La importancia de fijar – y jerarquizar – objetivos

Creo que nunca serán suficientes las veces que repitamos este mantra. Lo primero de todo, mucho antes de pensar en qué tenemos que publicar mañana en Facebook o en Twitter, ha de ser el tener claro QUÉ SOMOS, PARA QUÉ HACEMOS LO QUE HACEMOS, y CUAL ES EL OBJETIVO QUE ESPERAMOS CONSEGUIR. Si, temas muy simples a primera vista, sobre todo una vez que los vemos por escrito, pero bastante más complicados de definir en la práctica, y que sorprendentemente una gran cantidad de proyectos no tienen definidos, por mucho que digan que si. Y cuando no están definidos, podemos aplicar con total tranquilidad el famoso diálogo de Alicia en el País de las maravillas:

La importancia de fijar y jerarquizar objetivos para definir una estrategia

Twittealo !!

Porque eso es lo que realmente pasa. Si no sabes dónde quieres llegar, cualquier camino es bueno. Por eso mismo, ésta debería ser la Fase 1 de cualquier proyecto, y debería ser revisable cada cierto tiempo, porque nada es definitivo, salvo la muerte, que diría aquel.

Ando yo ahora revisando los objetivos del blog, con vistas a un rediseño en 2013 – se ve que me influye esto del año nuevo/propósitos nuevos… -, y estoy sufriendo en carne propia mi propia medicina. Los que estáis suscritos al RSS por email (si tú no lo estás, puedes suscribirte desde aquí) ya habéis visto el primer cambio, el externo, y este post lo habéis recibido en vuestro inbox con un diseño algo más avanzado, ya que ahora paso a gestionarlo con Mailchimp en lugar de con Feedburner, pero aún quedan los cambios internos, los del propio blog. Es un camino de introspección complicado, como un e-psicoanálisis, y no dejo de darle vueltas y más vueltas a muchas preguntas: Objetivos del blog. A quién me dirijo. Para qué. Qué objetivo es más importante de todos. Si tuviera que prescindir de alguno de ellos de cual sería, y ese tipo de dilemas “duros”.

Desde su nacimiento (éste empezó en 2009, y era ya mi tercer blog…) ha ido cambiando su función. Nació como algo personal, derivó a profesional, evolucionó a “complemento” a CeConBe, mi empresa, y ahora es el primer o segundo punto de contacto conmigo para mucha gente, clientes, potenciales o simplemente gente con intereses comunes a los mios, y ésto me hace darle muchas vueltas a si el blog cumple ese nuevo papel, y con ello a repensar los diferentes elementos a incluir (o borrar) en el futuro diseño.

Hay que ser conscientes de que el sitio – y la atención !! – es muy limitado, y hay que ser estricto a la hora de elegir lo que se puede y lo que se DEBE mostrar, para CUMPLIR los objetivos, y hacerlo además consiguiendo que la navegación – en el mayor número de dispositivos posible – sea tan cómoda y obvia como un circuito de Ikea. Por suerte, yo tengo a un grande de mi parte ayudándome a centrar el tiro, que siempre es bueno tener a alguien que te diga, desde fuera, si lo que tú ves es lo que se ve, y si lo que quieres hacer es realizable, y cual es la manera adecuada. Pero, con todo y con eso, os garantizo que es un proceso que cuesta. Necesario, pero costoso.

Y tú? Tienes claros los objetivos de tu proyecto? Igual es buen momento de pegarle un repaso a ese tema…

Paz !

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Que simple y que dificil a la vez Lucas….fijar objetivos. Pero que importante.

    Yo poco a poco lo voy consiguiendo , tengo algunos objetivos claros , otros vagan por mis sueños y me despiertan en las madrugadas para ponerlos en marcha .

    Pero lo que si tengo muy claro , vamos clarisimo , es que quiero disfrutar y divertirme ,luchando por ellos.

    Gracias por estos enpujoncillos, en forma de post.

    Un Saludo desde el Pirineo , con un tiempo de Primavera.

    Chema

    1. Pues ya sabes lo que te toca, Chema. Papel y bolígrafo (o el medio que más rabia te de…) y a escribirlos, ponerles plazos, cuantificarlos… vamos, lo que los guiris diría convertirlos en objetivos S.M.A.R.T. 😉

      Envidia me da eso de “desde el Pirineo”, y más sabiendo que en realidad es “desde Benasque”…

  2. Yo estoy en el inicio de mi relación con mi blog (un mes) con esa actitud de “acaramelamiento” que tienes al principio y que lo cuidas y piensas en él… y te gusta. Está claro que pasado un tiempo deberé buscar cuales son los objetivos que pretendo con él pero por ahora estoy disfrutando de nuestra relación 😉
    Estoy suscrita a tu blog y me gusta lo que escribes. Nos vemos por aquí y en twitter
    @pilugadea

    1. Pues no es mala idea que ahora que es “jovencito” tengas ya algo claros los objetivos, no sea que se “asilvestre” y busque su propio lugar en la blogosfera… 🙂

      Lo que no quita para que esos objetivos sean algo flexibles, y admitan una evolución (lógica por otra parte) con el tiempo, que no han de escribirse en piedra !!

  3. Buenas, yo tengo varios dilemas, lo primero, estoy muy verde en este mundo, es decir, intento hacerme un hueco, parte por pasión y parte por qué se está convirtiendo en necesidad. Por otro lado marcar objetivos en el punto en el que me encuentro, parece sencillo pero no lo es, y temporalizarlos, más dificil todavía. Me he planteado realizar un blog, creo que es indispensable para el desarrollo de cualquier proyecto de redes, pero, cuándo y cómo, esas son las preguntas que debo responder al ir desarrollando objetivos.
    Estás en proceso de remodelación interna y externa en tu blog, cosa que es de agradecer ya que el que se estanca, no aporta, por lo que seguiré los avances en tu blog muy atentamente, por ahora sólo puedo darte la enhorabuena por el cambio.

    Suerte.

    Domingo

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *