Ux: Experiencia de Usuario

Pasó la 4ª sesión del Monday Reading Club Zaragoza, y puedo afirmar sin miedo a equivocarme que seguimos con nuestra trayectoria ascendente. Obviamente, esto es producto del rodaje, ya que cada vez le tenemos más pillado el “truco” al formato todos los que allí estamos, y la conversación – que es sinceramente la parte más importante – fluye con naturalidad en la sala. Pero es Monday Reading Club Zaragozaque, además,  el pasado lunes tuvimos la suerte de contar con la presencia de Daniel Torres Burriel (imprescindible seguir su blog si te interesa la Usabilidad), y de que fuera él quien presentara el libro, y sobre todo, quien compartiera su experiencia en el tema. Que por algo lleva 10 años trabajando en ello. Todo un maestro (y en breve con “escuela” propia…).

Empezó algo guerrillero, no-recomendándonos seguir los consejos del libro que estábamos tratando, porque los consideraba anticuados y, posiblemente, poco favorecidos por la traducción en la edición en español. Una entrada algo agresiva, pero que nos sirvió para entrar de lleno en una de las grandes verdades de la jornada: Todo depende del contexto donde se aplica. Si, posiblemente el libro incluye unas cuantas verdades, como el hecho de que la sensación de escasez acelera el proceso de compra, o que los intercambios y regalos son herramientas para conseguir otras acciones como contrapartida, pero al final, como insistía TorresBurriel, lo importante son los objetivos que queramos alcanzar con nuestra web o producto. No hay normas válidas para todo.

A partir de ahí entramos en otro punto interesantísimo de discusión: Quién define los elementos que se incluyen en un proyecto web? Normalmente – quizás debería escribir lamentablemente – es el departamento más técnico quién lleva la voz cantante, y el resultado es que se acaba incluyendo en el mismo las últimas tecnologías, todo aquello que la técnica “permite” hacer. Craso error, según TorresBurriel. Como varios twitteros se encargaron de remarcar, el error más habitual en muchos proyecto es tomar demasiado en cuenta la tecnología y no el negocio en sí, o el hecho de que IT y Marketing no siempre se entienden, faltando en muchas ocasiones una visión global, que racionalice, y se encargue de asegurarse que cada funcionalidad presente en un proyecto responda a una necesidad del usuario, o a un objetivo de la organización. Y si esto no es así, esa figura, llámese responsable de Ux, Director General o como quiera que sea, tiene que tener capacidad de empuñar la #motosierra, y cortar por lo sano. Porque al final, hablar de Usabilidad, o de Experiencia de Usuario, es hablar de eso, de optimizar los procesos, de hacer los recorridos más sencillos y lógicos, que no hay que confundir con aumentar la conversión (a pesar de que – y es mi opinión personal – una mejora de los procesos facilita la conversión, aunque lógicamente eso requiere de visitas, que es algo que no consigue la Ux por si misma…).

La mejor manera de afrontar cualquier proyecto pasa, normalmente, por el mismo sitio: redactar un documento donde se especifiquen los objetivos a conseguir. Aunque para ello normalmente hace falta hacer algo que no siempre se hace: Tomar aire, distancia, y pensar un rato, con papel y lápiz – posiblemente la herramienta más necesaria en casi todos los procesos, sean web o no – en LA ESTRATEGIA, esa gran olvidada en demasiadas ocasiones.  Y para que el resultado sea el adecuado, hay que conocer no sólo el diseño que queremos hacer y la tecnología que podemos impletementar, sino también conocer lo que se vende, y sobre todo cómo se compra y que problemas existen en ese proceso. Y muchas veces la mejor fuente de información está en la propia empresa: El Centro de Atención al Usuario/Cliente. Un departamento normalmente menospreciado, pero que conoce de primera mano muchas de las necesidad no cubiertas en la actualidad. Y esta afirmación nos llevó a otra, que también ocupó un rato del debate: No dar nada por supuesto (ni como usuarios, ni como vendedores). Definir nuestros objetivos, hablar con quien conoce la realidad, hacer pruebas, utilizar herramientas básicas como focus groups, tests de usuarios, o algo tan sencillo (y poco utilizado) como una sencilla entrevista. Normalmente de ahí podemos aprender muchas realidades que no conocemos o reconocemos, y que nos pueden dar la clave para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Una vez superada esa parte, es cuando podremos avanzar, ajustándonos incluso al canal donde estemos, porque no vale el “café para todos”, ya que todo tiene sus especificidades: No es igual una red corporativa que una red social. Cada una tiene un lenguaje, unas fórmulas, un protocolo.

Pero al final si que existe un patrón común. Una buena experiencia de usuario es sinónimo de un buen diseño. No bueno en el sentido de avanzado, sino de ajustado a una realidad y a una necesidad. Es sinónimo de una empresa que es capaz de actuar desde fuera de su burbuja. Poniéndose en la piel de sus clientes/usuarios/consumidores. Y eso es algo que, al final, pone más fácil llegar a la conversión, a la venta, objetivo final de toda empresa…

La sesión fue un placer. Se agradece que gente con tanto conocimiento como Dani sea capaz de transmitirlo de forma tan sencilla y accesible, y creo que diciendo esto hablo por los 27 que allí nos juntamos.

La sesión acabó con el ya tradicional sorteo de 1 ejemplar del libro del mes siguiente, cortesía de Analize y la Librería París, y que le correspondío a Rafa Clarimón, posiblemente el hombre más galardonado del planeta en las últimas semanas…

Nos vemos el mes que viene, el lunes 5 de Julio, en el mismo sitio (Hotel Los Girasoles) y a la misma hora (20:00 hrs), para hablar de “El Cisne Negro”. En breve haremos pública la página de inscripciones.

Muchas gracias a todos por vuestras aportaciones, vuestra presencia y vuestros tweets, que hicieron que, el dia de la WWDC donde se presentaba el iPhone 4G, fueramos trending topic. 😉

Os dejo con un vídeo que utilizó Dani en su presentación, que ejemplifica perfectamente los problemas de usabilidad y la resistencia al cambio. Espero que lo disfrutéis.

httpv://www.youtube.com/watch?v=VP_WHckrAX0

Paz !!

PS.- Gracias a Fernando por las fotos !!

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Tuvo que estar fenomenal! Yo, por segunda vez consecutiva, me quedé a las puertas de poder acudir y me fastidió bastante, tenía mucho interés en abrir bien las orejas y aprender de Daniel.

    Me gusta mucho la idea de tomar cierta distancia para encarar el diseño. Posiblemente los condicionantes del propio proyecto y las peculiaridades del día a día, hacen que algo que parece tan lógico, no sea siempre sencillo.

    Enhorabuena por ese crecimiento constante, que de hecho, se palpa hasta cuando uno puede acudir 🙂

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *