10 años en la trinchera

Soy muy malo con las fechas, pero ayer Facebook Memories me puso delante una publicación de hace 7 años en la que celebraba el tercer aniversario de la creación de mi empresa, y de repente me di cuenta de que si eso fue hace 7 años… ayer – 27 de Septiembre de 2016 – fue EL DECIMO ANIVERSARIO de CeConBe Marketing Services.

10 años ya. No digo que me sorprenda, porque cuando decidí arrancar una aventura como esta de crear mi propia empresa lo hice con intención de permanencia, pero la verdad es que uno no proyecta a 10 años vista cuando lo hace, y cuando de repente se da cuenta de que ha llegado… pues impone.

Impone por lo que supone el haber sido capaz de superar barreras, de generar una marca, de captar clientes, de dar servicio, en definitiva, de construir una empresa que factura y que genera riqueza mes a mes. Y todo eso a pesar de las regulaciones, los impuestos, el intrusismo y todos los obstáculos que se quiera añadir a la lista. Pero al final todos ellos dan igual. Lo único importante es tener claro a qué te dedicas (en mi caso a “(Re)conectar a las marcas con sus usuarios“, haciendo lo que haya que hacer y utilizando los canales y medios que haya que utilizar para conseguirlo), qué aportas (en mi caso experiencia en el campo del Marketing y la comunicación, visión de negocio, seriedad y resultados) y a quién se lo quieres ofrecer (en mi caso marcas y empresas con equipos propios que tienen dificultades para navegar por el panorama de la comunicación digital) para tener claro un rumbo y una velocidad de crucero, y de esa forma poder trazar una trayectoria que te lleve en la dirección adecuada.

En estos 10 años he tenido la suerte de trabajar con muy buenos clientes. De los que te escuchan, valoran tu aportación, y aplican lo planteado. De los que se dejan aconsejar y se atreven a probar cosas. Y eso es muy de agradecer. También hay que trabajárselo, es verdad – los clientes también se eligen – pero puedo afirmar que eso lo he hecho bien. No ha habido ni un sólo proyecto, y ha habido muchos en estos 10 años, en el que no haya estado a gusto, en el que no haya disfrutado creando, definiendo, proponiendo y acompañando en la ejecución. Y eso es muy importante. Y mira que ha habido en estos años clientes de todo tipo!! Desde empresas de construcción (Maquiobras), de vending (eboca), de cursos de idiomas en el extranjero (Newlink) o bancos (la extinta Cajalón, hoy Bantierra) de los primeros años de la empresa, hasta ayudar en los últimos años a crear el servicio de atención al cliente en redes de una gran eléctrica (Iberdrola Clientes), coordinar la comunicación en redes del gran grupo de la nieve de Aragón (Grupo Aramón) o ayudar a definir un nuevo enfoque en la comunicación al público del mejor cordero a nivel nacional, seña de identidad de mi tierra (Ternasco de Aragón). Todo esto salpicado de proyectos más pequeños pero igual o más interesantes que los grandes, como el de ayudar a definir la mejor herramienta de control de negocio para autónomos y freelance (Cuéntica), el de dar visibilidad a un establecimiento rural en Uncastillo (Posada La Pastora), captar clientes para un salón de peluquería/barbería (VOGA estilistas), o ayudar a crear expectación previa al lanzamiento de la tienda online de una pastelería/panadería/repostería SIN Lactosa y SIN Gluten (La Mar de Cookies), así como mentorizar unos cuantos proyectos a través del programa de aceleración de La Terminal.

Además, he tenido la suerte también de encontrar en mi ciudad un pool de colaboradores de primerísimo nivel, con los que formar equipo en diferentes proyectos que excedían a mi área de competencia. Sin ellos (me acuerdo ahora de Mariano Bazco, Pedro EturaDaniel TorresBurriel, Ricardo Tayar, José Luis Lizano, Guillermo Latorre, Cristobal López…) yo no estaría donde hoy estoy, básicamente porque yo sólo no podría haber afrontado ciertos proyectos que me han traído hasta aquí.

El balance es ciertamente positivo. Con sus baches y sus momentos difíciles (2009, 2010…), pero también con muchos aprendizajes. Es cierto que hay ocasiones en los que la balanza se inclina más hacia el lado negativo (impuestos, fechas de entrega, decisiones que no puedes compartir con nadie, dudas…), pero no queda otra que apretar los dientes y avanzar. Es el único camino. O al menos el único que yo conozco, que yo he probado y que a mi me ha funcionado.

No digo que este camino sea el ideal, porque no creo que todo el mundo esté preparado para esto. Hay que ser capaz de vivir en la incertidumbre de construir tu propio camino haciendo. Y tan respetable ha de ser el emprender como el trabajar por cuenta ajena. De hecho, prácticamente todos los emprendimientos acabamos necesitando tarde o temprano trabajadores por cuenta ajena, así que, máximo respeto. Es simplemente el camino que yo escogí, en un momento dado, y del que creo que, echando la vista atrás, y con la perspectiva que dan estos 10 años, puedo sentirme orgulloso.

Este blog nació en paralelo al proyecto de empresa, como una forma de construir esa famosa marca personal, de posicionarme, pero también como un lugar donde volcar todos mis “pensamientos vagabundos” alrededor de este fascinante mundo del Marketing y la Comunicación. Y creo que ha sido también un pilar importante en el que me he apoyado estos años. Me sirve como escaparate, como CV “en tiempo real” donde DEMOSTRAR conocimientos, y también como válvula de escape mental y lugar de encuentro con muchos de vosotros. Porque sin vosotros, los que leeis mis [POST]s, este blog tampoco tendría sentido. Así que, a vosotros, también miles de gracias. 10 miles de gracias, concretamente.

Y no me enrollo más, que me vengo arriba (ya voy por 855 palabras) y tengo una empresa que gestionar. Gracias por todo. A por 10 años más. #HagamosCosas

Paz!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Felicidades.
    Siempre hay que encontrar excusas para celebrar lo que sea, pero en esta ocasión la oportunidad la pintan…
    Sorry por el chiste fácil, yo sí que me he venido arriba.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *