Cortos de vista

El sector del taxi está de uñas con la irrupción de Uber, pero no son conscientes de que con su reacción están haciendo la mejor publicidad posible a quien quieren detener. Gracias a sus acciones, y a la campaña (gratuita) en medios nacionales, ahora el público general ya conoce Uber y lo que ofrece. Y lo curioso es que a muchos les parece interesante…

¿Y si el low cost fuera el precio de partida?

Quizás quien oferta algo low-cost está tirando los precios y sea algo a evitar, pero también cabe la posibilidad de que lo que esté haciendo sea “aligerar” la oferta de características y prestaciones innecesarias, ofreciendo algo mucho más ajustado a los gustos y deseos de un grupo de consumidores, consiguiendo con eso no sólo abaratar su propuesta, sino también estar mucho más cerca de los clientes, algo que no tiene precio…