El público es soberano

Pues al final van a tener más razón los concursantes de los realities que inundan la tele actual que los guruses del marketing.

Tanto tiempo repitiendo eso de que “el contenido es el rey” y resulta que es una gran patraña. El contenido no es el rey. Quien de verdad manda es el público que lo consume. “El público es soberano“, repiten una y otra vez los que están nominados, y llevan toda la razón. Por eso insisto siempre tanto en eso de que tenemos que “pensar como clientes, y no como vendedores“.

Básicamente porque, por mucho que nos interese a nosotros lanzar un mensaje, si este no resuena con la audiencia, ese mensaje pasará desapercibido. Da igual las horas que le hayas metido, el cariño que le hayas puesto o la importancia que para ti tenga. Si no está pensado para quien lo tiene que consumir, es tiempo desperdiciado.

Así que, cuando te plantees generar contenido, redactar los textos de tu página web, o los de un catálogo para una feria – que esto no va de online u offline – lo primero que tienes que pensar es si conoces a esos a los que quieres atraer. ¿Sabes qué les interesa? ¿Sabes qué les preocupa? ¿Sabes qué “les duele“? Habla de eso. Desde su punto de vista, no del tuyo. Habla del beneficio que ELLOS obtienen si usan tu producto o servicio, no del tuyo ni de lo guapo que tú eres, que eso son cosas que solo le importan a tu madre. Que es muy bueno que esté muy orgullosa de ti, pero es algo que por si solo no te va a salvar el año.

No es esto una loa a la telebasura, no me malinterpretes. Es un aviso a navegantes lanzado a los miles de autores de textos masturbatorios, presuntuosos y vacíos que inundan las interwebs. Lo de aportar valor es más importante que nunca para destacar entre tanto ruido, pero nunca olvides que no puedes ser juez y parte. Quien crea el contenido jamás podrá juzgar si aporta o no aporta valor. Eso lo decide quien lo consume.

Paz!

L.

PD.- Hablando de jueces y parte, la semana pasada se hicieron públicos los ganadores de los Premios de la blogosfera 2019. Y el jurado, encabezado por una de las voces más respetadas del mundo de la publicidad y el marketing, Agustin Medina, ha tenido a bien otorgar la plata a este blog, lo que lo convierte en el 2º mejor blog de marketing de España, solo por detrás del MARAVILLOSO blog de Iván Díez, Branzai, un blog de obligada lectura para todo interesado en el maravilloso mundo del branding.

Ya en 2015 obtuve la plata, fui oro en 2017, y me hace especial ilusión volver a obtener la 2ª posición en 2019, tras haber sido jurado el año pasado y vivir desde dentro el proceso de valorar a todos los seleccionados (en torno a 60 finalistas, sobre aproximadamente 400 blogs monitorizados mes a mes).

Desde aquí mi agradecimiento al jurado, a la organización de los premios, y sobre todo a los que dedicáis un ratito de vuestro tiempo a leer, comentar y compartir estos pensamientos vagabundos que suelto cada lunes a las 09h.

Gracias!

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Bueno, en realidad este es el dilema del “huevo y la gallina” ¿es el contenido el que atrae al cliente/público o es el cliente/público sobre el que decides qué contenido publicas? Reconozco que me cuesta decidirme, así que no me “como mucho la cabeza”.
    En cualquier caso eso “del contenido de valor” también se interpreta como si fuera “contenido bueno o muy bueno” Y ¿quién decide qué es contenido bueno? pues de nuevo es el contenido considerado bueno por tu público. No hay una fórmula matemática e imparcial que decida lo que es bueno de lo no bueno. Quizás el algoritmo de Google toma sus decisiones la respecto pero me parece que el criterio de bueno, de nuevo, se parece más a la diferencia entre valor y precio que a lo que decide el algoritmo o tu subjetividad qué es bueno o no lo es.

    Muy buen post, por cierto. 😉

    1. Sí, realmente es el dilema del huevo y la gallina, lo que pasa es que hay por ahí demasiadas gallinas intentando poner huevos y que al final no son capaces de poner nada más que cáscaras vacías (y que encima se quedan maravilladas admirando su obra…)

      Gracias por comentar!

  2. Wow! que extraordinario lo que dices, yo también pensaba que el contenido es rey, pero el mercado es el que manda y toda empresa de exito sabe eso. Muchas gracias tu blog esta genial!

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *