Tiempo real vs Storytelling

Once Upon A TimeLa velocidad con la que las noticias nacen, crecen, se comparten y mueren en estos tiempos dospuntoceriles nos están – creo – haciendo perder un poco el norte y el sentido. Ahora “todaslas marcas pretenden ser medios de comunicación, hubs informativos, curadores de contenido, emisores de información, aunque sea ese un ejercicio que se limite a rebotar lo que otros escriben. Y no es lo mismo ser altavoz que pared. Uno emite sonido, el otro sólo eco. Esta nueva realidad está haciendo que muchos pasemos demasiadas horas pegados a las pantallas (en plural, porque ya se sabe que tenemos más de una siempre cerca) por el miedo a perdernos “the next big thing“. Pero, realmente tenemos claro el por qué y el para qué hacemos lo que hacemos?

Lo pregunto porque cada vez es más habitual el encontrar en una de estas dos posiciones:

  • Marcas que te dicen que ellos no pueden estar en medios sociales porque no tienen tiempo para estar todo el día pendientes de lo que se dice en ellos,
  • Y el caso contrario, marcas en medios sociales que se limitan a rebotar lo que otras personas – normalmente con bastantes seguidores – publican, a intentar hacerse los encontradizos, o incluso a añadir sus hashtags “propios” como si eso ya fuera a aportar algo, aunque los contenidos que rebotan tengan poco o nada que ver con ellos mismos, su imágen o identidad digital (actual o futura), y me temo que eso no funciona así.

Por eso, es mucho más importante el tener clara una línea temporal y de contenidos. Un objetivo. Una guía de por dónde queremos transitar y para qué. Una meta que alcanzar. Un por qué. Un para qué. Esa línea, ese objetivo, será el hilo que nos servirá para ensartar todos los contenidos que publiquemos. Será el que dará continuidad a lo que hagamos y digamos. El que nos servirá para decidir, ANTES de publicar o darle al botón de compartir, si eso nos va a aportar algo, sea quien sea su autor original, por interesante que nos resulte a título personal.

Por ello es tan importante el considerar todos los canales como partes de un todo. Un todo que debería incluir no sólo éstos sino también todas las interacciones físicas que podamos tener con nuestros clientes y potenciales. Todas las oportunidades de relación y comunicación. Los “touchpoints” que se dice en consultolábico. Y que en todas ellas, construyamos, con  una línea temporal coherente, un tono, estilo y contenido homogéneo, nuestra identidad. Que nos permita DEMOSTRAR cómo somos, no sólo aparentarlo.

Y en esa construcción, en ese proceso, el hecho de ser el primero, el segundo o el tercero en compartir un enlace pierde importancia. Porque lo que de verdad la tiene es la reacción que ese hecho genera. Y la relación que guarda con nuestro anterior pieza. Y con la siguiente. Si todo eso es coherente, si todo eso es un contínuo, estaremos aportando contenido a nuestra marca, no sólo a nuestros canales. Y a eso le llamamos storytelling. Y es mucho más importante que ser el que más contenido – y más rápido – aporta a dospuntocerolandia.

Así que ese es mi consejo, concéntrate en construir TU historia, en hacerla memorable, relevante e intemporal, y preocúpate menos de ser el más rápido en repetir las historias de los demás…

Paz !

PS.- Este post lo escribí el miércoles 4. Si todo va bien, se publicará el lunes 16, mientras yo ando rodando por Europa con la Harley. Es un contenido que ha sido programado para ser publicado. ¿Le quita eso – el hecho de no haber sido compartido según ha sido creado – valor a su contenido? Diría que no, porque es un ladrillo más en este blog. Una pieza más de este engranaje de ideas, pensamientos y puntos de vista. Así que, que no tener tiempo, no sea una excusa para no empezar MAÑANA a construir tu marca !! Es cuestión de organizarse y tener las cosas claras, amigüitos…

PS2.- Aunque hoy no sea 16  de Julio, puedes compartir este post perfectamente, que no caduca… 😉

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *