No es más, es mejor.

El otro día pasó por mi timeline de twitter un hilo de Mikael Cho, uno de los fundadores de Unsplash, explicando los que él creía que eran los puntos clave a la hora de diseñar un producto capaz de crecer de la manera que lo han hecho ellos estos últimos años, y como me parece que aplica perfectamente no solo a productos digitales, sino a todo tipo de productos – incluyendo físicos, como bares, restaurantes o comercios – y servicios, los hago míos y los traigo aquí.

El primer punto que mencionaba Mikael me parece clave: Ponlo fácil. Demasiadas veces ofrecemos demasiadas opciones, demasiados botones, demasiadas condiciones. Si puedes, no pongas ninguna. Cero logins, cero formularios, cero papeleos, cero registros. Quieres comprar, aquí lo tienes.

La clave para lograrlo es su segundo punto, que es el título de este post: No te empeñes en ofrecer más opciones, empéñate en ofrecerlo mejor. No se trata de añadir opciones – que acaban por confundir, ¿conoces la paradoja de la elección? – sino de quitarlas hasta dejar solo el producto/experiencia/servicio perfecto. No quieras ser la pizzería con 60 pizzas en carta. Mejor ser el Bar Angel de Logroño, en plena Calle Laurel, vendiendo champiñones plancha – y nada más – desde 1960.

Tercer punto, no me cuentes lo que puedes hacer por mí, enséñamelo. Menos textos engolados y más (de)mostrar. O como decía la semana pasada en una de las cartas que envié a mi QueridaMarca, deja que tus clientes sean los protagonistas.

Cuarto, elige un tagline (un claim, un slogan, llámalo como quieras, que aquí no hacemos exámenes de branding ni de terminología) corto y autoexplicativo. Y escrito en el lenguaje que hablan tus usuarios, añado yo. Aplica el mismo criterio, para tu nombre; corto, sencillo de recordar y de pronunciar.

En quinto lugar, haz que tu diseño (de producto, de servicio, de experiencia, de establecimiento, de packaging, de web, de lo que sea!) destaque tus fortalezas. No intentes mimetizarte, destaca!

Sexto, crea una razón/excusa para que tus usuarios/clientes vuelvan regularmente. Y esto aplica a todo. ¿Por qué si no vienes aquí sobre todo los lunes por la mañana? Porque sabes que habré publicado un post nuevo. La consistencia es clave, y la novedad su prima hermana.

Unido a lo anterior (séptimo) -, crea escasez. Si tus clientes saben que lo que tú tienes siempre va a estar ahí, no priorizarán en su agenda el pasar a verte, y al final se olvidarán de ti. El tiempo es el nuevo dinero. Ese es el motor, por ejemplo de las stories. O las ves en 24h o desaparecen. Y nos tienen a todos enganchados. A mí también.

Octavo, asegúrate de que la experiencia que viven tus usuarios/clientes es la que tú has diseñado. Sé inflexible en eso. Si en tu cabeza es de una forma, en el MundoReal ha de ser exactamente así. Por eso el dropshipping, o el delivery hecho por terceros quizás no es tan buena idea como pensabas.

Si es posible – noveno – sé tu propio proveedor, sé autosuficiente en aquello que te hace especial. Eso te asegura que puedes seguir cumpliendo tu promesa aunque cambien las circunstancias.

Y por último – décimo – focalízate en lo que te hace diferente, y externaliza el resto.

Como decía el fundador de mixpanel en las respuestas a este hilo, crear grandes productos no consiste en añadir, añadir y añadir prestaciones. Normalmente consiste encontrar un pequeño gran problema y trabajar mucho para refinar, refinar, y refinar la manera en la que lo resolvemos.

Lo que pasa es que, como ya decía en 2013, igual nos falta darnos cuenta de que, cuando algo suena mal, normalmente no le falta volumen (cantidad), lo que le falta es calidad.

Paz!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.