Comunidades pasivas

No sé si es solo una sensación mía, basada en mi propio comportamiento y en comentarios recibidos de mi entorno cercano – tanto de personas como de marcas -, pero creo que en digital somos, cada vez más, tragones pasivos. Y es un problema. Para todos los integrantes de la cadena.

Los números confirman que cada vez consumimos más contenidos. Las redes no dejan de crecer, las horas que dedicamos a navegar diariamente por ellas marean, la inversión en Ads sigue disparada, e incluso somos cada vez más propensos a pagar por el contenido. Pero lo engullimos, sin tiempo – aparentemente – para interactuar con él.

Vivimos absorbidos por el agujero negro digital, sin activar la parte “Social” de “Social Media”. Scrolls infinitos, pulgares siempre en movimiento, mirando sin ver, guardando para luego no leer, playeando videos y podcasts de fondo como compañía pero sin escuchar, así se nos pasan los días. Y los creadores a verlas venir. Cada vez menos likes, cada vez menos comentarios, cada vez menos alcance. Y la duda atacando: ¿será que ya no gusto? ¿será culpa mía? ¿me debería dar igual o tendría que preocuparme?

Y es que ese es el comentario que más escucho ultimamente. Porque, los que hacen un buen trabajo, ven que esas cifras bajan, pero en cambio las de ventas siguen ahí, las reservas a tope, las inscripciones funcionando. ¿Entonces? Es como si al digital solo estuviéramos yendo ahora a publicar, a consumir y a quejarnos, pero no a socializar. O hablamos de nuestro libro, o nos encerramos en un rincón a pasar pantallas compulsivamente, o nos ponemos a dar voces y a despotricar. ¿Dónde quedó la conversación? ¿dónde quedaron las relaciones, los comentarios y el agradecimiento a los creadores? Las redes convertidas en escaparates de nuestra mejor versión (inventada), en embudos con los que deglutir cantidades ingentes de inputs (que no necesitamos) y como canales de atención al cliente (enfadado).

En digital somos, cada vez más, tragones pasivos

Y eso que yo no me puedo quejar, porque sigo manteniendo viva esa llama. Los posts siguen generando mails de vuelta todas las semanas e incluso algún que otro comentario en el blog, me lo paso en grande con los comentarios y conversaciones que tengo en las stories de mi instagram, y en twitter creo que vivo en una burbuja de buen rollo y conversaciones que no sé si es mérito mío o pura casualidad, pero que agradezco enormemente. Pero me da rabia ver contenidos que me consta que tienen visualizaciones y que pasean avergonzados sin reacciones por los timelines del mundo.

¿Qué podemos hacer para evitarlo? Me temo que de la parte de los creadores, poco, al menos los creadores que hacen buenos contenidos, y no basurilla rellena huecos (estos merecen la extinción). En cambio, por el lado de quienes consumimos, no estaría de más que recuperáramos esa sana costumbre de recompensar el contenido que nos gusta con un corazoncito o un comentario. Sus autores lo agradecerán, el algoritmo tomará nota y en el futuro te lo volverá a mostrar, a ti y a más gente. Porque, ¿te has fijado que hace tiempo que no ves cosas de esa persona/marca que tanto te gustaba? Pues entra a su perfil y verás que no ha dejado de publicar. Pero como tú no reaccionas, el algoritmo ya ni te lo muestra, porque sigue probando a mandarte cositas nuevas a ver si acierta de una vez.

Ay, que al final sí que vas a tener algo de culpa…

Paz!

L.

Más de mi en
Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Soy Harlysta, esquiador y eMTBiker. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales, audiencias y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.

Comentarios

  1. Como me siento aludido, y admiro mucho tus contenidos, haré un (breve) comentario:
    Tienes toda la razón, y creo que los consumidores tenemos nuestra buena parte de culpa.
    Pero no es cierto que nos hayamos olvidado de la parte SOCIAL, sino que en las redes es así como se entiende: dando un simple «me gusta» .
    Muy pocos piensan en agradecer, y menos aún comentar, o conversar con el autor, que ya es de nota.
    Pero es que eso es un reflejo amplificado de lo que hay en la sociedad, del individualismo rampante, que en las redes se amplifica, además, por el todo gratis.
    Pedir más es pedir peras al olmo, a mí juicio, pero entiendo que en tu caso debes seguir insistiendo.
    Gracias por hacerlo y no dejes de publicar, aunque algunos no te lo agradezcamos en público.

    1. No era mi intención que ninguno de los que me leeis os sintáis aludidos! Respecto a lo que dices, sí y no. La parte «social» de lo digital no son solo los likes, creo que hay mucho más. Los likes son un indicador nada más, el primer paso quizás, y hasta ese estamos dejando de darlo.
      Personalmente me da pena que un medio que nos permite llegar al otro lado del mundo y nos abre las puertas a otras realidades, ideas y pensamientos como es internet, esté consiguiente el efecto contrario al que debería, y estemos cada vez más aislados e «individualizados». El todo gratis desde luego que no ayuda a esa puesta en valor y ese agradecimiento que comentamos, especialmente de parte de quienes nunca han creado y solo consumen sin saber todo lo que hay detrás.

      Gracias a ti por leerme y por comentar!

  2. Buenos dias Caballero.
    Sus correctos analisis producen buenos efectos e invitan en cada tramo de frases a la reflexion.
    Ademas de ser ilustrativos sus comentarios son educadores mentales.
    Gracias D. Lucas

  3. Cuanta razón en tus palabras!… Tengo el mismo sentimiento desde hace tiempo y actualmente estoy fijando mi atención en leer ahora aquello que me parece interesante porque guardarlo para más tarde es inútil…, tenemos que hacer un esfuerzo en seleccionar contenidos interesantes y poco a poco ir apagando el ruido que tanto molesta… y si, está en nuestras manos. Somos nosotros, los consumidores, los que tenemos que ser conscientes y aprender a diferenciar y seleccionar buenos contenidos si queremos seguir disfrutando de lo positivo de las redes sociales!
    Un saludo!

    1. Eso es. Lo comentaba hace un rato en Linkedin en otro comentario que han dejado a raiz de este post. Es IMPOSIBLE llegar a todo. Ni dedicando las 24h del día a consumir contenidos seríamos capaces de leer/ver/escuchar todo el contenido interesante a nuestra disposición. Necesitamos superar ese FOMO y seleccionar. Y el siguiente paso sería, en ese contenido que hemos seleccionado y que nos ha gustado, dejar también algo de nosotros. Bien una reacción, bien una opinión, algo que le haga saber a quien lo ha generado (su autor/es), bien a quien lo ha distribuido (la plataforma) que ese contenido ha cumplido una función. Porque si no, corremos el riesgo de que deje de existir, o de que lo dejemos de ver.

      Gracias por comentar!

  4. Me paso por aquí para decirte, touché!
    Recibimos publicaciones, podcast, newsletter…de valor que a gente como a ti les cuesta su tiempo y sus neuronas y muchas veces no somos capaces de contestar con un simple: gracias, me encantó!
    Habrá que ponerse a ello que encima el algoritmo te recompensa con más y mejor contenido

    1. Como digo en el post, no lo digo tanto por mí, que tengo bastante suerte de recibir feedback habitualmente, tanto por privado como en público (mira comentarios en este mismo post), sino por otros contenidos que sí que veo tienen visualizaciones/descargas/clicks, pero que no reciben ese cariño que comentas, aunque sea por el egoísmo de educar al algoritmo.

      En cualquier caso, muchas gracias por tu comentario! 😉

  5. Hola Lucas, llego a ti por Actitud Salmón de alex Ochoa de Aspuru que te cita en el libro y te deja en una altura que deja huella en quienes queremos dar un mejor servicio a otros.
    Tu verdad resuena con la mia, creo que superar el FOMO nos haría más libres, y tambien abandonar la cultura de lo gratis, del «como no me cuesta…» para mi un concepto que esta siempre detrás de todo lo que hago es que el tiempo es vida, que nos vamos a morir coño. que pasar muchas horas delante de cosas que no aportan nada sustancial es tirar el único recurso que tenemos que es el tiempo.
    Yo me quedo en particular con tu forma de ver el mundo, y desde ahi aportar valor a otros. Me quedo con la generosidad de contestar comentarios de otros, que no creo que sea tanto por estrategia sino porque sale de ti. Por eso y por ser simplemente tu gracias por expresarte como seas.

  6. Hola Carlos, la verdad es que no conozco el libro que comentas, y ahora me has creado la necesidad de buscarlo.

    Me hablas de superar el FOMO, y a la vez me lo creas 🙂

    Muchas gracias a ti, por pasarte por aquí y comentar.

¿Algo que decir? ¡No te cortes, únete a la conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.