Cortos de vista

Mi perro, Juanito, está mayor y lamentablemente está perdiendo vista día a día. En casa o en nuestro paseo habitual a su parque va bien, porque se conoce el terreno y todavía ve algo, pero en cuanto salimos de terreno conocido, algún que otro cabezazo se da por no saber bien por dónde va. Es triste verle cómo va perdiendo facultades, pero es ley de vida. Afortunadamente, por muy cabezón que sea – que lo es – se deja guiar por quienes todavía conservamos ese sentido (más o menos) intacto. Lo tremendo sería que intentara guiarme él, a pesar de no ver bien.

Mi perro, Juanito, me recuerda últimamente a muchas personas e instituciones, cabezones ellos, que sin ver delante suyo más que bultos y formas, los consideran por defecto bultos sospechosos (lo que hace el miedo…) y pretenden guiarnos a salvo de ellos a los que si que (más o menos) vemos lo que hay detrás de esos bultos, como si evitarlos fuera seguro o incluso posible. Desoyendo lo que voces autorizadas tienen que decir. Como si estando fuera de su alcance fuéramos a estar mejor. Porque lo dicen ellos. Pensando en ellos, me permito añadir.

Obviamente, me refiero en este momento a los taxistas y su huelga. Una huelga que se parece demasiado a la mejor campaña de publicidad que jamás hubiera soñado Uber. Porque Uber – al igual que BlaBlaCar, parecida pero distinta, o AirBnb si nos vamos al mundo del alojamiento – no son eran sino todavía empresas incipientes (al menos en España), conocidas por el reducido grupo de usuarios avanzados de redes y apps, pero no por el público de masas. Hasta que telediarios, programas matinales, vespertinos y tertulias de radios, periódicos nacionales, semanales y revistas de todo tipo deciden dedicarles minutos y páginas para explicárselos a sus televidentes/oyentes/lectores. Para que entiendas a qué se oponen los taxistas. Y cuando lo explicana los usuarios les parece un avance frente a la situación actual. ¿Y ahora qué, amigüitos?

De momento, las grandes ciudades son más transitables, algunos ciudadanos son más felices sin taxis, otros se dan cuenta de que existen alternativas de calidad, Uber se convierte en la app más descargada en determinadas plataformas, registra un +850% de incremento de registros vs la semana pasada en Londres, y en un movimiento genial, los nuevos usuarios de Barcelona (única ciudad donde Uber funciona, aunque ahora ya la conocen en toda España…) se encuentran incluso con una promoción (de la que se hacen eco grandes medios…) de hasta un 50%. Estamos asistiendo a la redefinición del famoso “efecto Streisand“. ¿Coste de la campaña? Para Uber 0€. Para los taxistas, el lucro cesante + el cabreo que llevan sus usuarios, a los que les han demostrado que sólo piensan en ellos como mercancía. Muy bien todo, hoygan, muy bien.

Lo dicho, que me recuerdan a Juanito. Y Juanito está finalista. A ver si también se van a parecer en eso…

Paz!

L.

PS.- Por si hay dudas, creo que los taxis son necesarios, que la situación “alegal“/ilegal de uber debería arreglarse, y que, por encima de todo, los taxistas NECESITAN reflexionar el POR QUÉ del éxito de Uber y aplicar aquello que sea aplicable de este enfoque disruptivo para acercarse a los nuevos usuarios, de la forma y en los canales que estos usuarios demandan. Y quizás por el camino habrá que romper una o dos normas, y agitar alguna que otra estructura. Eso también es ley de vida. Agárrense que vienen curvas…

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Al respecto del tema, merece la pena leer la carta abierta de Neelie Kroes, vicepresidenta de la CE:
    http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/kroes/en/blog/my-view-todays-taxi-protests-and-what-it-means-sharing-economy
    Una frase que lo resume todo: “The old way of creating services and regulations around producers doesn’t work anymore.” Vamos, que hay que pensar en los usuarios finales.

    Hay un documento muy bueno sobre todo lo relacionado con la economía colaborativa en la web de la CE, que explica fenomenal todas estas amenazas y oportunidades: http://ec.europa.eu/enterprise/policies/innovation/policy/business-innovation-observatory/files/case-studies/12-she-accessibility-based-business-models-for-peer-to-peer-markets_en.pdf

    Quizá lo más interesante de ayer es que fue algo nunca visto: una startup tecnológica poniendo en huelga al mismo sector en varios países. ¿Veremos huelgas en las líneas de autobuses y trenes interurbanos contra BlaBlaCar? ¿O de los hoteles contra AirBnB?

  2. El post de Kroes me parece clarificador y esperanzador (estaba enlazado en el segundo párrafo, bajo “lo que voces autorizadas tienen que decir”. Está claro que tengo que mejorar mis anchor…).

    El segundo documento no lo conocía. Me lo mando a Pocket para leerlo con tiempo.

    Gracias!

    1. Lo que está claro es que el título del post iba por mí 🙂

      Creo que el problema no es por el texto del enlace, sino porque el texto azul del enlace se distingue poco del negro en algunos párrafos. Igual probar con un azul algo más claro, o con subrayado…

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *