¿Cuál es tu chispa?

You can’t start a fire without a spark cantaba Bruce Springsteen. Todo arde si le aplicas la chispa adecuada decía Bunbury. ¿Cuál es la chispa que va a hacer arder tu idea? Porque no es suficiente con que tú quieras que funcione. Ni siquiera con que tú necesites que funcione. O tienes algo… o te vas a agotar frotando dos palos para nada.

Ahora mismo hay tanto ruido, tantas marcas, tantos productos, tantos servicios, que estamos saturados, y acabamos por no cambiar de proveedor/marca… para no tener que buscar entre toda la oferta. Porque todos nos parecen iguales.

Cada vez es más difícil destacar. Cada vez es más difícil conseguir llamar la atención del usuario. Competimos por atención, eso es algo que TODOS deberíamos tener claro, pero una vez captada esa atención tenemos unos pocos segundos para retenerla en nosotros. Si un vez conseguimos gire la cabeza no ve algo especial… nos haremos transparentes. Seguirá su camino. Ni siquiera recordará habernos visto. Y si lo hace, será con cierto aire de desprecio.

Ah, si, esa marca que no recuerdo cómo se llamaba ni qué vendía. Bah, nada especial…

Decía Havas en su último estudio de Meaningful Brands que a los consumidores no nos importaría que desaparecieran el 74% de las marcas. EL-SE-TEN-TAI-CUA-TRO. WTF!!?? Tan mal lo estamos haciendo?? Está claro que sí. Cada vez hay menos dudas de que si queremos seguir existiendo necesitamos o bien competir en precio (nada aconsejable, siempre habrá alguien que lo pueda hacer más barato que tú) o bien construir un relato que nos permita destacar entre la multitud y ofrecer puntos de enganche con nuestro público potencial. Solo con ellos, da igual lo que nuestra historia les parezca a los que no lo son.

Y esto se trabaja poco. Igual que dedicamos – o deberíamos – tiempo a definir nuestra USP (Unique Selling Proposition), deberíamos trabajar nuestra ¿UES? (Unique Emotional Story). Que puede ser el “empezamos en un garaje”, el “mi heroína es mi abuela y cómo sacó adelante a la familia en el pueblo” o el “quiero ser libre y enseñar a la gente que eso es posible”, da igual el qué, pero ALGO. Algo con lo que otras personas se puedan identificar. Y luego dejarnos la piel contándolo.

Porque esa es otra. Lo que no contamos no existe. No basta con escribirlo y enterrarlo en una web. Hay que salir ahí fuera y contarlo. Hacer que nuestro producto respire esa historia, que la cuente por nosotros. Que otros la cuenten por nosotros. Porque la han vivido. Que se genere ese interés por saber más.

En definitiva, construir un relato, crear una historia, enganchar a nuestra audiencia. Tener CHISPA. ¿Cuál es la tuya?

Paz!

L.

 

PD.- Si no quieres perderte nunca un POST, suscríbete y recíbelos cómodamente en tu bandeja de entrada cada lunes a las 09h.

Click para acceder al formulario.

Lucas
Más de mi en

Lucas

Mi nombre es Lucas. Generación del 71. Harlysta y esquiador. Trabajando en el mundo del Marketing y la Comunicación desde 1994. Por cuenta propia desde 2006, ayudando a las marcas a (re)conectar con sus clientes. Y eso suele incluir repensar mensajes, beneficios, textos, estrategia de marca, canales y formas de contarlo. Con un gran peso de todo lo digital, como es natural en estos tiempos.
Lucas
Más de mi en

Latest posts by Lucas (see all)

2 thoughts on “¿Cuál es tu chispa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *