Tú quieres que nos casemos. Yo sólo quiero rollo…

En ocasiones los intereses del comprador – acabar cuanto antes el proceso de compra – y del vendedor – recoger el mayor número de datos de quien esta comprando – son divergentes, y puede ocurrir que seamos nosotros mismos quienes “forcemos” la huida del comprador, asustado por unos procesos que ni nos planteamos implementar en el MundoReal