A la primera, invita la casa

Hace unos meses decía Naval en Twitter: “Startups shouldn’t worry about how to put out fires, they should worry about how to start them.

Pues bien, ese consejo no es solo para startups, es válido para cualquier tipo de empresa, cualquier tipo de marca. Y algunas se están aplicando bien a ello.

El otra día fui con mi ahijado a comprarle el álbum de la liga. Le hacía ilusión, después de estar un año en los USA, retomar esa afición que todos hemos tenido de niños de coleccionar cromos, cambiarlos (COVID mediante) en el recreo con los amigos y vivir esa incertidumbre de no saber si vas a encontrar ese cromo que se te resiste. Y para eso estamos los padrinos, para decir que sí a los caprichos de los ahijados. Al menos a los baratos.

Obviamente, yo hacía años que no compraba un álbum de cromos, así que para evitar errores fuimos juntos. Primer aprendizaje; ya no los venden solo los quioscos. Nosotros lo compramos en una tienda de chuches. Lo vio él nada más entrar, junto a las revistas y yo lo cogí. Un cartón tipo coleccionable con el álbum, una revista de regalo (Jugón, también de Panini…) y 8 sobres de cromos. Todo el lote 5€. Y como 48 cromos nos parecieron pocos, lo complementamos con otro pack de 20 sobres más, para que se hiciera con un buen taco de “repes” para poder negociar.

La sorpresa fue que al abrir el cartón para sacar el álbum… había un 2º álbum “para que se lo regales a tu mejor amigo“. Y como remate, ese álbum incluía 8 cromos, para que el amigo empezara ya a rellenar el álbum y a sentir la emoción de completar los huecos.

La muy probada táctica de los camellos. A la primera invita la casa. O la de los camareros y las rondas de chupitos. Así luego se animan a pedir más todos.

Porque ¿qué va a hacer un niño de 7, 8, 9 o 10 años al que su amigo le regala un álbum de la liga? Ir corriendo a casa a decir el clásico “papá, papá, papá, papá cómprame cromos de la liga! porfa, porfa, porfa, porfa“. Y si papá o mamá no responden… si irán a su tío molón o a su tía molona, los que le dicen que sí a todos sus caprichos (baratos) y conseguirá sus cromos.

Pero espera, que las sorpresas no se acabaron ahí. Además, los sobres de cromos que le regalamos… incluían dentro cromos extra con códigos para canjear sobres virtuales, y así poder hacer también la colección online. Son unos genios estos de Panini!

Son como todos estos pesados de los infoproductos que nos inundan las redes con sus formaciones “gratuitas“… pero facturando. Estos seguro que no acaban en el ranking de vendehumos.

Me pareció un ejemplo brutal de cómo hacer crecer la base de usuarios, de cómo reclutar embajadores, de cómo convertir a los usuarios en prescriptores. Una acción – que cuesta dinero, obviamente – con la que todos ganan.

Porque lo importante, lo más difícil, como decía Naval en su tweet, no es acallar las críticas, lo difícil es que los usuarios sepan que existes, que hablen de ti, que les importes hasta el punto de que te compren y una vez hecho, que lo compartan con su red. Eso es lo verdaderamente difícil. Cuando consigues eso, el resto viene rodado y seguro que los problemas que surjan los vas a poder resolver, pero el reto real es sacar la cabeza y destacar, hacernos visibles a los ojos de aquellos a quienes queremos conquistar. Por eso es buena idea sonreír, es buena idea ayudar, dar a probar e incluso regalar. Hacer que cada contacto con un cliente – o potencial – sea memorable, hasta el punto de que lo quiera compartir. Ese es el reto.

Nada fácil, por cierto.

Paz!

L.

PD.- Según lo estaba escribiendo me daba cuenta de que, en cierto modo, tanto este blog como QueridaMarca son ese álbum gratis, ese cromo (virtual) que te llega a tu correo o te encuentras en las redes, y que te sirve para empezar la colección y conocerme un poco mejor. Y que cuando lo que lees te sirve, te ayuda o te hace pensar…. lo puedes compartir! Y quizás a quien se lo envías, si también le sirve, le pica el gusanillo… y se acaba suscribiendo también para no perderse el resto de “cromos”.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. ¡Coño pelón! Brutal, como siempre. Contenido del bueno y para regalar. Paso a reenviarlo a mis compas coleccionistas de cromos. Seguro alguno se te pega. Saludos desde Caracas.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *