Hablar por no callar

Uno de los grandes males de estos días. Una – sino la mayor – de las causas por las que cada vez cuesta más encontrar valor entre el ruido.

No, el mundo no necesita escuchar tu opinión sobre TODO. Porque si tienes opinión sobre todo, lo más probable es que sea una opinión de cuñado. No, tus clientes no necesitan saber de ti a diario. Porque tu marca, producto o servicio no es el centro de sus vidas.

Boom, in your face. Sorpresa, el mundo gira a pesar de tu ausencia. Porque al único a quien tu opinión le resulta imprescindible es a ti mismo. Porque al único a quien le parece fundamental publicar a diario – varias veces al día – es a ti.

Podemos esconderlo bajo la excusa de que si no lo hacemos el algoritmo nos penalizará. Podemos ampararnos en decir que a quien no le guste que no lo lea. Que nos haga unfollow. Que nos bloquee. Pero la realidad es que lo que de verdad esconde es un ego desmedido. Una idea de la importancia de uno mismo que ríete tú de Cristiano Ronaldo.

La comunicación en internet es un juego de volúmen, sí, o en eso lo estamos convirtiendo, lamentablemente. Pero debería ser un juego de volúmen de buena mierda, de cosas que merezcan la pena y hagan que dejemos de darle al scroll para consumirlo, no de rellenar celdas de un calendario. No de marcar tareas como hechas porque toca. No de publicar porque lo dice el excel de planificación.

Si las marcas se esforzaran más en hacer de sus productos o servicios experiencias de consumo memorables que dejaran satisfechos e hicieran “molar” a sus usuarios, obtendrían mayor visibilidad y repercusión que lanzando – con la precisión y frialdad de un reloj suizo – publicaciones vacías y llenas de intención comercial. Combatir la bajada de alcance orgánico publicando más no es el camino. Centrarnos en aquellos a los que de verdad les importamos y hacerles felices, sí.

Establecer conexiones, encontrar nexos de unión, intereses comunes, enfoques compartidos y a partir de ahí, a través del contenido, construir relaciones. Ese es para mí el camino. O quizás es que soy un romántico, vete tú a saber.

Hasta que eso ocurra, me seguiré aplicando esta máxima vital: DO MORE THINGS THAT MAKE YOU FORGET TO CHECK YOUR PHONE1. Y luego correré a contarlo en mis redes, claro, porque, hey!, yo también tengo que alimentar mi ego.

Paz!

L.


  1. Haz más cosas que hagan que te olvides de mirar el móvil. 
Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

8 thoughts on “Hablar por no callar

  1. Me parece muy acertado el escrito, no puedes hacer que se olviden de ti pero tampoco machacar a diario. De hecho la semana pasada me he dado de baja de unas 8-10 cadenas de distribución ya que todos los días, y alguno hasta dos veces con “ofertas” o novedades, para mi dejan de tener interés ya que ni las miro por cansinos. Hay que tener informado a los clientes pero teniendo en cuenta de que no va a comprar a diario lo que publicitas.
    Gracias
    Juanjo Nieto

    1. Exacto, esa es la medida. Que no se olviden de ti, pero que tampoco se cansen. Y si simplemente les llenamos el buzón de correos con contenidos irrelevantes… ese es el resultado. Nos damos de baja y seguimos nuestro camino.

  2. Buenas noches Lucas.
    Tus reflexiones , mensajes directos y formación , llegan con facilidad al objetivo que pretendes.
    Agradezco tu Generosidad y tu Comunicación.
    Quedó en reflexion y en la Faena de mejora constante.
    Una suerte tenerte tan accesible.
    Gracias, Calvo con barba.
    Atentamente.
    Jesús María Sahun

  3. Gracias Lucas. Me ha parecido muy interesante tu post aunque me queda una duda. Repetir el mismo post varias veces al día, a diferentes horas ¿no podría servir para aumentar la probabilidad de que sea leído?

    1. Si. Pero también aumenta la probabilidad de que seas percibido como alguien a quien le interesa más ser leído que escuchar. Todo dependerá del uso que hagas del canal, del tipo de comunidad que tengas, su ubicación y el tipo de interacción que mantengas con ella. Si entre cada repetición hay mucha conversación, no hay problema. Si solo publicas… quizás sí.

  4. Muy acertado Lucas, como siempre, llevándolo al campo de los blogs, nos auto presionamos para generar contenido sin pensar en que es mejor publicar menos de más calidad o más auténtico.

    1. Lo ideal es tener siempre cosas interesantes que contar, para alimentar con regularidad nuestros blogs. Pero si ese no es el caso… mejor dejar pasar turno que alimentarlo con basurilla para rellenar. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *