Cuando falla la inspiración

Grifo secoA veces simplemente no fluye. Las ideas se quedan agarradas dentro de la cabeza, como si las neuronas también tuvieran colesterol y las conexiones no pudieran hacerse, como si la chispa no saltara. “Son cosas que pasan“, que dirían los futbolistas. “Escribir es así“. “Un post no se acaba hasta que no le das al botón de publicar“. Y ni siquiera entonces está acabado por completo…

Este año me había marcado unos objetivos de publicación. Entre uno (mínimo) y tres (máximo) post semanales. Publicar todas las semanas. Ir variando el target entre los distintos que he ido identificando con el tiempo, para intentar llegar a más gente, de forma más interesante, aportando contenido que se valore, que genere conversación, que sea compartido y que genere el interés necesario como para mover a la conversión, que en mi caso es ser contratado como consultor, speaker, formador o asesor.

Pero una cosa son los planes, y otra distinta la realidad. Y la realidad es que la semana pasada empecé tres posts distintos, y no publiqué ninguno, y esta semana he empezado ya dos, y tampoco, son sólo bocetos que duermen en Evernote esperando su momento. Y ahora voy en el tren, camino a Zaragoza desde Donosti, ya he pasado Pamplona, y no he sido capaz de ir más allá de tres párrafos de un post que quiero publicar hace tiempo ¿Por qué? Eso querría saber yo también. Supongo que por varios factores. Líos de trabajo, viajes de un lado a otro, fechas que aprietan, movidas personales… no se, un compendio de cosas, todo suma. El resultado es que, o bien lo que voy escribiendo creo que no da la talla, o bien no se enfocarlo de una forma que considere sea adecuada y comprensible como para ser publicado.

¿Y ante esta situación qué hacer? Tú no lo se, pero yo lo tengo claro: NO publicar. Doy más valor a la parte final de la frase de objetivos que comentaba antes – la de aportando contenido interesante que mueva a la conversión – que a la primera – publicar N posts/semana – ya que creo que no se trata de publicar por publicar. Prefiero estar ausente que publicar mal contenido. Igual peco de perfeccionista o de auto-exigente, no lo se, pero esa es mi decisión. Podría hacer como hacen otros, un refrito de lo que ya se ha contado mil veces, o traducir alguna noticia de algún portal americano y colarla como propia, o soltar alguna tontada y acabar con alguna pregunta en plan “qué os parece a vosotros?“, como si eso contribuyera a algo. Yo prefiero estar callado. Aunque eso suponga menos visitas, aunque eso suponga menos RTs y Mentions, aunque eso suponga menos Me Gustas. Qué mas da !! Lo que me importa es que cuando leas un post aquí te quedes jodido de la cabeza. Que le des vueltas. Que te plantees cosas. Que te quedes con ganas de más. Que me quieras escribir y proponerme algo. Porque estés de acuerdo, porque no lo estés, o porque te haga ver algo que no habías visto. Eso me da igual. Pero si escribo es para hacerte pensar. Para entretener ya están otros, que además lo hacen mejor que yo. Y para hacerte perder el tiempo, también tienes buen número de sitios donde elegir, y yo no quiero estar en esa lista.

Espero que lo entiendas.

Paz!

L.

PS.- Ojo! que este presunto post-pataleta, también tiene mensaje de fondo. Cantidad o calidad? That’s the question…

PPS.- Y qué es calidad? ESA es la verdadera cuestión (que además tiene tantas respuestas como personas haciéndose la pregunta, porque cada uno la respondemos desde nuestro propio nivel de conocimientos y experiencia…)

Suscríbete a CalvoConBarba.com !!

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

5 thoughts on “Cuando falla la inspiración

  1. Calidad, calidad, por supuesto.

    Buenos días,

    Y la sinceridad y/o el reconocimiento, del error cometido o del mal rumbo trazado, son rasgos, igualmente, hermanados con la calidad. No hay nada peor que la obstinación a sabiendas del engaño…..a uno mismo.

    Y me repito, en singular: Buen día!!

  2. ¡Por fín Lucas! otro que piensa como yo y sigue mi misma filosofía en cuanto a los blogs. Desde que empecé con VIDA & VINO me propuse publicar un post al mes… en ocasiones dos. Por lo mismo que explicas aquí muy bien, no hay que publicar por publicar. A veces, no hay nada interesante que contar ni compartir. Y no es la cantidad lo que importa…..

    También es verdad que mi blog es un hobby no lucrativo y me sirve de carta de presentación para quien quiera saber más de mí o como le llaman ahora “Personal Branding”

    ¡Salud!

  3. Pues lo que dices para publicar algo que no tiene calidad es mejor no publicar, yo tengo en borrador un par de artículos pero se van a ir a la papelera, prefiero no publicar a publicar algo por salir cada semana.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *