Deja de recalcular

En 300 metros, tome la salida 18
En 50 metros, tome la salida 18
Tome la salida 18

Recalculando
..
Recalculando
..
Recalculando

¿Te suena? ¿Cuántas veces te ha pasado? A mí, unas cuantas. Nos confiamos tanto en la tecnología, que nos anestesiamos de la realidad. Cedemos el control a la máquina y al final es esta quien acaba tomando las decisiones por nosotros. Pero olvidamos que la máquina solo ejecuta, no piensa. Y por eso a veces nos lleva por sitios por los que nosotros voluntariamente no hubiéramos querido ir. Acabamos metidos en una autovía en lugar de en el puerto de montaña con vistas increíbles que era el verdadero motivo de esa escapada en moto.

Si me sigues también en otras redes, especialmente en Instagram, sabrás que últimamente me ha dado por hacer rutas en la moto con roadbook manual de papel1. Sí, suena vieja escuela, pero para mí es vieja escuela de la buena, de la que aporta, a la que hay que volver, porque old school is cool. Este año he participado con mi Harley de 400 kilos en la cromride, la rodibook, la quebrantabook y en Agosto me hice la Transpirenaica con mi mujer. Todas con roadbook, lo que implica que hay que viajar siempre siendo MUY consciente de donde estás y lo que te viene por delante, y muy atento para poner a cero el cuentakilómetros en cada giro y hacer rodar el papel, porque el papel no va a recalcular la ruta por ti. Si te pierdes… estás perdido. Tendrás que volver a encontrarte tú solo.

En total, entre todas esas pruebas, creo que me habrá saltado 5 o 6 desvíos, no más. En cambio, tanto en la WOW rider en junio, como en Navarider hace un par de semanas, ambas de navegación con GPS, en cada giro o rotonda veías motos yendo y viniendo en todas las direcciones. Unos para un lado, otros para otro… y todos convencidos de que iban por el camino bueno… porque se lo decía su GPS. GPS que había recalcado la ruta según le venía en gana. O mejor dicho, según le había configurado su dueño. Unos pillaban la ruta más rápida, otros la más revirada, otros la más corta, y eso quería decir, en muchos casos, una ruta distinta a la que había previsto la organización, que por cierto eran una gozada.

Eso mismo le está pasando a muchas marcas ahora mismo. Se han marcado un objetivo, pero le dejan a la tecnología decidir cómo llegar hasta allí. Que ahora lo que se lleva son los videos; todos a hacer videos. Que no, que se vuelven a llevar las fotografías; todos a publicar fotografías. No, Stories; todos a publicar stories sin entender el formato. No, no, directos, lo que hay que hacer son directos; todos pulsando el botón de live aunque no tengan nada que contar, ni sea su momento para hacerlo. Pero como lo dice la maquineta…

¿Y no sería mejor tener claro no solo dónde quiero llegar, sino también cómo voy a hacer para llegar hasta allí? Tener claro quién somos, qué queremos contar, a quién se lo queremos contar y cuál es la mejor manera de contarlo para que nuestro mensaje llegue al público adecuado, y además en el formato que más se ajusta a nuestras capacidades y a la historia que queremos contar ¿Y no sería mejor, una vez trazada esa ruta, desconectar del GPS la opción de recalcular y centrarnos en ejecutar correctamente nuestro plan en lugar de estar más pendientes de lo que hacen los demás? ¿No sería mejor seguir nuestro roadbook en lugar de seguir la luz roja de la moto/marca que tenemos delante… que igual está aún más perdida que nosotros?

Que sí, que hay que estar atento al entorno y aprender a improvisar y reaccionar, pero es que últimamente veo – en la carretera y en el mundo de las marcas – demasiados pollos sin cabeza corriendo hacia ningún lado, y no puedo evitar pensar que más les valdría haber pensado un poco más antes de arrancar sus motores, trazado su ruta en el mapa de papel antes de ponerse a pulsar botones en el GPS, y una vez en marcha, circular levantando la cabeza de la pantalla para ver venir el cuchillo. Porque quizás ahora ya es demasiado tarde. Ya les hemos visto dar tres vueltas a la misma rotonda…

Paz!

L.


PD.- Si no quieres perderte nunca un [POST], recuerda que puedes recibirlos cómodamente en tu email cada lunes a las 9 de la mañana, para leértelos con el segundo café del día. Tan fácil como entrar aquí y decirme en qué email lo quieres recibir. Easy peasy!!

Ir al formulario de suscripción


  1. Yo utilizo el de Vectornote con luz, y me va muy bien. La ruta de la transpirenaica también es de ellos. MUY recomendable si te va este rollo (si no te va es porque aún no lo has probado, créeme) 
Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

One thought on “Deja de recalcular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *