Solidaridad Hipócrita

No puedo más. Lo tengo que decir. Se que no es políticamente correcto y que más de uno me va a saltar a la yugular, pero si nunca la corrección me ha definido….por qué va a hacerlo ahora? Y menos en mi propio blog, así que allá voy.

Estoy hasta las narices de Haití y del movimiento buenrollista, solidario y colaborador que ahora nos inunda. Porque me parece rotundamente falso e hipócrita. Indudablemente, lo ocurrido en Haití es una tragedia, y cualquier ayuda es poca en estos momentos. El espíritu de los voluntarios desplazados o de todos los que desde sus casas ayudan me parece realmente encomiable y digno de admiración. Lo que me encabrona es el oportunismo y la saturación actual. ¿Qué pasa, que antes del terremoto Haití era un paraíso o que? ¿Era autosuficiente y próspero? ¿o era ya un pozo de mierda y miseria?¿Cuántos de los que ahora montan telemaratones, campañas solidarias, grupos en facebook, captaciones de fondos y demás montajes los tenían operativos antes del terremoto? ¿Cuántos de ellos tienen lo mismo montado pero para ayudar en otras desgracias en el mundo? Y me refiero a desgracias del dia a dia, no de megadesgracias televisadas provocadas por desastres naturales. Porque os recuerdo que hay organizaciones que hablan de 800 millones de personas que sufren subnutrición crónica en el mundo y que, cada año, mueren 13 millones de niños de menos de 5 años por enfermedades e infecciones «evitables», como por ejemplo “simples” diarreas. Que una parte muy importante de la población mundial (mill millones de personas según algunas fuentes) sobrevive con menos de 1€ al día. Que países enteros sufren opresión, represión y condiciones durísimas de vida, o que, sin ir más lejos, y sin caer en los tópicos de la cañada real de Madrid o las 3.000 viviendas de Sevilla, seguro que en tu ciudad, e incluso en tu mismo barrio, hay situaciones realmente duras. ¿Y a esos quién les ayuda? Pues los que DE VERDAD quieren ayudar, independientemente de que salga en la tele o no.

¿Porque, por ejemplo, qué coño pintan los políticos viajando hasta Haití para hacer declaraciones? ¿No dicen que hasta el último euro allí es importante? ¿Cuánto cuestan los viajes de esta gente a la zona? ¿Aporta algo su presencia? ¿Y si ese dinero se destinara a medicinas/comida/servicios de emergencia o similares? Pero claro, es más importante ponerse la medalla, salir en la foto y poner cara de preocupado….llegando a extremos tan escándalos como el de 24 Bomberos Voluntarios del Perú, desembarcados del avión rumbo a Haití para que vuelen políticos, periodistas y hasta integrantes de una ONG. Ojalá los dejaran abandonados en Haití, y se encontraran de bruces con la realidad….

¿Y hasta cuando durará esta ayuda?. Ayuda para la que, por cierto, está saliendo dinero de debajo de las piedras. El mismo dinero que dicen no pueden destinar a arreglar otros muchos problemas conocidos por todos, pero hacia donde no apuntan las cámaras de la tele. De momento, ya hay voces pidiendo que se condone parte de la deuda a Haití (esa parte no llega ni a un 12% de la deuda, no os engañéis, que lo que se quiere condonar son 214m$ de un total de 1.885m$….) Seguro que eso ayuda, pero no hubiera ayudado mucho más antes de la catástrofe? ¿No ayudaría eso, por ejemplo, a mejorar las condiciones de vida y la calidad de las infraestructuras del país? En Centroamérica, o en el Continente Africano, o en muchos otros lugares del mundo, por ejemplo.  ¿O es que tienen que sufrir un terremoto y morir 200.000 para que los gobiernos se lo planteen? No se, cada vez más, “el sistema” me parece vergonzoso y creado para mantener los privilegios que disfrutamos unos cuantos. Aquí no se ayuda a progresar a los países, no vaya a ser que se vuelvan competitivos y supongan un problema o un enemigo para nuestra economía, aquí lo que se hace es dar limosna para sentirnos bien con nosotros mismos….pero sólo la justa para que sigan sin suponer un problema. En fin…

Paz !

PS.- Por cierto, alguien ha sabido algo de la activista Saharaui en las últimas semanas? Si, la que casi muere en el aeropuerto por defender sus creencias. Esa que abría todos los telediarios, la que causó un conflicto diplomáticos de dimensiones planetarias. Esa por la que todas las buenas personas de este país se manifestaron enérgicamente a su favor en las calles. Ni os acordáis, verdad? Pues a eso me refiero…

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.