La interacción como moneda de cambio

Leía hoy en un artículo – no recuerdo cuál, maldita memoria de pez… – algo así como que nos estamos acostumbrando a pagar las cosas por debajo de su precio justo. En el mundo de internet, el mundo de los contenidos, nos pasa algo similar. Hay tantos contenidos que estamos empezando a dar por hecho que siempre van a estar allí, que sus creadores van a seguir creándolos siempre, y estamos olvidando que todos somos partes de una gran cadena. El creador del contenido (gratuito) lo genera porque tiene algo que compartir y cree que eso tiene una audiencia. Para distribuirlo, hace uso de una plataforma (wordpress, redes sociales, foros…), que normalmente lo distribuye gratuitamente a esa audiencia para así captar su atención y poder mostrarle publicidad. La audiencia lo consume a través de la plataforma, gratuitamente también, a cambio de ver esa publicidad y de dejar que la plataforma capture sus hábitos de navegación y otros datos.

Pero nos olvidamos que en esa rueda nosotros como usuarios jugamos un papel crítico. Si simplemente disfrutamos de la pieza de contenido, pero no mostramos nuestra satisfacción de manera activa, la rueda se rompe. El autor del contenido sentirá que está hablando solo y puede plantearse dejar de producir el contenido. Y mientas se lo está pensando, la plataforma interpretará que el contenido no gusta y dejará de mostrarlo poco a poco, alimentando ese pensamiento. Porque tú no has hecho click.

Así que, si algo te gusta, demuéstralo. Muchas iniciativas en internet mueren enterradas por los algoritmos, alimentados por nuestra pasividad. Todos tenemos poco tiempo, pero – por ahora – consumir contenido no es suficiente. Algunas plataformas están ya investigando para poder detectar interés en base a parámetros más allá de los clicks – midiendo el movimiento de la pantalla y el del ratón, para deducir que el usuario está activamente leyendo – pero por ahora el sistema es el que es.

Si te gusta una publicación, interactúa con ella. Dale un me gusta, compártela, deja un comentario. Demuéstrale a la plataforma que quieres seguir viendo más contenidos de ese creador, o de ese estilo. Y cuanto más humana sea tu interacción y más pongas de tu parte (dejar un comentario positivo y/o compartir en tus redes es lo más “humano” que se puede hacer, ya que te involucras, te posiciones y muestras una parte de ti) más alimentarás al autor de la pieza, incentivándole a que siga produciendo contenido.

Todos los contenidos luchan por la atención del usuario. Y los usuarios pagan a los creadores con su interacción. Que a su vez alimenta la voluntad de generar nuevos contenidos. La tormenta perfecta. Y la chispa, la pones tú.

Paz!

L.

PS.- Acabo de descubrir que, por motivos que desconozco, el post no permite dejar comentarios. Maldito Murphy. Estoy con ello. Sorry.

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006. Ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

One thought on “La interacción como moneda de cambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *