Tus objetivos. Sus objetivos.

El arranque de año es el momento clásico en el que todos nos ponemos profundos, hacemos un ejercicio (falso) de mirar al futuro y marcamos objetivos. Casi como una carta a los Reyes Magos:

Crecer un 6%. Captar 5 clientes nuevos. Aumentar el ticket medio un 8%. Hacer que la división XYZ suponga un 15% de la facturación total.

¿Cuántos de esos objetivos están pensados desde el punto de vista del cliente? ¿Cuál de ellos supondrá una mejor experiencia para ellos en caso de cumplirlos?

Ya te lo digo yo, ninguno. Ojo, que no digo que no sea importante marcarnos objetivos de crecimiento o de “salud financiera” en nuestros proyectos, que lo es, pero también sería bueno incluir en esa lista alguno que mejore la vida de nuestros clientes, que al final son los que de verdad nos van a permitir cumplir los otros.

Reducir el tiempo de presentación de propuestas a 4 días. Acortar los plazos de entrega un 10%. Incluir un orden del día + previsión de duración en TODAS las convocatorias de reunión. Enviar un email quincenal a los clientes actuales (y pasados) con novedades relevantes del sector y enlaces de interés.

Al final, el foco lo ponemos donde está la recompensa. Si el bonus está ligado a crecer un 3% nuestro empeño será crecer, no cuidar. Si por contra el bonus está en deleitar, sorprender y superar expectativas, será en lo que nos centraremos, y como consecuencia, muy posiblemente creceremos, y además será de manera sostenible. ¿Ves la diferencia?

Pues hala, abre otra vez el cuaderno y dale una vuelta, que aún estás a tiempo.

¡Feliz Año Nuevo!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Efectivamente quienes somos emprendedores o una pequeña empresa o una marca establecida, debemos tener como objetivo siempre en la experiencia de marca que le brindamos a nuestros clientes; como dicen por ahí, es más barato invertir en un cliente cautivo, y más rentable, que salir a buscar nuevos clientes al mercado.

    Por lo tanto cuando le damos una experiencia de marca excepcional a nuestros clientes, ellos van a rentabilizar esa inversión con la publicidad (recomendación, boca a boca) que harán de nosotros con el resto.

    De esa manera cumplir con el objetivo de nuestros consumidores, que es vivir una experiencia innolvidable con nosotros, va a significar que podamos cumplir los nuestros a través de la rentabilidad que nos otorgan con sus preferencias, lo quebnos significa mayores ganancias debido a un aumento orgánico de las ventas.

    Bueno, sólo quería aportar con el post.

    Saludos.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *