Aprovecha las críticas

El miedo a no gustar a todos siempre está ahí, pero es un miedo absurdo e irracional. Básicamente porque ni podemos ni debemos gustar a todos. Debemos gustar – mejor dicho, enamorar – a aquellos a quienes queremos gustar. A aquellos para quien lo que nosotros ofrecemos – nuestra promesa de marca – es relevante y está alineada con sus necesidades y expectativas. Al resto, sonrisa y silencio.

Las redes sociales y las webs “colaborativas” han acentuado este problema, ofreciendo canales y audiencia a todos aquellos con alma de “opinólogos“, independientemente de que el producto sobre el que opinan esté dirigido a ellos o no, convirtiéndose en una pesadilla para muchas marcas. Pero algunas marcas están sabiendo darle la vuelta a las críticas y aprovecharlas en su beneficio.

Uno de los últimos ejemplos que he visto (y que me ha encantado) es el de Snowbird, una estación de esquí en Utah (USA) famosa por sus buenas condiciones de nieve y por sus pistas largas y empinadas, que acaba de lanzar su campaña de esta temporada centrándose en las opiniones de usuarios que les califican con 1 estrella (de 5). La primera pieza que han lanzado es un poster en el que aparece la opinión de Greg, esquiador de L.A., que precisamente se queja de que las pistas tengan mucho desnivel y estén entre bosques, dos elementos que a los que nos gusta esquiar NOS ENCANTA.

Campaña Snowbird

La campaña ha explotado en redes, siendo portada en Reddit, metiéndose en las noticias de la tele, en revistas especializadas de publicidad y, sobre todo, en los corazones de su core target: los esquiadores/snowboarders hardcore que soñamos con bajadas épicas entre árboles con nieve fresca recién caída, profunda hasta las rodillas, saltándonos a la cara en cada giro. Y de eso va la publicidad, no? De generar deseo a tu público. Y yo ahora muero de ganas de conocer esa estación.

En realidad, todo esto es un perfecto ejemplo de esa famosa frase que tanto me gusta repetir, que dice que una marca no es lo que sus directivos dicen en sus despachos, sino lo que dicen los usuarios cuando la marca no está presente. ¿Y hay algo más tentador para un esquiador avanzado que una estación catalogada como “demasiado avanzada” por otro esquiador? A mi no se me ocurre nada mejor (si exceptuamos esquiar eso mismo en la soledad de una montaña virgen a la que has ascendido con tu cuadrilla freerider haciendo travesía o, aún mejor, en helicóptero. Próximamente en sus pantallas…)

Bien jugado, Snowbird!!

Winter is coming.

Paz!

L.

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *