Furgol

DISCLAIMER: No me gusta el Fútbol. No lo sigo ni me importan los resultados. No conozco las alineaciones del Madrid, del Barsa ni siquiera del Zaragoza. Vivo feliz sin conocer el calendario de la liga, sin entender la diferencia entre la Champions, la Recopa, la Eurocopa, la Copa del Rey o como coño se llame eso que se inventan. Incluso puedo vivir tranquilo sin conocer los nombres de los directivos, los comentaristas o los árbitros (que siempre están en contra del equipo que pierde).

Pues vaya. Parece que el Furgol está en pie de guerra. Es que no hay derecho. Les van a subir el tipo a los jugadores EXTRANJEROS con domicilio fiscal en España, y van a pasar a pagar al mismo tipo que cualquier otro compañero suyo de equipo que tenga la desgracia de haber nacido en España. O sea, que en lugar de pagar un 24% de IRPF, van a pasar a pagar un 43%. Qué injusto. Porque ellos son los que están permitiendo a este pais sobrevivir con dignidad durante la crisis. Son los que permiten que el españolito de a pie (si, ese que también paga un 24% de IRPF) no sufra todo lo que, si no estuviera el fútbol, sufriría de ver que no tiene trabajo, que el paro se le acaba, y que la situación no tiene pintas de mejorar a pesar de lo que digan los políticos y los telediarios.

Pero claro, el gobierno está empezando a tocar tela cuando se mete la mano al bolsillo, porque las monedas empiezan a escasear, y tiene que sacar pasta de donde sea. Y de repente se ha dado cuenta de que el régimen especial de tributación que se creó para atraer a grandes científicos (conocéis alguno que cobre como un Ronaldo?? yo no, pero igual es que conozco a pocos científicos…), empresarios y trabajadores extranjeros, se está usando para beneficio de los clubes de fútbol – al fin y al cabo los jugadores negocian sueldos NETOS – y eso no puede ser, o sea que subida (justificada) al canto. O al menos se lanza el globo sonda, para ver reacciones.

Y las reacciones (de los afectados, fundamentalmente) no se han hecho esperar. No les gusta. No les parece justa. Creen que se les debe mimar. Que la liga no sería la misma sin jugadores extranjeros. Que ellos son parte fundamental de la sociedad y no se merecen estos sustos. Y amenazan con IR A LA HUELGA !!!

Manda huevos. Pues mira, ojalá fueran a la huelga. Y ojalá no pasara nada. Ojalá los miles de ciudadanos idiotizados por el jurgol descubrieran que hay vida más allá de los estadios. Y redescubrieran la lectura, la música, o simplemente que siguieran acudiendo a sus bares de siempre los domingos, pero a charlar tranquilamente de cualquier otra cosa. Y que desmitificaran a los clubes y a sus jugadores. No digo que me gustaría que se acabara el fútbol del todo (aunque la verdad es que no me importaría…). Sólo digo que me gustaría que tuviera una menor presencia. Que se jugara un partido al mes o algo así. Que la sección de Deportes del Telediario se hablara de algo distinto al fútbol, porque hoy por hoy, ¿por qué le llaman Deportes cuando quieren decir Fútbol?

Pero vamos, que supongo que eso es un sueño utópico. Que la mayoría de españolitos seguirán idiotizados ante 22 ricachones que corretean por un trozo de parque urbanizado persiguiendo un balón. Pues nada, seguiré aprovechando para hacer la compra grande cada vez que haya un partido del siglo, encuentro en la cumbre, duelo fratricida, derby del año o como lo quieran llamar. O sea, cada dos semanas.

Paz !

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.