Síguenos en Facebook/Twitter… AR !!

Siguenos en las redes socialesEl lenguaje nos delata. Son demasiados años en los que las marcas estaban acostumbradas a estar en su podio, por encima de los mortales, invirtiendo en spots de tele y cuñas de radio, diciéndonos qué teníamos que hacer los simples mortales, y claro, llegan aquí, al 2.0, y creen que esto funciona igual. Ellas marcan el camino, los borregos van detrás en formación. Y eso es lo que aplican. Y las marcas pequeñas… pues también, por imitación. Que ellas también son marcas, qué coño, y lo primero para ser grande y bueno, es comportarse como los grandes y buenos, que es más efectivo que SER bueno y acabar siendo grande por ello.

Siguenos !! Así, sin más. Sin vaselina. Que lo ves y te imaginas las exclamaciones. Como si fuera una orden. Gritada en el oído con la «superioridad» del sargento de los marines que nos ladra ordenes una detrás de otra en la oreja, y nosotros sólo estamos autorizados a acatarlas… o asumir las consecuencias.

Cuántas veces habremos leido eso en miles de webs? Cuántos perfiles de twitter se estrenan con un «Ya estamos aqui. Siguenos» como primer tweet?. Pues siento decirles que no. Que ésto no es – o al menos yo no creo que sea – asi. Si quieres algo, tú, Señora Marca, sígueme a mi. Escúchame, aprende de mis gustos, descubre cosas que no conocías de mí, interactúa conmigo – pero suavecito, sin molestar demasiado… – y despierta en mí el interés por tí. Ve publicando cosas interesantes, que tengan que ver con lo que vas escuchando que voy contando en mi perfil y ya verás como si lo haces así, acabaremos teniendo más y más roce, y al final QUERRÉ seguirte. Por decisión mia. Porque me aportas, no por imposición.

Si al menos me dieras motivos para seguirte de entrada, pues no se, quizás lo hiciera. De hecho lo hago con algunas marcas que conozco, de las que soy fan fuera de twitter, o de los proyectos en los que conozco a la gente que está detrás, porque intuyo lo que me van a ofrecer y en principio me gusta. Pero así, en frio, a alguien que no se quién es ni de qué palo va… pues como que no, no crees? De hecho, me parece incluso más adecuado cambiar ese texto que parece que todos ponemos por defecto –  el «siguenos» o «follow us» –  por un «hablamos?» o, aún mejor, si tenemos espacio, por algo más largo como por ejemplo «si te podemos ayudar en algo, estamos a tu disposicion también en …. «

Pues eso, que ésto ha cambiado, que los podios han sido dinamitados…

Paz !!

BONUS TIP: Si a pesar de todo lo sigues haciendo, al menos indica tu nombre de usuario en cada red, no te limites a colocar el icono, no vaya a ser que pongo tu marca en el buscador, por ejemplo en Facebook, y descubra 8 o 9 páginas creadas por gente descontenta con tu marca… Y esto se aplica a TODOS los materiales. También en el packaging, las vallas publicitarias, anuncios en TV o prensa etc, etc, etc…

PS.- Lo mismo que digo de las marcas, se aplica a las personas y esas invitaciones a conectar en Linkedin enviadas por desconocidos que dicen ser «amigos» y que ni se toman la molestia de escribir por qué deberíamos conectar. A esos… dinamita también !!

PPS.- Pensando seriamente en poner un botón que diga «Págame la hipoteca» en el blog, y si cuela, cuela… 😉

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. La paciencia, socia del paso del tiempo, no es un valor en consideración y sin embargo la realidad nos demuestra que sí debiera serlo. Esta situación que tan bien describes es una barrera para las marcas y más si son emergentes y si creen en que el 2.0 funciona como un cohete al éxito. Qué lenguaje usar?: la forma imperativa, la más breve, rápida de escribir y de entender.

    Entre otros problemas, la inmediatez en los resultados, siempre ha sido un argumento en la formación. Quien no ha oído esto de «.. y rápidamente verás como….». Y nos lo hemos creído, porque necesitábamos creerlo. Bueno, y lo felices que éramos con los Reyes Magos?

  2. Me ha gustado tu post! (cosa que ya te he dicho en twitter)
    Personalmente para mi es un filtro a la hora de seguir no solo a marcas, si no a personas (por muy gurús que sean o que digan que son) ese egocentrismo que les lleva a pedirme que les siga o que me suscriba a su blog en cuanto los descubro.
    Creo que subestiman mi criterio a la hora de decidir si realmente me interesan o no. Si ya he dado el paso de leerte o seguirte en alguno de los canales, «gáname» por el contenido y yo misma te seguiré donde haga falta. Pero no menosprecies mi capacidad de decisión.
    Pienso que la red en muchos aspectos refleja lo que se hace fuera de ella, que aplican las mismas reglas un tanto agresivas de convencerte como sea, y eso al menos en mi caso no funciona.
    Falta humildad y constancia a la hora de currarse su presencia en las redes.
    Que dejen de subestimar a los «usuarios» de a pie y nuestro criterio a la hora de incluirlos o no en nuestras redes.

    Y por cierto, yo me quedo con los Reyes Magos porque el Ratón Pérez venía más veces al año pero muy pocos años!! Cuestión de conveniencia 🙂

  3. Buenas Lucas! Buen post y coincido sobre todo con la parte en la que hablas del username o de la URL. Cansadito estoy ya de ver publicidad de las marcas donde se indica ese famoso «¡¡Síguenos en….», y no ponen la dirección.

    A mí me suena a algo así como «síguenos, pero búscate la vida para encontrarnos en las redes; si nos encuentras, pues guay».

    Un abrazo 🙂

  4. Mejor que el «síguenos» es el «búscanos en» que ponen muchos… no te jode, dámelo tú ¿no? 🙂 .

    Sobre lo de LinkedIN, tengo una conspiranoia mía: LinkedIn lo hace a propósito, de hecho en la app para iPad no hay forma de poner por qué leches te conozco o te intereso (mensaje personalizado). Eso incrementa las visualizaciones de nuestros perfiles, ya que cada persona entra a verlo para ver si interesan o no, o a cotillear.
    Y a más visualizaciones de quién ha visto tu perfil, quizá tengan más ventas del servicio Pro que permite ver quiénes son todas las personas que han visto tu perfil. Como decía, una conspiranoia mía 🙂 .

    Gran artículo Lucas, como siempre.

    1. Buff, pues también debo ser raro en eso, porque si recibo una invitación de esas que pone amigo y no me suena ni el nombre y no tiene texto… ignorar, ignorar, ignorar…

      1. No eres raro, no! A mí me pasa como a ti, de hecho periódicamente lanzo tweets al respecto para «educar» a la gente (si se puede decir así).

        Pero es que es verdad, ya que te tomas la libertad de poner que eres mi amigo cuando a veces ni siquiera hemos intercambiado unas palabras online, ¿qué te costará añadir dos líneas personalizadas? Ufff, es que me pone de los nervios…

        Yo más que ignorar las dejo pendientes, y así me pasa que tengo un montonazo de invitaciones pendientes por gestionar jajaja

  5. Totalmente de acuerdo, la ventaja q ofrecen las redes sociales es la rapidez en retroalimentación q se puede obtener de tus cliente o potenciales clientes, pero primero debes «atraerlos» como bien dices con contenidos, artículos, promociones… hay una larga lista de opciones.

    Un 10 al post.

    Salu2.

    PD: Nos vemos en el CW2012!!!

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.