Oda al chup-chup

Nos empeñamos en hacer las cosas rápido y fácil, y eso no es siempre el mejor camino hacia un buen resultado. La comunicación con clientes es como tener invitados a cenar en casa. No deberíamos servirles Fast Food, sino comida rica, preparada con tiempo, a fuego lento, y tras pensar bien el menú, adecuado a quien nos visita. Igual debemos hacer con nuestros puntos de contacto. Preocuparnos de tener una mesa bien puesta, bonita, con todos los cubiertos al alcance de la mano, y un menú rico, vistoso y equilibrado. Sólo así podremos disfrutar de una agradable tertulia…

La venta suave

Olvídate de los tiempos de la venta por inundación. Por bombardeo. Eso ya no funciona, porque tú has dejado de tener el control de los canales, y hay tantos que si tu contenido – tu comunicación – me aburre, simplemente me voy, y te dejo a tí, a tu inversión, y me voy donde si que estoy a gusto. Así que toca cambiar de fórmula, cambiar de estrategia, y trabajar de otra forma, vendiendo con vaselina nuestros productos y servicios…

Te crees prota, pero sólo eres atrezzo…

Que algo – tu marca – sea importante para ti, no quiere decir que también lo sea para mi. Al menos no todo el tiempo. Y eso es algo que en demasiadas ocasiones cuesta hacer entender a las marcas, que ven todo bajo su prisma, en el que el único foco, el único prisma por el que filtran la realidad es SU marca. Algo que para ellos es protagonista en sus vidas – de hecho es quien les da de comer !! – pero que para sus consumidores es, en muchas ocasiones, mero atrezzo….