Músculo y discurso

En la última edición del «Ven de paseo» de Icaro (súper recomendable ese paseo semanal!) deslizaba esa dupla como hace él, como el que no quiere la cosa, pero plantando una bomba de retardo que acaba explotando en la cabeza de quienes leemos con cariño además de con los ojos.

Hablaba, cómo no, de un nuevo cado gastronómico que abría en Madrid, y decía de él que tenía «músculo y discurso«. Músculo, y discurso. Fuerza, punch, empuje, producto, y un hilo narrativo, una historia que contar, un puente que te lleva a un lugar. Como el cardio y las pesas, la fuerza y la resistencia, la potencia y el control. Ese par de fuerzas que han de estar compensadas si queremos llegar a destino con la cabeza alta e intacta.

Ojalá más marcas musculosas y discursivas.

Marcas que aporten algo, que destaquen, que estén bien formadas, que resistan el embite de la pegada de la competencia o del propio mercado, y que además se envuelvan en una historia relevante, propia, con mensajes bien enlazados y una estructura capaz de llevarnos en volandas a ese lugar en el que la propia marca ha nacido, se está desarrollando y aspira a vivir.

Ese territorio, el del músculo y el discurso, no es exclusivo de marcas de bolsillos profundos, para nada. Ese territorio se conquista con neuronas activas y sensibilidad. Sensibilidad para escuchar (a tu audiencia) y construir (un mensaje alineado) con lo escuchado. Sensibilidad para ser coherente en todos los puntos de contacto, y fuerza para mantener el timón. Para, sin perder de vista lo que ocurre a nuestro alrededor, sostener la caña y cerrar los oídos, ignorar los cantos de sirena, y trazar rumbo propio, dejando una estela bonita a popa.

El jodido Ícaro ha resumido en esas dos palabras lo que yo llevo intentando contarle a mi Querida Marca 127 emails, y los 629 posts de este blog. Qué capacidad de síntesis!

Voy a hacerme un café, de especialidad, obviamente, a ver si eso es lo que me falla. Solo espero que su salsa (neuronal) secreta no sea lo de correr 4.000kms al año, porque esa parte no se la puedo copiar…

Paz!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.