Un millón

Ayer compartía Carl Caesar en sus stories de Instagram varias páginas del libro ¡Qué desastre!, de Erik Kessels y en una de ellas subrayaba una frase: “un millón de personas pueden estar equivocadas“. Es un concepto simple, pero parece que a veces se nos olvida. La aceptación social (aka tener muchos likes) no implica necesariamente la calidad de lo aceptado/gusteado. Simplemente indica […]

El ego, en twitter, me lo dejen fuera, por favor…

Las métricas de ego, como el número de followers, y las reacciones de ego, como el “por qué no me sigues?” ya cansan un poco… La herramienta – y con ella los usuarios – deberíamos seguir evolucionando un poco, y pasar al siguiente nivel. A entender mejor su ideosincrasia, su funcionamiento y sus grandezas, y centrarnos en otras cosas. O al menos eso creo yo…