¿Ha perdido Twitter la batalla del engagement?

No se si es algo generalizado o sólo una sensación mía, pero últimamente vengo observando mucha más interacción en Facebook (tanto en perfiles personales como en páginas que de verdad consiguen conectar con su público) que en Twitter. Al principio me negaba a reconocerlo – como herramienta twitter me gusta MUCHO más que Facebook, hasta el punto de que yo me auto-defino como “tuitero“, pero jamás se me ha ocurrido llamarme “feisbuquero” – pero llega un momento que es algo que ya no puedo negar y quiero validar con vosotros si también lo notáis.

Yo diría que está relacionado con la diferente “permanencia” de una publicación en cada uno de los canales, y también con el uso que, por norma general, le damos a cada uno de ellos. Mucho se despotrica del algoritmo de Facebook, pero cuando tienes una cierta “audiencia” fidelizada, ese algoritmo en realidad juega en favor de quien publica, ya que acaba por mostrarle el contenido la siguiente vez que se conectan, paliando en parte el hecho de no estar constantemente conectados, igual que el efecto “republicador” que tienen las interacciones en Facebook con el contenido, que generan a su vez nuevas publicaciones, susceptibles de ser vistas por los amigos/fans. Por contra, en twitter, o estás presente, o te lo pierdes, e incluso aunque estés presente, si el número de cuentas que sigues es medianamente alto, también. Lo mismo pasa con las interacciones posteriores, en caso de haberlas, que si son en forma de reply son sólo visibles, por definición, para los seguidores comunes entre publicador y “contestador“.

Asimismo, aunque igual es sensación mía, insisto, me da la impresión de que las publicaciones en Twitter tienden más a “llenar ventanas de publicación” que a trasladar mensajes propios. Con eso de que en Twitter podemos publicar, digamos, 4 contenidos por cada contenido publicado en Facebook, y lo difícil que es generar contenido propio original y de calidad, se acaban publicando RTs y contenidos ajenos – muchos de ellos vía herramientas de publicación automática o programada – por eso de no perder “cuota de conversación“. ¿Pero es eso realmente efectivo? Diría que normalmente no, porque la calidad de ese ejercicio de “curación de contenidos” suele ser ciertamente dudosa.

Al final yo diría que interactuamos con los contenidos reales, aquellos que tocan la fibra o con los que podemos empatizar. Dada la forma en la que – y es opinión personal, insisto de nuevo – estamos usando los canales sociales, me da la sensación de que Twitter se va a quedar relegado a canal de difusión y descubrimiento de contenidos y Facebook en canal de interacción.

Quizás es inevitable, dadas las barreras de uso de cada uno de los canales, la brevedad nativa de los mensajes de twitter (salvo los DMs a partir de ahora…) que hace que conversaciones entre más de 3 o 4 usuarios sean inmanejables, ya que apenas queda espacio para el texto, algo totalmente opuesto a las conversaciones multi-usuario de Facebook.

Personalmente cada vez hago más uso de las listas en Twitter, para intentar recuperar tanto el foco – mis listas son monotemáticas – como la sensación de intimidad y relevancia que cada vez echo más en falta y que antes, cuando éramos menos gente ahí dentro, si que tenía. Echo en falta esa época cuando prácticamente cada vez que entraba en twitter encontraba información interesante y mantenía conversaciones de forma constante con todo tipo de usuarios, con los que sentía un vinculo basado en esa interacción.

La situación actual no es la ideal. Se dice que un CEO interino no es la mejor figura para revitalizar un servicio, y además Dorsey ha declarado que está de acuerdo con la estrategia actual. En cualquier caso, a ver si las novedades que se han anunciado en estas últimas semanas, orientadas en parte a agrupar conversaciones entorno a eventos y personas, sirven para encender de nuevo esa mecha que, al menos yo, echo últimamente en falta en el que sigue siendo mi canal favorito. El canal del pájaro que nunca calla. Quizás si SnoopDog fuera el CEO… 😉

Paz!

L.

PS.- Acabará siendo cierto el rumor del “Twoogle? Vamos, acabará Google por comprar Twitter?

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Hola de nuevo.
    Soy de la misma opinión. Yo soy de Twitter, es más nunca he querido saber nada de Facebook, aunque suene raro e increíble.
    Ojalá se encienda de nuevo esa mecha.
    Felicidades por la nueva publicación y mucho éxito.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *