Recuperemos la autenticidad

La gente no se moja por miedo a molestar a alguien. Cuanto más audiencia tienes, más soso te vuelves. Seamos valientes y dibujemos nuestra propia ruta. Tengamos personalidad. Posicionémonos. Pero no en las páginas de resultados de Google, sino en la mente de nuestros consumidores.