Facebook reactions. No Me Gusta :(

El pasado viernes Facebook introdujo – en modo pruebas, y por ahora sólo en Irlanda y España – la nueva barra de “emociones“, a la que ha llamado Facebook Reactions, y que es la materialización de lo que muchos malinterpretaron como el botón del “No Me Gusta”

Mediante una pulsación larga – en móvil – o colocando el ratón – en escritorio – encima del “Me Gusta“, Facebook ahora amplia esa función y la desdobla en 7 posibles “variaciones

FB-Reactions.png

El efecto, en una publicación real, es un caos de colorines y caritas que, francamente, poco aporta, aparte de ruido. Así “lucen” en pantalla.

Publicacion-FBreactions.png

Puedo entender que una sola opción – el Me Gusta – pueda quedarse corta para la gran variedad de publicaciones que ahora mismo se hacen en un medio masivo como Facebook. Puedo entender que ante hechos objetivamente “feos” – accidentes, desgracias, muertes, despidos, pérdidas… – nadie se siente cómodo indicando que “le gusta” y lo que muchos hacían/hacíamos era comentar la publicación. ¿Qué problema hay en eso? ¿De verdad es necesaria una gama de 7 posibles reacciones, y además en formato emoji? ¿Qué diferencia hay entre la primera y la segunda cara? ¿Una es una carcajada y la otra un gordo sonriente? No lo veo, la verdad. Creo que es un buen ejemplo de la paradoja de la elección, donde un exceso de opciones complican la elección, y se acaba por no elegir ninguna.

Además, doy por hecho que las reacciones, una vez implementadas al 100% en las páginas, influirán en los algoritmos de difusión. ¿Puntuará igual la lágrima que la boca abierta? ¿Y la cara enojada? ¿Nos hará ganar visibilidad precisamente ante los usuarios a los que no les gustan las publicaciones? Pues vaya negocio! ¿O muchas caras enfadadas limitarán el alcance general, incluso para los que si que les gusta? Pues peor me lo pones! Porque eso tiene toda la pinta de ser un paraíso de trolls, en el que, de forma sistemática, van a marcar con cara de “pues ahora me enfado y no respiro” todo lo que publique la marca X. Una opción mucho más “limpia” y rápida para el troll que las que tenía hasta ahora. Porque hasta ahora, lo opción que tenía era trollear en los comentarios. Entrar, escribir (para ellos, hescrivir…) una “opinión” en forma de comentario, y hacerlo público. Como marca, si merecía la pena, podías replicar y entablar una conversación. Otros usuarios también podían replicarle, apoyarle o incluso afearle la conducta. O todos podíamos ignorarle porque estaba claro que era un troll. Incluso podíamos ocultar el comentario o directamente bloquear al usuario si este cruzaba la raya. El resultado era que en muchos casos, con no hacerle caso, acababan por olvidarte, y FB se encargaba de no mostrarle las publicaciones. ¿Y ahora? ¿Qué hacemos con los que se dediquen a sembrar caritas enojadas por el mundo? ¿cómo interaccionamos con ellos? ¿y con los que todo les provoque lagrimita? ¿les mandamos un cargamento de kleenex? ¿y con los que abran la boca ante las publicaciones? No se, realmente no le veo ni el sentido ni la necesidad. Facebook no es reddit. Ni falta que hace. Si algo no te gusta, no lo leas. Unfollowea, que hay que hacerlo más. Deja de leerlo. Que Internet no está escrito para ti. Tú no eres el destinatario de todo lo que se escribe. Get a life!

En conclusión, que no me gusta. Vamos, que carita enfadada. O lágrima. O como coño se diga ahora. Fuck.

Paz!

L.

PS.- Ah, y si, lo que digo en la publicación de Facebook que “casualmente” he usado como ejemplo es cierto. Este blog ha sido elegido como el 2º mejor blog de Marketing de España por el JURADO de los premios BlogosferaMKT.
Carita sonriente, corazón, corazón, carita sonriente. Vamos, que Me Gusta.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *