Lo mejor de currar para mí mismo…

Organigrama

…es que no me tengo que comer lo que no es mío, y puedo dedicar mi tiempo a sacar trabajo, en lugar de a buscar refugio para evitar pringarme con lo que viene de arriba. Y eso es algo que, como bien explica el gráfico, sólo hay una persona en las grandes corporaciones que lo pueda decir. Y sólo hasta determinado tamaño de empresa, que como sea muy grande, ni siquiera ése, porque siempre habrá otro pájaro revoloteandole – normalmente en círculos – por encima. Llámalo accionista, consejo de administración, propietario o como quieras.

Vale que ser el dueño de tu tiempo, de tu trabajo y de tu empresa tiene otras muchas dificultades que el asalariado no tiene, como  tener que buscar clientes y hacer un trabajo lo suficientemente bueno como para conseguir que sean recurrentes, porque si no trabajas, no facturas, y si no facturas, no cobras tú. Pero al final sacas el trabajo adelante, aunque sea a costa de interminables jornadas, viajes, visitas y reuniones improductivas, horas al teléfono, toneladas de mails y otros vicios similares que parecen inherentes a los clientes.  Si, esos seres que a veces dedican media hora a contarte que no tienen tiempo para nada. Pero cuando por fin entregas un proyecto, o abres uno nuevo es tan gratificante, que no lo cambiaría por nada.

Probablemente, si trabajas por cuenta ajena, no sabrás de lo que te hablo. Y es normal, porque el nivel de implicación en un proyecto personal – y tengo dos funcionando ahora mismo… – es tan distinto de la implicación que puedas sentir en tu empresa, que es difícil de replicar. También las comeduras de coco lo son, no te vayas a pensar que esto es Jauja. Pero ya te digo que, al menos a mi, me compensa. Y eso que con esto de la crisis y el seguir lanzándome a nuevas aventuras, como me descuide, acabaré teniendo más tiempo que dinero, que está la cosa rarita, rarita (y no me puedo quejar, porque siguen entrando proyectos, y los clientes siguen repitiendo y contando con mi ayuda para nuevas historias…), y desde luego no tiene la misma alegría que los últimos años.

Pero algo empieza a repuntar por algunos sitios. Y si los clientes no repuntan, seremos nosotros quienes tendremos que repuntar. Porque en ello nos va el futuro. En ello nos va la vida. O sea que menos llantos y más arremangarse y pelear, que nadie va a hacer por tí lo que tú mismo no haces. Sal ahí fuera y lucha. Mercado hay. Sólo falta que encuentres el tuyo. Porque esto sólo lo arreglaremos entre todos.

Paz !

PS.- Yo, por si acaso, me voy al Iniciador ZGZ, que allí estaré rodeado de gente que sí que sabe de lo que hablo, y que siempre me carga las pilas. Además, hoy nos contará su experiencia «Emprender a pesar de los fracasos, pero también de los éxitos» Colman López Cantolla, uno de los fundadores de Zinkia, creadores de Pocoyó. Casi ná !!

PPS.- La foto la he robado de este post del blog de Ricardo Moreno (@ricardom76), otro emprendedor inquieto de Logroño a quien sigo en Twitter, y que he creido entender que me quiere invitar a un homenaje gastronómico el Martes que viene, ya que yo tengo que estar por allí con un cliente….era así, no Ricardo?

Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

One thought on “Lo mejor de currar para mí mismo…

  1. Efectivamente Lucas, has entendido bien estaré encantado de invitarte además ahora me estoy embarcando en la organización del TMRC en La Rioja y tu experiencia puede ser muy útil.
    Buen post que resume perfectamente lo que todo emprendedor sentimos cuando bregamos en el proceloso mundo de las micropymes…diversión, pasión y disfrute. Sólo tienes que enviarme un tweet, el tipo de cocina que te gusta y disfrutaremos de un homenaje que nos lo merecemos.
    Ricardo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *