El ego, en twitter, me lo dejen fuera, por favor…

Las métricas de ego, como el número de followers, y las reacciones de ego, como el “por qué no me sigues?” ya cansan un poco… La herramienta – y con ella los usuarios – deberíamos seguir evolucionando un poco, y pasar al siguiente nivel. A entender mejor su ideosincrasia, su funcionamiento y sus grandezas, y centrarnos en otras cosas. O al menos eso creo yo…