lectura de marketing (tu en Zaragoza y yo en Murcia) con la humilde intención de aprender y mover un poquito el sector en nuestras ciudades.
    Es cierto que muchos clientes quieren el “show me the money” y algunas veces nos dejan hacer lo que buenamente creemos correcto para enseñarles el dinero, y funciona y todo contentos. En muchas otras ocasiones el cliente solo quiere likes y como tenemos que comer, lo hacemos un punto. Y en otros escenarios el propio medio, como algunas redes sociales con comerciales sedientos, te proponen las impresiones a kilo para mejorar tu posición sin dejarte muchas más opciones! Así que todos los agentes digamos tienen su parte de “culpa”.
    Como consumidores todos tenemos una responsabilidad, yo hace muchos años q no soy de movistar en ninguno de sus servicios, intento comprar lo que me parece justo y evitar las grandes superficies que maltratan al productor… pero como empresaria me encuentro con muchas zancadillas provocadas por el hambre y la envidia. Lo mejor es entrenarte para evitar la pereza y saltear las trampas!
    Un beso!

    1. Si que han pasado días, si, Cris 😉

      Desde luego que, para que este monstruo se mueva, hacen falta muchas manos empujando en esa dirección, esto no es cosa de dos “espabilados”.

      Posiblemente no sea más que la evolución “lógica” de algo que nació como un ecosistema más o menos puro de usuarios, y que va evolucionando hacia lo que es hoy, tras la “colonización” del entorno y las herramientas por parte de marcas y accionistas de las propias redes.

      Al final no es un proceso tan distinto del que viven muchas marcas y servicios del MundoReal. Nacen con el usuario como eje, pero poco a poco van desplazando ese eje hacia intereses propios. Digamos que el ciclo de la vida podría renombrarse y ser enunciado como “Nacen-crecen-se prostituyen-mueren”

      A ver donde nos lleva todo esto, porque si está ocurriendo sinceramente creo es por las presiones lógicas “del que paga” y ahí entran los dueños de marcas, redes sociales, agencias, consultores y demás fauna que habitamos estos lares…

  13. Veo que no soy la única gilipollas de este país. No creas, no me consuela nada, pero duermo por la noche de puta madre, eso si…
    Te contaré algo, hoy he ido a varias reuniones, alguna con algún gurú de internet… y ¿sabes quién ha sido el tipo más simpático, y el único que se ha dado cuenta de que iba calada hasta los calcetines…? un pobre tio que pedía en un semáforo en Ventas. Ese sí sabe de generar engagement, y me lo he llevado a desayunar. He disfrutado la compañía tanto como tu artículo.
    ¡Saludos!

  14. La falta de valores no entiende de tamaños, grandes y pequeños, multinacionales o freelance, la falta de ética está en todos los ámbitos … A nivel pequeño incluso de autónomos … ¿Cuántas ofertas “low cost” posicionamiento SEO, presencia en redes sociales están engañando a los usuarios por unos pocos euros? ¿Es legal sacar formaciones gratuitas? ¿no existe el dumping en el sector servicios? ¿Cuántos se auto-proclaman expertos con escasos 2 años de experiencia?

  15. Desgraciadamente veo que en todos los sectores estamos igual, pero yo sigo teniendo claro que pese a no hacerme rico trabajando prefiero poder irme con un cliente a tomar un café, una caña o lo que toque. Haciendo clientes VS haciendo dinero.
    Saludos

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *