2021, el año híbrido.

Tengo la sensación, la intuición, de que el año que llega en un par de días va a ser el año de las pruebas. El año de los eventos híbridos, mezclando el online con el físico, el año del puesto de trabajo híbrido, mezclando oficina con teletrabajo, el año de los medios de comunicación híbridos, mezclando su presencia en redes con su versión en papel, retroalimentándose ambos mundos de manera constante.

En definitiva, intentos de adaptarse a esta (rara) nueva normalidad en la que todos seguimos probando a encontrarnos, buscando ese equilibrio entre lo nuevo y la normalidad, entre la seguridad contra el bicho y el intento de volver a una forma de vida anterior que nadie sabe si llegará a volver algún día.

Solo quienes consigan transitar por esa frontera con comodidad serán quienes se lleven el gato al agua, aportando esa tranquilidad al usuario junto con esa cotidianidad añorada. Porque estamos en un punto en el que añoramos juntarnos, sentirnos, tocarnos, compartir, más allá de las pantallas, los zooms y las redes, pero sin ponernos en riesgo. Todo esto supone un reto tremendo en la experiencia de compra, la experiencia de consumo, la experiencia de uso, que afecta a la práctica totalidad de sectores. Lo estamos viendo en hostelería, en eventos, en oficinas, en comercio y hasta en el deporte. Queremos juntarnos, pero pocos. Queremos seguridad, pero no restricciones. Queremos servicio, pero también experiencias. Queremos digital, pero también físico. Lo queremos todo.

La vacuna va a cambiar el panorama, pero no del todo. Creo que hay cosas que están aquí para quedarse. Lo digital ha dado pasos de gigante y quiero creer que no va a retroceder, que quien lo ha probado en este tiempo, lo va a mantener. Ahora el reto es combinarlo con el resto de canales y ofrecer una experiencia coherente, enriquecida y segura. Y participativa, porque lo que sí que tengo claro es que a 2021 llegamos con ganas de hacer, de participar y de sentirnos escuchados como consumidores, con capacidad de colaborar a dar forma a lo que viene, de hacerlo nuestro. Y a eso sí que se van a tener que adaptar marcas y proveedores. A la velocidad del rayo. Que empiece el sprint!

Feliz 2021 si no nos leemos antes.

Paz!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo que el que saldrá ganador será el que mejor sepa integrar lo físico y lo digital sin que su consumidor lo perciba. Creo también que los
    porcentajes actuales de telebrabajo etc., se van a contraer, cosa que es normal, pero aún así serán muy superiores al periodo pre covid. Saludos gracias y feliz 2021

  2. Siempre es un placer leerte Lucas, creo que tus predicciones y aseveraciones sobre este año son muy acertadas.
    -Gustavo Woltmann.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.