No dejes de leer las señales

Tener un plan es necesario. Una hoja de ruta ayuda. Contar con un “GPS” es fantástico. Pero no debemos dejar que la tecnología nos ciegue, pues corremos el peligro de actuar “en automático”, sin saber dónde estamos. Y eso es un problema si algo sale mal. Por eso es fundamental, no dejar de leer las señales…