No es cómo te vendes, es cómo te ven.

Ah, el efecto distorsionador de los espejos y los micrófonos. Nos grabamos y no reconocemos nuestra voz. Nos miramos en un espejo y nos vemos más esbeltos de lo que somos. Es la polaridad de la consciencia de nosotros mismos. Nos creemos altos, fuertes y guapos. Y quizás quien nos ve desde fuera marcaría un “ninguna de las anteriores” si le preguntaran.

En comunicación también pasa. Nos creemos que estamos contando perfectamente lo que hacemos, que especificamos aquello en lo que queremos incidir, que dejamos meridianamente claro el siguiente paso y que iluminamos el camino hacia el objetivo que queremos alcanzar. Y no siempre es asi. Y aquí me tocaría entonar a mi el mea culpa, porque me ha pasado en carne propia.

El otro día hablando con un cliente, con Chema, de La Casa del Rio, echando la mirada atrás, recordando cuando empezamos a colaborar, me dijo algo así como: “Yo es que antes pensaba que NO te podía contratar, pero un día hablando con Miguel (de Posada La Pastora, otro cliente) me dijo que estaban trabajando contigo y dije, ¡coño! entonces SI que te puedo contratar!“. Y lo curioso del caso es que a Chema lo conozco de hace mucho tiempo, de antes que a Miguel, porque ellos están en mi querido Benasque.

¿Qué estoy haciendo mal para que alguien, que encima me conoce de hace tiempo, piense que NO puede contratarme? Obviamente le pregunté a Chema, ya que lo tenía a tiro y la respuesta fue otro disparo desde el otro lado del espejo. “Hombre, yo pensaba que sólo trabajabas con empresas grandes….” WTF?? Es cierto que en todos los años que llevo trabajando de freelance (desde 2007) como CeConBe, he tenido la suerte de participar en proyectos grandes, como por ejemplo con empresas como Iberdrola ayudando a definir el centro de atención al cliente en twitter (donde creamos @TuIberdrola), o de hacer auditorías de presencia digital a la Obra Social de Ibercaja, o de definir acciones para mi ciudad (creando la campaña www.ParaMiZaragoza.es, web lamentablemente no disponible en la actualidad) o de formar y definir estrategias al equipo de @ZaragozaTurismo. Pero por el camino también ha habido proyectos con empresas de todo tipo, tamaño y condición, grandes como las mencionadas, medianas como Newlink, eboca, desafio interior o cuéntica, más pequeñas como Unboring, VOGA estilistas o la mencionada La Pastora, o incluso colaboraciones de “detalle fino“, como crear los copys de la nueva web de Cestalia, una empresa de Zaragoza de cestas y lotes de Navidad. Proyectos y clientes de todo tipo, como se puede ver, obviamente todos con el nexo común de la comunicación, el marketing, la estrategia y la integración de las redes sociales para (re)conectar con su audiencia.

En este blog tengo identificadas tres “personas:

  • Empresas susceptibles de necesitar mis servicios como consultor.
  • Organizadores de eventos/formación
  • Personas – profesionales o no, por cuenta propia o ajena – interesadas en los temas habituales del blog.

Está claro que no estoy sirviendo por igual a los tres públicos objetivo cuando uno de ellos (al menos algún caso, tampoco voy a dramatizar) no acaba ni siquiera de saber que soy contratable. Repasando contenidos publicados, comentarios e incluso rutas de navegación a través de analytics y formularios de contacto recibidos, veo que los dos últimos si que parecen encontrar tanto contenidos como incentivos para contactar. El primero – el target más interesante en términos de retorno – parece que no en la misma medida. Así que toca hacer propósito de enmienda y, quizás, bajar algo más al terreno los contenidos. De los conceptos a las propuestas puestas en marcha. De las ideas a los aprendizajes adquiridos. Menos casos genéricos. Más casos propios. Tocará vencer el pudor. O no. Quién sabe.

Porque si que es cierto que proyectos entran a través/gracias al blog. Y es que quizás sea necesario atacar de manera lateral a ese público objetivo, con contenidos que obtengan difusión y creen esa esquiva “marca personal” que hace que tu nombre suene en foros donde quienes allí viven no leen blogs. Y ese tampoco es un mal plan oye. Que los funnels de conversión se escriben con renglones torcidos… 🙂

Veremos hacia dónde evoluciona esto. Afortunadamente, es un medio vivo. Y vivo seguirá. Y por muchos años que así sea.

Paz!

L.

PD.- ¿Os puedo pedir un favor? Vamos a hacer un experimento. Deja un comentario explicando en una frase (o en dos o en las que necesites) a qué crees que me dedico, cuáles consideras que son mis puntos fuertes o cual crees que podría ser mi contribución en un proyecto. Igual me da un subidón con los comentarios (si los hay). O igual me da una depresión… Gracias de antemano !! Prometo que no habrá represalias pongáis lo que pongáis… 😉

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

24 thoughts on “No es cómo te vendes, es cómo te ven.

  1. Para mí eres un mañodonostiarra experto en marketing y social media que asesora empresas e imparte clases. Pero, sobre todo, un surfer de pro.

    Muxu.

    1. Se dice Mañostiarra, Marta. Gracias por tu definición. Lo de “surfer de pro” me ha llegado al alma!! Ganas de volver a la Zurri a ver amanecer desde dentro del agua con nuestro común amigo Lorentzero… 😉

  2. Calvo Con Barba, para mi, es un observador que te ayudará a mejorar la percepción de tu marca o producto por parte de tus clientes, potenciales clientes y demás seres vivos. Estratega, Ejecutor y Evaluador.

  3. Hola Lucas, en realidad te sigo desde hace mucho, en el blog, en las redes y mi percepción es/era que eres un especialista en comunicación integral, pero que trabaja con grandes empresas o más que grandes empresas proyectos grandes. Si bien cuando escribes creo que lo haces para que te entienda cualquiera y cualquiera podría entenderte (que no es lo mismo aunque lo parezca), tu publico objetivo lo etiquetaba dentro de este hombre trabaja para grandes.
    Un saludo y que te sean útiles los comments

    1. interesante, gracias !! Sobre todo porque no eres la primera persona que lo dice (como ya habrás visto en el post) y es una percepción que NO es correcta, y que puede que esté alimentando yo inconscientemente. Algo habrá que hacer… 😉

  4. Hola, Lucas.

    Para mí, desde mi ignorancia o desde la distancia, eres un tipo que consigue que cambies tu percepción de tu marca personal-profesional , tu visión estereotipada de los medios sociales y de las estrategias de marketing y comunicación con un sentido del humor, socarrón pero a la vez lleno de normalidad y de lo que en Catalunya llamamos “seny”. Después lo verás montando a su Harley, corriendo, degustando buenas viandas o paseando a Juanito pues con eso, con normalidad…
    Un cordial saludo.

    1. Ni ignorancia ni distancia, Santi, que estás aquí al lado, y además me consta que te pasas por aquí con cierta frecuencia!! Y me gusta eso de ser capaz de romper estereotipos, claro que si, y lo de la “normalidad”, aún más !! Gracias !! 🙂

  5. Según mi percepción creo que eres experto en comunicación y marketing digital y ofreces consultoría a empresas. Al principio es un poco raro porque esa pinta de motero de “ángeles del infierno” que tienes parece que no pega mucho con un consultor de comunicación y maketing digital pero sin embargo al leerte se te olvida rápidamente esa aparente “incompatibilidad” ya que se ve lo bueno que eres en la materia. Punto fuerte: tienes una visión diferente y acertada de cómo se deben hacer las cosas en comunicación y marketing digital y tienes la capacidad de trasladar tu visión a los demás.

    1. Afortunadamente hay empresas – y diría, o al menos eso quiero creer, que cada día más – que compran conocimientos y no “pintas“…

      Gracias por el comentario, Manuel! 😉

  6. Diría que eres un especialista en branding y comunicación corporativa. Estoy seguro que muy bueno, a juzgar por tus posts. Y, además, un gran bloguero. Lo único que me daña la vista es el ‘1.994’, con el puntorro, que aparece bien grande en la home de tu web corporativa 🙁

    1. Muchas gracias, Gustavo. Al menos veo que las áreas de trabajo si que parecen estar claras, y que donde he de mejorar es en mostrar que hay clientes de todas las dimensiones. Muchas gracias también por lo de “gran bloguero”, aunque supongo que lo dirás por mi peso, no por mis habilidades… 🙂

      Ah, muy cierto el apunte del “puntorro”. Mea culpa. Ya está modificado !!

    1. Jajajaja, también tú me vienes con lo de las “pintas“?? En fin…

      Al menos dices que si que han servido de ayuda mis servicios en la comunicación de la Posada La Pastora, menos mal !! Que ya sabes tú bien la importancia que tienen las opiniones de los clientes para captar nuevos clientes, verdad?? 🙂

      Gracias por comentar, Miguel!

  7. En el poco tiempo que llevamos trabajando ,para mi Eres un generador de conceptos y herramientas , para acelerar , definir mas claramente nuestra estrategia y dar una forma mas efectiva a nuestras ideas.

    Compartimos pasión por nuestro Valle y nuestro trabajo eso nos acerca, nos hace el trabajo mas fácil y seguro que , después de mucho curro y algunas risas , nos ayudara conseguir nuestros objetivos..de manera mas rápida y eficiente

    1. Esa es la idea, Chema !! Comprender necesidades, definir acciones, implementarlas con una metodología clara, y medir si funciona como esperamos para corregir cualquier desviación. Si a ese cocktail le añadimos la pasión por el territorio y un producto de calidad… sólo pueden salir cosas buenas !! Y el Hotel La Casa del Rio en Facebook es un referente de eso… y lo sabes! 🙂

  8. Eres asesor de marcas, las cuidas y las acompañas en su proceso evolutivo. Eres un buen consejero, a menudo nos muestras perspectivas interesantes de las cosas. Escribes con mucha personalidad y no te muerdes la lengua. Eso te diferencia del resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *