Se acerca el fin de las redes sociales?

Is Facebook deadParece que de repente el tema de conversación en los medios tradicionales es ese. Que las Redes Sociales no funcionan. Que ésto es una burbuja. Que es un engaño. Un pozo negro de tiempo perdido. Un santuario de la procastinación procrastinación. Tan pronto sale GM diciendo que deja de anunciarse porque no es efectivo Facebook, como aparece un reportaje en El País diciendo que Facebook da señales de agotamiento, u otro en XL Semanal en el que pone en duda la viabilidad del modelo de negocio de Facebook, entre otras publicaciones. Y todos basados en lo mismo, en que el sistema de anuncios en Facebook no funciona.

Claro, no funciona, pero visto desde qué perspectiva ?? Desde la del anunciante, se sobreentiende… Y no será que las redes sociales no son un lugar donde poner anuncios? No será que se está juzgando un espacio nuevo, con «reglas de uso» nuevas, en base a las «viejas reglas» que sólo interesan a una de las partes? No será que el «yo pago, tú compras y no me discutas» está dejando de ser efectivo? O aún iré más lejos, algún analista se ha parado a pensar que a lo mejor es que hay que cambiar los parámetros con los que medir este nuevo entorno? No se, es que hablamos mucho del cambio de valores, pero luego, nos olvidamos de eso a la hora de valorar el desempeño.

Facebook (y Twitter, y MySpace, Instagram, Tumblr, 4sq…) nacen SIN las marcas en mente. Nacen para cubrir un espacio y una necesidad de los usuarios – o casi más específicamente, de sus fundadores! -, y una vez lanzados, los usuarios, precisamente, HARTOS de la invasión publicitaria en otros medios y canales, abrazan esta nueva experiencia con pasión y furor publicador. Según las última cifras que he visto, ya son 900 millones de usuarios en Facebook, Twitter rondando los 200 millones, Tumblr acercándose a los 40,  Instagram en los 30, Foursquare en los 20, Pinterest los 12… Vamos, que podríamos decir que, desde el lado del usuario, mal no parecen ir.

Obviamente, tienen costes, y para sufragarlos tienen que obtener recursos que aseguren su supervivencia y la de sus equipos. Y ahí entran en juego los anunciantes o, quizás, los usuarios, en el caso de los negocios freemium o premium. Y los analistas, cual tertulianos, a opinar. Que si ésto no vale. Que si aquello tampoco. Que si no tienen modelo de negocio. Que no es escalable. Que Internet es un bluff. Que ganar 3$/usuario en el caso de FB es ridículo… y parece que no se dan cuenta de que son las marcas las que están intentando entrar a un lugar que, paradójicamente, ha nacido en parte como un refugio «a salvo» de sus mensajes. La «fiesta» es de los usuarios, y parecería lógico pensar que sean éstos (o los anfitriones) quienes marquen las normas y los límites, no? Al fin y al cabo – y quizás sea esa la clave de por qué no entienden este canal – las Redes Sociales NO son otro canal de TV de la TDT, y por lo tanto no deberían ser juzgados como tales. Pero, además de eso, algún analista se ha parado a valorar otras posibilidades? Por ejemplo, que pasaría si sus objetivos empresariales – los de las redes – no fueran el crecimiento financiero sin límite al que estamos acostumbrados? Y si «ya les valiera» con ganar lo que ganan? Y si no tuvieran necesidad de crecer indefinidamente y A COSTA DE LO QUE SEA, tal y como estamos acostumbrados? Y si fuera suficiente cubrir sus gastos, asegurar su permanencia y el ciclo de innovaciones, y vivir holgadamente CENTRANDOSE en sus usuarios, y en hacer lo posible por ofrecer una inmejorable Experiencia de Cliente? Y por cliente me refiero al usuario, no al anunciante, obviamente.

Facebook ingresó el año pasado 2.900 millones de dólares. Mucho? Poco? Cubre con eso? Yo no lo se, desconozco sus costes y necesidades financieras, pero me da la sensación de, independientemente de los números, estar asistiendo a un choque de dos mundos, con dos percepciones de la vida completamente antagónicas, y que el «viejo mundo» pretende juzgar al «nuevo mundo» con sus reglas, y como éste no le hace caso, no respeta sus reglas ni comparte sus objetivos, y además no tiene problema en demostrarlo (ir a trabajar en chanclas, con bermudas y jersey de capucha, o directamente no querer juntarse con los financieros ya que esos temas no le «preocupan» y prefiere centrarse en organizar su boda, por ejemplo…) cada vez se calienta más y más este «beef» que es tan viejo como la propia historia de la humanidad, pero donde parece que es sólo una de las partes la que «busca pelea«.

Obviamente, una vez que Facebook ha decidido jugar las reglas del viejo mercado, y sale a bolsa, está expuesta a todo este tipo de juegos, estrategias, dependencias y demás peleas sucias que se demuestran con artículos en prensa, bulos, mentiras y cuchicheos en mentideros. Y eso, sinceramente, no tengo nada claro que sea bueno para el servicio que prestan. Pero lo que si que tengo claro es que, que  alguien no haga lo que nosotros queremos, o lo que nosotros creemos que es lo que «hay que hacer«, no quiere decir que lo esté haciendo mal. Quizás es que ha encontrado una nueva manera, o que simplemente lo está haciendo «a su manera«. Lo que si que parece claro es que, desde el punto de vista del cliente, del usuario, éste muerto está muy vivo, y que, como decía la canción, no está muerto, está de parranda, algo que parece les cuesta de entender a los serios ejecutivos encorbatados de las marcas, acostumbrados a pagar por recibir amor. Por aquí, amigüitos, el amor, se consigue dando amor, y no poniendo dinero…

Paz !

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Lo he leído, me he ido y he vuelto para volver a leerlo…..
    Hace poco tuve una conversación con una amigo que precisamente se dedica a entender lo que valen las cosas en las que se invierte y no podía entender realmente lo que valía FB…..le he mandado tu post. Me parece que encaja bastante con una realidad que aún no llegamos a entender.

    Desde luego, abre otra puerta más…..me ha gustado!

    1. Me alegro !! Precisamente esa era la idea, el – al menos – abrir la puerta a otra posibilidad, el ver que quizás existen razones que no son las habituales, o razonamientos que no tienen por qué ser los «oficiales», ni tienen que seguir la «norma». Si precisamente todo lo que se está creando es nuevo… quizás no deberíamos juzgarlo como aquello a lo que sustituye…

      Gracias por comentar !! 😉

  2. Como siempre me ha encantado, cuanta razón tienes, parece que si no tienes un negocio para lucrarte sin fin, es que eres tonto….hay gente que no entiende que se puede ser feliz con cubrir los gastos y sacar algún dinerillo para vivir holgadamente, que no hace falta ser requetemillonario, y que posiblemente haya otras muchas formas de sacar rendimiento a esto, pero entonces se perdería la filosofía
    Saludos

  3. Gran aporte, si señor.

    La cuestión es, lamentablemente, que FB a partir de ahora va a tener que rendir cuentas a un grupo de accionistas que exigirán tranparencia y, of course, su parte del pastel.

    La cuestión, humildemente, creo que es si las grandes redes sociales generalistas continuarán existiendo. Por hacer un símil un tanto absurdo FB es como una gran orquesta con todos los instrumentos sonando al unísono. Durante un tiempo ha estado bien jugar a ser director, pero a mi me gusta tocar la flauta, sólo la flauta, así que lo lógico es que acabe en una red social rodeado de amantes de la flauta.

    Desde luego, algo en lo que tienes toda la razón, es en el comportamiento dictatorial de la TV y su publicidad. No hay duda que esa ha sido una de las claves del éxito de la red y que la pulbicidad y el marketing deben reciclarse todavía más como ya ha sucedido con industrias como la de la música, donde el cotarro hace tiempo que dejó de ser dirigido por las discográficas para pasar a manos de Apple y el iTunes primero y de Spotifys y similares después-

    Acabo como empezaba, gran aporte, si señor

    1. Bueno, la discusión de redes generalistas vs redes verticales (especialistas) es también una vieja guerra, y hay que tener en cuenta muchos factores, entre ellos la comodidad (aka vagancia) de los usuarios. La combinación de presencia en FB para relacionarnos con amigos en genral, con la «militancia» en grupos o páginas (incluso privados o hasta ocultos) de intereses específicos , pero dentro de FB, parece una buena combinación…

  4. Hola. Primero felicitarte por el post, me parece bastante acertado en cuanto a una cuestión que llevo sufriendo un tiempo, y es que «si no tienes al menos 1 millón de usuarios no eres nadie». Tengo una plataforma online para escuchar Carnaval (Spotify del Carnaval) y con 3 meses de vida tenemos 6700 usuarios/as registrados/as. Para los anunciantes que buscamos, dado lo segmentado de nuestro público, les parecen pocos usuarios y, la verdad, me cuesta hacerles entender que facebook tiene 900 Millones, pero que les guste el carnaval pueden ser no muchos mas de los que estan en nuestra plataforma. Pero en FB si harían publi.
    Lo que quiero decir es que me da la sensación de que la acertadamente llamada burbuja .com (Episodio II) está a punto de reventar, lo que seguramente repercuta en la credibilidad de los modelos de negocio basados en Freemium, condenándolos/nos a la reinvención acelerada, y si la gente no está dispuesta al pago por contenido… mal asunto…
    Bueno, ya me he desquitao un poco!! ;P
    Un saludo y gracias por tus contenidos!
    Daniel

  5. Es el clásico calidad vs cantidad, cañonazos vs francotiradores. Lo que igual te están diciendo es que si el máximo a alcanzar son esos 6.700, no les interesa intentarlo. Quizás es que saben que su producto sólo es atractivo para un reducido grupo de ese target, por muy específico que sea, y que con un ¿5%? de ese «universo» no les salen las cuentas… o que no saben hacerlas !!

    suerte con el proyecto !!

  6. Yo discrepo si se me permite. Si creo, aun a riesgo de estar equivocado, que las redes sociales sufren de un hinchamiento no sostenible en el tiempo. Los números de FB si que son asombrosos, pero aplicando filtros, de lurkers a superusuarios a fans entiendo que se reducen bastante. No puedo hablar de la generalidad, pero si de mi entorno cercano, gente que prueba y actúa en redes, y desde el principio, según van saliendo y son tan infieles a las plataformas como fieles a la última moda. Huyen de las marcas y huyen del premiun, no les veo como el sustento ni de las redes sociales, ni de las marcas que pretenden utilizarles como leads. Les vi ser Facebookeros y dejarlo, les vi ser tuiteros y dejarlo, G+eros y ni entenderlo y ahora pinteresteros y dejarlo en tiempo record, ahora whatsapean, ¿ y Mañana? no se… pero no les veo como fuente de ingresos… ( bueno de las operadoras, que de ahí no se escapan) 😉 . De cualquier forma, gracias por reflexionar. Por cierto en un Blog! 😉

    1. Discrepa, discrepa, que eso es lo bueno de los blogs !! 😉

      En cualquier caso, no acabo de ver la relación del comentario con el post. Desde luego que los usuarios somos – al menos algunos, los que se definen como early adopters – por naturaleza infieles y curiosos, pero no son/somos representativos. La gran masa es la que viene detrás, y son quienes tienen más inercias. El pagar o no pagar por el servicio, vendrá en función de lo que aporte (o no) éste, como está pasando con Spotify, por ejemplo.

      Lo que pretendía con mi reflexión era hacernos pensar que atacar (y juzgar) este nuevo espacio de relación con antiguos parámetros (visualizaciones, impactos…) quizás no sea la mejor manera, básicamente porque el fin último de quien aquí pasa sus ratos, no está «en modo compra»…

      Gracias por comentar y por discrepar !!

  7. Me permito comentar por primera vez en tu blog, que me encanta, pero especialmente este artículo es digno de enmarcar.

    «La fiesta es de los usuarios» = La clave del asunto en mi opinión

    ¿Estallará la burbuja? en mi opinión si se mira con los ojos del «viejo mundo» si que lo hará, pero de una forma u otra todo se irá adaptando hacia los usuarios, eso es lo que no tiene marcha atrás.

    En pleno proceso de creación y adaptación estamos, cambiar los roles va a ser harto complicado, pero el esfuerzo de personas como tú y el propio paso del tiempo y generacional conseguirán que la última palabra siempre sean de los usuarios.

    ¿Desaparecer Facebook o twitter por poner un ejemplo? sinceramente no lo creo, los usuarios mandan, y si desaparecen como «compañía» – otra vez mirando con los ojos del antiguo mundo – no lo harán como concepto.

    ¿No os parece? Siento la incontinencia escrita :s. Un abrazo

    1. Creo que has dado en el clavo, Julio !! Precisamente a eso me refería con el post. Que una cosa es que «no sirva» para unos fines de un segmento (los anunciantes) y otro muy distinto que no sirva (y muy bien!!) para otro segmento, el de los usuarios. Lo que habrá que ver ahora – más bien con el paso del tiempo – es qué filosofía es la dominante: la de ordeñar la vaca hasta dejarla seca y que arree el siguiente, o la de cuidarla, ponerle música barroca y darle masajes, e ir vendiendo lo suficiente como para seguir el ciclo…

      Espero no sea el último comentario que te vea hacer por aquí !! 🙂

      1. apuesto por la de la música barroca X), cada día hay más ejemplos de campañas estupendas, de imagen de marca, puntuales de productos, solidarias, de empresas y un largo etc, en lo que considero buena linea, en mi más humildísima opinión, relacionando viejas formas de ver las cosas con las nuevas, tú también conoces muchos ejemplos.

        Todas las campañas – no anuncios – enfocadas al usuario triunfan y se obtienen beneficios de ellas. solo hay que ver como crearlas utilizando los «nuevos ojos», enfocadas a obtener experiencias, conocimiento etc de los usuarios.

        Por ello pienso que el apartado «económico» de las redes también evolucionará conforme se vayan abriendo los ojos por parte de los «responsables».

        Esto es el típico error del restaurante con un montón de clientes por su calidad y servicio y que, de repente, para ganar más, bajan la calidad de la materia prima, quitan personal y no cuidan su imagen. Es lo que está pasando.

        La diferencia es que aquí no puedes buscar otro restaurante – por lo menos no muchos – pero si puedes hacer lo que te salga de las narices, que para eso eres el usuario.

        Por supuesto que me acercaré más a menudo. Un abrazo

  8. ¡Hola Lucas!

    En primer lugar, felicitarte por tu artículo y tu blog ;). Es la primera vez que entro y me ha gustado mucho y, por este motivo, me he hecho también suscriptor ;).

    Respecto a las redes sociales, poca gente (sean marcas, inversores, usuarios, etc) entiende el verdadero significado de las mismas. Son herramientas que sólo son útiles si sabemos cómo utilizarlas y, sin ánimo de hacer publicidad, en este post te expongo los motivos http://www.manuelsilva.es/marketing-2/las-redes-sociales-no-sirven-para-nada/ Incluso no entiende que puede que haya redes sociales mejores que Facebook (como, por ejemplo, Google Plus), pero por la Ley Metcalfe, Facebook es mejor valorada.

    Asimismo, la gente debería saber que prácticamente todas las empresas basadas en Internet no son rentables para invertir en ellas a largo plazo. Su talón de Aquiles o su debilidad se encuentra en su modelo de negocio y a día de hoy son empresas que, a pesar de su volumen de negocio y millones de usuarios, no son rentables para invertir en ellas a largo plazo. Los primeros días de su salida a Bolsa suben mucho por su especulación, pero al poco tiempo baja su valor. Hay muchos ejemplos: Linkedin, Groupon, Facebook, etc. Comparto contigo una entrevista que nos hicieron a Genaro Fragueiro y a mi sobre la salida de Bolsa a Facebook hace unos meses http://prensaespecializada.blogspot.com.es/2011/12/facebook-sale-bolsa-para-hundirse.html

    Al igual que los blogs, las redes sociales siempre estarán «muy vivas» 😉

    ¡Saludos desde Zaragoza!

    1. Hombre, «y punto» no. Que para que haya fiesta, alguien tiene que pagar la música, las copas, las luces y demás, no crees? Parece que el usuario no está muy por la labor, o sea que habrá que buscar fórmulas que permitan al anfitrión (el dueño de la red social) ser feliz, al que disfruta de la fiesta pasarlo bien, y al que la paga no sentirse engañado. Igual la mejor forma de que eso ocurra es que se acerque a los corrillos de gente pasándoselo bien y se integre…

  9. Gran artículo, esto es una revolución silenciosa, sencilla e imparable. Es un cambio de concepto brutal. Genís Roca (rocasalvatella.com) comentaba en una conferencia que es algo nuevo y único desde la revolución industrial… yo iría más allá. Este cambio de paradigma es algo nuevo y único desde la aparición de excendentes en el neolítico, se acabó el clientelismo, la compra-venta, ahora manadan otros y parece que algunos no se han dado (o no quieren) darse cuenta.

    Felicidades por la reflexión.

    1. Estoy contigo. Creo que va más allá de lo que pensamos y/o nos damos cuenta. Supone un cambio, incluso de valores, del que probablemente aún no somos conscientes ni valoramos. Esta posibilidad de interacción, de compartir, de involucrarse y de opinar de cosas que ocurren en el otro lado del mundo es algo que todavía mentalmente nos supera. El «confiar en extraños», y esta extraña «intimidad» que se produce entre «followers» creo que tiene mucha más carga de profundidad que la aparente…

      Gracias por comentar por aquí !! 😉

  10. Hola Lucas

    Gran post y bien escrito. Y gran título (ejem…)

    De acuerdo totalmente en que hay marcas que no han entendido que los usuarios en las redes sociales querrán estar en contacto con otros usuarios, y no viendo anuncios (que para eso ya está la tele y la prensa y así les va).

    Otra cosa es que la marca quiera y sepa comportarse como un usuario más, conversando, aportando valor, siendo cercana, proactiva, qué también las hay. Eso dista de poner anuncios aquí o allí, claro. Lo que creo que funciona es el uso eficaz de las redes sociales, más que volcar anuncios en ellas. Ese uso eficaz, a menudo difícilmente cuantificable en euros (dichoso ROI) indiscutiblemente beneficia a la marca (en visibilidad, en reputación, en cercanía al consumidor…)

    Como dices también en respuesta a comentarios anteriores, el problema es que si la publi no da suficiente, la fiesta habrá que pagarla de todos modos: puede que el modelo esté en duda, pero lo que no puede desinvertarse son las redes sociales (por que no puede desinvertarse que somos sociales antes, durante y después de su aparición).

    No me atrevo a decir si facebook crecerá o no, si subirá en bolsa o bajará, si parecerá otra red, si el revenue per user ha de ser así o asá, no me da la neurona para eso, no es mi especialidad. Lo que sí creo es que seguirá habiendo redes por que las seguiremos usando. Y que usarlas adecuadamente en favor del usuario es una buena política para las marcas que quieran jugar en ellas.

    Un abrazo

    1. Gracias, Victor.

      Efectivamente, yo creo que – mientras las Redes sigan siendo «territorio usuario» y no sean colonizadas por las marcas – la clave está en el «cómo estar». En darse cuenta que esta juego es distinto que el que ellos están acostumbrados a jugar, y que deberían ser ellos quienes se adapten, y no lo usuarios.

      Siendo un poco brutos (ya sabes que eso se me da bien…) es como si alguien acostumbrado a irse a un bar de los de luces rojas pretendiera ir un sábado a un garito normal, ofrecerle pasta a una tía para llevársela a casa, y que al segundo bofetón se fuera del garito gritando «este bar es una mierda!! aquí no se liga!!»

      Posiblemente el ejemplo sea desafortunado, pero creo que es bastante gráfico…

      Gracias por pasar por aquí de nuevo, y ánimo con la rehabilitación de esa pierna !! 😉

  11. No se si morirán las redes por las marcas, pero lo que si que está muriendo, por lo menos para mi, es la capacidad de prescripción de las redes. (y yoy a llevar el debate a otro lugar, el de las campañas de twits dirigidos).

    Hace dos, tres años, cuando alguien me recomendaba algo en twitter, me llamaba la atención. Si era más de uno, me parecía algo por lo que merecía la pena interesarse.

    Hoy, cuando recibo una recomendación, ya no se si es sincera, o es una campaña social media de twitts dirigidos (pagados en dinero o en especie). Me pasó con una obra de teatro hace unas semanas: oh casualidad, resultó que todos los twitteros que me recomendaban la obra era porque habían recibido entradas a cambio de hacerlo.
    Una vez que pude comprobar que no había ninguna recomendación «sincera», decidí no comprar entrada. Y esto me parece grave.

    Podremos argumentar que esto siempre se ha hecho en los blogs, de acuerdo. Pero no era tan masivo como es en twitter.

    Puede que mi impresión no sea la general: hay gente que lleva menos tiempo en esto y entre eso y que ya han conocido twitter funcionando así, no les afecte demasiado.

    Pero a los que llevamos tiempo por aquí nos está cansando. Siento que ya han empezado a quemar esto como canal de márketing.

    1. Pues te voy a dar la razón… Lo que creo que está pasando es que esa «pureza» que comentabas que había antes, se «contamina» por dos motivos:

      – incremento de usuarios, cada uno con sus intereses
      – presencia de ·entes· dispuestos a pagar a cambio de recomendaciones
      – presencia de usuarios dispuestos a comerciar con recomendaciones que quizás no sean del todo naturales

      Y que conste que yo he recibido regalos en alguna ocasión (algunos los he recomendado y otros no…) e incluso me han ofrecido dinero (que acepté, pero creo que nunca me ingresaron…) por lanzar un tweet que curiosamente hubiera lanzado aunque no me lo hubieran pedido (lo cual habla bien de la agencia que hizo la selección y me contactó), ya que era de tema de Harleys…

      Será el cochino dinero, que todo lo contamina o que?? O simplemente seremos los de Marketing, que todo lo que tocamos… pues eso !! 😉

  12. Vaya por delante que mi comentario en Twitter (https://twitter.com/torresburriel/status/212937374764765184) tenía la intencionalidad de emitir un juicio pensando en la comparación de métodos de publicidad, exclusivamente. Descontextualizado suena grueso, pero es que en contexto creo que la cosa tiene mucha guasa.

    Desde mi punto de vista aquí no pasa otra cosa que no hubiera pasado hace 15 años, cuando las agencias de publicidad se metieron a web developers (ya que sus clientes les pedían presencia web, banners, etc.) y la falta de recursos humanos capacitados les llevó a cometer auténticas aberraciones en forma de producto digital.

    Hoy subimos escalones en el camino del despropósito y, como dices, las marcas andan a golpes en redes sociales porque la toma de decisiones se realiza en lugares y por personas que tienen tanta experiencia en esto como yo en presidir eucaristías. ¿El resultado? Juntaletras avispados que no dudan, one more time, en zambullirse en el barro del chascarrillo económico-internetero, que encuentra su altavoz en blogs y medios digitales expertos en el C&P.

    O sea, el horror.

    Como se dice en el post, y se insiste en los comentarios, estamos en un tiempo tan nuevo que nadie, nadie, tenemos la más puta idea de dónde nos lleva esto. de ahí a pontificar creo que hay un trecho tan grande que si quiera atrevernos a poner una coma me parece un exceso.

    Sólo se me ocurre volver a citar el famoso vídeo de The Machine is Us/ing Us (http://www.youtube.com/watch?v=NLlGopyXT_g).

      1. Pues te contesto, lo que pasa que poco más hay que añadir a lo que dices.

        Yo creo que EN PARTE es así, que la barrera de entrada en este sector es tan baja que cualquiera entra. Aquí ni siquiera está la barrera de saber picar código que existía en la época que comentas en tu comentario. Cualquier persona, con o sin formación, es capaz de abrir perfiles y subir contenidos. Y parece que con eso ya vale. El tuerto es el rey en el reino de los ciegos. El problema es que esto de las redes es un clásico «iceberg» o «velero de competición», que necesitan una quilla o una base suficientemente amplia como para no ser algo que se mueve a merced del viento que más fuerte sopla. Y eso es lo que no es tan fácil. Y si a eso le sumas que las necesidades de las marcas son unas – vender – y las motivaciones de los pobladores de las redes son otras – ocio básicamente – pues tenemos un vaso con agua y aceite…

        Cierto es, y lo comentamos el otro día en el Congreso Web en varias ocasiones, que esto es tan nuevo, que realmente no existe «el libro», porque ese libro, el hipotético «manual de instrucciones» lo vamos escribiendo según vivimos. Lo que pasa es que una buena base, unas buenas ruedas, siempre ayudan a tomar bien las curvas…

        Ahora nos va a tocar a todos adaptarnos a esta nueva realidad. A los usuarios a aceptar la presencia del que paga la fiesta (o dar un paso adelante y pagar su consumición, que es otra opción), al anunciante a entender que no puede venir con sus reglas, y que tiene que jugar con mucha más vaselina y paciencia, y al organizador de todo esto, al dueño de la red social, a aprender a navegar entre dos aguas… y ninguna de ellas calmadas !!

        Pero vamos, que todo esto me lo podía haber ahorrado y poner un «amén» como toda respuesta… 🙂

  13. Un Post muy , muy interesante..

    Parto de la base que Yo hasta el 2009 era analfabeto informatico …como el de la cancion , para mi un disco duro era uno de Metalica.De la mano de un buen amigo descubri Facebook y me empece a «enganchar» vi muchas posibilidades para mi negocio , un pequeño Hotel de 8 habitaciones en el Pirineo de Huesca , y ha dia de hoy estoy en todas las redes que me interesan, entiendo, y me aportan algo.

    No se si moriran o no las redes , lo que tengo claro es que si eso ocurre me enterare por Twitter.

    Creo que como dices acertadamente en el post, los viejos anunciantes no saben o no quieren adaptarse a las reglas del juego..porque al final esto es un juego.

    Mi experiencia personal ,es que en las redes ,no se vende …..se enseña a tu cliente el que comprar..no se » obliga » se sugiere, no se » provoca» …se inspira….y si se hace con un poco de acierto pueden llegar a ser el motor de tu negocio.

    Nosotros en lo que va de año tenemos casi un 40 % de nuestras reservas ,relacionadas con Facebook y a dia de hoy para mi ,es nuestra mejor herramienta y nuestro mejor canal de venta..eso si con unas reglas que nada tienen que ver con la publicidad tradicional.

    Y lo mejor de todo , disfrutando dia a dia con tus Seguidores y creando una comunidad activa, de esta forma hemos conseguido mas de 14.600 Fans

    Sin ninguna duda las redes de momento, son el presente y futuro, para todos , menos para los que siguen buscando respuestas en el pasado.El mundo ha cambiado y no toca mas remedio que adaptarnos.

    Muchas Gracias por compartir

    Un Saludo desde un Rincon Unico en el Pirineo.

    1. Si ese buen amigo que comentas es uno que nació cerca de tu hotel… no es mal consejero, no, pájaro !! 😉

      Yo siempre suelo comentar que en las redes no se trata de que las marcas me hagan comprar, sino que me CONVENZAN de POR QUÉ comprarles a ellas. Lo que pasa es que esa presión del corto plazo de la venta, a veces nos ciega, y no nos deja ver los beneficios de una relación sana y sincera en el medio/largo plazo.

      Yo soy uno de esos 14.600 fans de tu facebook, y disfruto con las historias, las fotos, las flores, las truchas, excursiones y demás cosas que vas contando. Tanto es así que este domingo estuve a punto de entrar a tomar un cafe para conoceros (tuve boda en Benasque… ) pero al final no entré, porque salíamos a una hora que no era ni de caña (conducía), ni de café (salíamos a la hora de comer dirección Zaragoza…). Me comprometo a parar la próxima vez que suba a Benasque !!

      Gracias por pasar por aquí y por comentar !!

      PD.- Larga vida a Metallica !!!!!!

  14. Pues voy a discrepar, con tu permiso. Mientras se «expongan realidades y verdades, como sucede en este caso» lo que estamos haciendonos es un favor. A nosotros, y a nuestros clientes, a quienes no estamos alimentando con falsas promesas de salvación gracias a la «maravillosa intervención de los Social Media». A quienes igual estamos fastidiando es a los vendedores de humo, sin formación más allá de 12, 16 o 20 horas de charlas y cuatros posts mal leídos, que pretenden ser estrategas/especialistas/expertos. Y a esos, no tengo ningún problema en que reciban pedradas en la nuca, no te voy a engañar. Hasta estaría dispuesto a ser quien empuñara la piedra… 😉

    Si de verdad queremos que de aquí acabe naciendo un sector serio y ordenado, más nos vale contar la verdad, seguir predicando y evangelizando e ir aproximando las expectativas con las posibilidades reales de estos nuevos medios, que aún estamos conociendo !! No hacerlo si que sería hacernos un flaco favor…

    Gracias por opinar !!

  15. No te vas mucho Lucas…es el…je je,trabaje unos años con ellos en Benasque .

    Creo que as vuelto a dar en el clavo ,lo que esta clarisimo es que las redes es una carrera de fondo y los anunciantes tradicionales ,creo que estan acostumbrados a acciones mas rapidas,por eso al principio una cosa muy importante al meterte en todo este » fregau» es tener Fe,en tu estrategia y en tu trabajo …son lentas pero efectivas.

    Aunque una buena accion que se viralice puede ser mucho mas rapida que muchas campañas.

    La proxima vez que te escapes por el Valle de Benasque nos tomamos unas cervezas ,que ademas ahora vamos a tener carta nueva con una buena seleccion de cervezas artesanas , ya las iras viendo por Facebook.

    Muchas gracias por compartir.

    Un Saludo

    P.D Yo soy mas de Barricada…

  16. Bufff, me encanta este tema. Lo cierto es que el problema principal de las redes sociales es la utilidad. Si se centran en simplemente conectar a la población más joven será una moda, como lo fue en su momento el messenger. Quizá fb y las demás redes sociales deben centrarse en tener utilidad, un valor añadido suficiente como para sobrevivir la tiempo.

    Son cosas mías no me hagas mucho caso.

    Marina

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.