Trabaja tus fortalezas, no tus debilidades

Tiene sentido que nos centremos tanto en mejorar nuestras debilidades? No será más práctico – y reconfortante – centrarnos en reforzar nuestras fortalezas? No sería más lógico identificar aquello en lo que somos buenos (realmente buenos!!) y focalizar todas nuestras fuerzas en eso para marcar (realmente!!) la diferencia? No sería mejor enfocarnos claramente en ser tan buenos en lo nuestro – un tema, no mil !! – de forma que no puedan ignorarnos??

Reputaciones con pies de barro

La reputacion online es importante en estos días, eso es innegable, pero la reputación ha de ser consecuencia de cumplir otros puntos, empezando por un buen producto/servicio, y no por contar con expertos en maquillar resultados en internet. La reputación ha de empezar a construirse por la base, no por el tejado (google)…

No necesitas vender. Lo que necesitas son clientes.

No confundamos el enfoque ya desde partida. Ya tendremos tiempo de cagarla cuando seamos una multinacional de miles de departamentos. La clave no es vender. La clave es solucionar algún problema a alguien y que ese alguien nos conozca. La venta será la consecuencia directa de eso. Preocúpate primero de entender a tus clientes, de ajustar tu propuesta a eso que necesitan y ya verás como vendes…

Desmitifiquemos el contenido…

A la frase “El Contenido es el Rey” le falta – en mi opinión – un adjetivo calificativo… Porque, en todo caso, el BUEN contenido será el Rey. Lo otro, el mal contenido, o el irrelevante, el de relleno… sólo será basura !!

Cuando el medio te arruina el mensaje

Somos multipantalla y multidispositivo. Y todos queremos seguir estando presentes en la mente de nuestros consumidores a pesar de esa fragmentación. Y estamos dispuestos a hacer cualquier cosa para conseguirlo. “Contenido, contenido” !! que los guruses dicen que es el rey. Pues ojo con eso, amigüitos. Porque si el contenido es el rey… el contexto es la reina !! Y a veces estas excursiones… no acaban del todo bien !!